Ir al contenido principal

Stockholms Stadshus: el Ayuntamiento de Estocolmo


El Stadshuset o Ayuntamiento de Estocolmo está situado en la Isla de Kungsholmen. Sus ocho millones de ladrillos de color rojo anaranjado, quedan reflejados en las cristalinas aguas del Lago Mälaren, como si de un navío a punto de zarpar se tratara. Es uno de los edificios más interesantes y destacados que pueden visitarse en la capital sueca.

El edificio es uno de los principales ejemplos de estilo romántico nacional del país. No suele dejar indiferente a nadie ya sea por su estructura como por sus fantásticos detalles. Fue diseñado por el arquitecto sueco Ragnar Östberg (precursor del movimiento romántico nacional sueco) y se inauguró en la víspera de San Juan del año 1923. Mezcla detalles de gusto italiano de época medieval con pinceladas de sabor a Art Nouveau.

Preside el conjunto una gran torre de 106 metros de altura situada en una esquina del edificio. Dos estructuras en forma de ele se abren a ambos lados para encerrar en un cuadrilátero un coqueto patio interior descubierto. La torre en forma de delicado trapecio está coronada por una aguja dorada conocida con el nombre de Tre Kronor, se trata del escudo de armas nacional sueco: tres coronas. Una leyenda popular apunta que se trata de la representación de las coronas de los tres Reyes Magos. Mitos aparte, la torre y su aguja se han convertido en la silueta más conocida de la ciudad de Estocolmo y doy fe, que por méritos propios.

Detrás de la ecléctica fachada de ladrillo se encuentran algunas oficinas y locales de reunión, para políticos y funcionarios de aire serio y distinguido, pero también magníficas y suntuosas salas para fiestas importantes y eventos únicos. Quizás el más importante sea el que se celebra cada 10 de diciembre y que aloja la gran fiesta Nobelfesten; un banquete para los ganadores del Premio Nobel. Tiene lugar desde el año 1901 y los vestidos de gala de príncipes, princesas, galardonados y políticos, llenan el Salón Azul o Blå Hallen donde tiene lugar la cena. El evento es seguido por todos los suecos y retransmitido por varias cadenas a nivel mundial. Después de la cena los invitados bailan en el Salón Dorado o Gyllene Salen; un fastuoso salón decorado con 18 millones de teselas de mosaico revestidas en oro y que muestran la historia de Suecia.

Por último, recomendaros visitar los Jardines del Ayuntamiento, desde su balcón a orillas del Golfo de los Caballeros se obtienen magníficas vistas de la ciudad. No importa la época del año, pasear por los rincones secretos de este jardín te puede llevar a descubrir un colorido caballo, monstruos terribles que acechan al visitante o un imponente guerrero dorado que yace bajo un baldaquino, que no es otro que el fundador de Estocolmo: Birger Jarl.


Más información: Dirección: Hantverkargatan 1, 11221 Stockholm. Teléfono: +46(0)8-508 290 58. Entrada: 60-90 kr. Se realizan visitas guiadas diariamente en varios idiomas. Web: www.stockholm.se/stadshuset

Comentarios

Entradas populares de este blog

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…