Ir al contenido principal

Zafra: cruce de caminos de árabes, cristianos y judíos

Extremadura

Extremadura es quizás la comunidad española más desconocida de nuestro territorio. Curiosamente posee las dos provincias con más extensión del país: Cáceres y Badajoz. Hasta aquí escapamos a principios de primavera para visitar parte de su extenso patrimonio.

Plaza Grande
Plaza Grande de Zafra
La primera ciudad elegida fue Zafra (Badajoz) que se alza con el título, nada despreciable, de ser una de las ciudades más bonitas de Extremadura. En 1965 fue declarada Patrimonio Histórico-Artístico, título bien merecido cuando contemplas el interior de su antiguo recinto amurallado. El Alcázar de Zafra fue construido en el siglo XV en estilo mudéjar como una fortificación señorial. De planta cuadrada y rodeado por varios torreones, la Torre del Homenaje es la más grande. En el siglo XVI, el arquitecto Juan de Herrera realiza varias modificaciones para convertir el edificio militar en uno más palaciego. En el interior del Alcázar se conservan artesonados mudéjares de gran importancia en la Capilla y en la Sala Dorada. Convertido en Palacio de los Duques de Feria, el Alcázar forma parte de los hoteles de Paradores.

Plaza Chica
Plaza Chica de Zafra
La parte antigua de Zafra está resguardada como un tesoro alrededor de sus dos plazas, conocidas con el nombre de la Plaza Grande y la Plaza Chica. Dos maravillosos lugares para recorrer sin prisa, desgranando poco a poco cada rincón y cada esquina. Ambas plazas destacan por sus soportales y casas encaladas y están unidas por el Arquillo del Pan donde encontrareis una peculiar columna con una referencia de medida y que todo el mundo conoce con el nombre de Vara de Zafra. Deambulando por el suelo de guijarros de la Plaza Chica, tendréis que elegir qué calle seguir, ya que alrededor se extiende un puñado de calles empedradas con tramos sinuosos que desembocan en las puertas de la antigua muralla. Seguid con paso zigzagueante su pavimento de piedra, las paredes encaladas, los balcones cuajados de flores y los tejados repletos de nidos de cigüeñas.

Puerta de Jerez
Cigüeña en la Puerta de Jerez de Zafra
En la lista de visitas imprescindibles os recomiendo incluir en el recorrido, además del Alcázar de los Duques de Feria, la Calle Sevilla y la Calle Jerez con su imponente Puerta de Jerez encalada y majestuosa. No perdáis de vista los campanarios y torres donde se instalan familias enteras de aves zancudas. Se hace difícil abandonar la parte antigua de Zafra, con el ruido de los picos de las cigüeñas revoloteando sobre nuestras cabezas y con ese sabor añejo a pueblo de cuando éramos niños y los aromas de comida casera guisada con esmero escapando de las cocinas.

Casa Palacio Conde de la Corte de la Berrona
La Casa Palacio Conde de la Corte de la Berrona del siglo XIX es ahora un hotel
En la Plaza del Pilar Redondo el aire a aldea desaparece, para dejar un espacio abierto a las antiguas viviendas de la burguesía que habitó a principios del siglo XIX. La época en que la industrialización creaba ricos ociosos con deseos de lucir grandes mansiones de estilo modernista y que se han conservado en Zafra como una muestra rara y atípica de la arquitectura de principios del siglo pasado. En la Calle Gobernador también se pueden admirar diferentes ejemplos de viviendas señoriales con detalles encantadores.

Antiguo Convento de la Cruz
Patio del Antiguo Convento de la Cruz
Sin abandonar la Plaza del Pilar Redondo encontramos el Ayuntamiento de Zafra ubicado en el Antiguo Convento de la Cruz. Construido en el siglo XVII para albergar una comunidad de monjas franciscanas es desde 1881 sede de la casa consistorial de Zafra. Destaca su bello patio porticado con columnas de mármol, la fuente que lo preside y el pavimento geométrico.

Casa del Ajimez
Casa del Ajimez
La situación privilegiada de Zafra la hizo lugar de encuentro de árabes, cristianos y judíos donde se mezclaron tradiciones y costumbres y donde se formaron antiguas leyendas. Leyendas que recorren estos pueblos interiores, ocultos en el silencio de sus piedras. En la Calle Boticas encontramos la Casa del Ajimez que conserva decoración mudéjar. Desde el siglo XVI, aquí se encontraba la botica, función que seguiría desempeñando hasta el siglo XVIII. Abandonamos Zafra, en nuestro particular recorrido en coche, siguiendo algunos tramos de la famosa Vía de la Plata, aquella que recorrían los antiguos romanos desde Mérida hasta Astorga.

Comentarios

polvorilla ha dicho que…
Pues si señor, tiene toda la razón, Extremadura la gran desconocida invito desde aquí a que visiteis mi Pueblo del cual me siento orgulloso.
Viva Zafra y los Extremeños.

Juan Carlos Rodriguez
Planeta Dunia ha dicho que…
No hay nada como amar a tu pueblo y sentirse orgulloso. Los mejores embajadores y blogueros de viaje son sin duda sus habitantes.
Andrés Gaspar ha dicho que…
Me alegra q la primera ciudad q han elegido de Extremadura haya sido Zafra. Sin duda q sí q aquí se dio la amalgama de moriscos, hebreos y cristianos.

Los viajes más populares

Qué ver en Ereván: la capital de Armenia

Iglesias Katoghike y Santa Ana La historia de Yerevan o Ereván se remonta al año 782 a. C. (unos años antes que la fundación de la ciudad de Roma fechada alrededor del 753 a. C.). Estamos en la capital de un país que se remonta a la época de los asirios y aunque las guerras con medos, Darío I , Alejandro Magno , Aníbal Barca , romanos y persas, han dejado poco lugares intactos, su visita no te va a dejar indiferente. Si no vas a recorrer todos los museos de la capital, un par de días son suficientes para ver los monumentos más importantes. Aunque ten en cuenta que la capital del país sirve de campamento base para visitar muchos lugares imprescindibles de Armenia . Nosotros de un circuito de 15 días por el país, pasamos 9 días durmiendo en Ereván. Lleva escrito en armenio y ruso los lugares más importantes que quieras visitar Lo primero que vas a notar es que el inglés te va a ser poco útil, espera al momento que tengas que encontrar tu autobús en la estación y te dar

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m) y Djebel Ayban (3.194 m), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Península A

5 restaurantes donde comer en Gante

Las croquetas de camarones o Garnaalkroketten es uno de los platos más típicos de Flandes Cualquiera que visite Gante por su cuenta necesita información sobre restaurantes y gastronomía flamenca. Estos son algunos de los restaurantes de Gante donde te atenderán bien y que según tus preferencias o presupuesto pueden ser una buena opción para la hora de comer y cenar. En 2022 seguían abiertos sólo dos: Le Botaniste y el Café du Théâtre. Endivias gratinadas, uno de los platos de la cocina gantesa Algunas de las especialidades de la cocina gantesa y flamenca son: Gentse Waterzooi (estofado gantés de pescado o de pollo con zanahorias, puerros, patatas y nata líquida), Paling in’t Groen (anguila en salsa verde de perifollo), Hespenrolletjes (endivias con jamón dulce gratinadas con bechamel y queso emmental), las  Croquettes aux crevettes grises o  Garnaalkroketten (Croquetas de camarones) o la magnífica carbonada (estofado de ternera cocinada con cerveza). La cerveza más famosa

Ruta de “La Retirada” y los Caminos del Exilio republicano hacia Francia

  “Il n´y a pas de patrie sans liberté republicaine” escribiría José Machado La Guerra Civil Española generó, desde 1936 hasta 1939, la huida de España de varias olas de exiliados hacia Francia; País de Libertad. La caída de Barcelona, el 26 de enero de 1939, provocó, entre el 27 de enero y el 13 de febrero, un éxodo civil y militar sin precedentes en nuestra historia . Los refugiados esperaban encontrar en Francia una tierra de asilo En tan solo 20 días, casi medio millón de personas huirán de España por los Pirineos , en uno de los inviernos más duros que se recuerdan. Es la mayor diáspora de la historia española, a esas primeras semanas del exilio, se le conocerá con el nombre de “La Retirada” . La Guerra Civil dejó medio millón de muertos y medio de exiliados Esta ruta de tres días recorre aquellos Caminos del Exilio que hicieron los republicanos españoles, e incluye las visitas al paso fronterizo del Coll dels Belitres, el Castillo Real de Collioure, el Memorial del Campo de