Ir al contenido principal

Museo Egipcio de Turín

Museo Egipcio
Libro de los Muertos de Khâ

El Museo Egipcio de Turín acoge la segunda colección de arte egipcio más importante del mundo (tanto por su calidad como cantidad de piezas) después de la del Museo del Cairo. Desde 1824 la colección se encuentra instalada en el Palazzo dell’Accademia delle Scienze; un palacio barroco de 1679 que se habilitó cuando Carlos Félix de Cerdeña Duque de Saboya, Piamonte y Aosta le compró al cónsul general de Francia en Egipto, Bernardino Drovetti, una colección de 5.628 antigüedades. En la actualidad está formada por más de 40.000 piezas de las que se exhiben unas 3.300 en un espacio museístico renovado en 2015. Esta es una visita imprescindible si vas de viaje a Turín.

Museo Egipcio
Momia del Periodo Predinástico. Nagada II (3.600-3350 a.C.)
En sus 15 salas distribuidas en cuatro plantas del Museo Egizio es posible encontrar objetos que relatan más de 4.000 años de historia de Egipto, desde el Periodo Predinástico (3.900 – 3.300 a.C.) hasta la conquista árabe (642 d.C.). El plano que dan junto a la entrada permite evitar los lugares donde hay expuestos restos humanos para que los más sensibles puedan visitar el museo sin problemas.

Museo Egipcio
Dibujo de la Tabla Isiaca
En el subsuelo se encuentra explicada la historia del museo es un pequeño aperitivo de lo que vendrá a continuación. La colección del Museo que visitamos hoy fue iniciada por Carlo Emanuele I di Savoia entre 1626 y 1630, ampliada en 1824 con la colección de Drovetti hasta alcanzar en la década de los 30 del siglo XX unas 30.000 piezas. El resto son piezas llegadas de las diferentes excavaciones iniciadas en 1894 por el director del museo y arqueólogo Ernesto Schiaparelli.

Museo Egipcio
Papiro Real
La primera pieza en importancia es la Tabla Isiaca una pieza de cobre considerada tan importante como la Piedra de Rosetta, porque ayudó a descifrar e interpretar los jeroglíficos y donde, en este caso, figuran todos los dioses egipcios con sus atributos y símbolos. También es la primera pieza adquirida por Carlo Emanuele I di Savoia. Un larguísimo Libro de los Muertos lleva hasta el Papiro Real que Champollion bautizó con el nombre de Canon Royal y que muestra la lista completa de los faraones que gobernaron durante 3.000 años Egipto (desde la dinastía I hasta la XVIII) realizado por un escriba entre el 1292-1190 a.C.

Museo Egipcio
Pinturas murales de la Tumba de Iti y Neferu
La visita continúa en la 2ª planta donde se exhibe por orden cronológico las piezas del Periodo Predinástico (3.900 – 3.300 a.C.), del Imperio Medio (1.980-1.700 a.C.) y del Imperio Nuevo (1539-1076 a.C.) formadas por ornamentos, cerámica, estelas funerarias, la estatua de Itetis el sumo sacerdote de la Pirámide de Kefrén en Gizeh, así como mobiliario y figuras (shabtis, shauabtis, ushebtis y vasos canopos) que acompañaban al difunto en su camino al más allá. Destaca la colección de pinturas de la Tumba de Iti y Neferu que adornan las paredes de la sala 3.

Museo Egipcio
Sarcófago interno de Merit. XVIII Dinastía
En la primera planta se encuentran las piezas de las excavaciones llevadas a cabo en Deir el-Medina a principios del siglo XX y donde se encontró intacta en 1906 la Tumba de Khâ (arquitecto en la necrópolis de Tebas del faraón Amenhotep II) y de su esposa Merit del 1400 a.C. Esto supone una sala llena de objetos tan increíbles como una peluca, túnicas de lino, frascos de perfumes, máscaras funerarias y sarcófagos. Importantes papiros preceden a la capilla funeraria de Maya que ha conservado parte de sus pinturas murales.

Museo Egipcio
Galería de los sarcófagos
En la sala 8 se encuentra una espléndida Galería de los sarcófagos que no debes perderte por nada del mundo. En la sala 10 se muestran las piezas extraídas del Valle de las Reinas y a continuación objetos del Periodo Tardío (722-332 a.C.) como momias de animales y las momias de las 3 hermanas, objetos de época ptolemaica (332-30 a.C.) como bustos y estatuas y por último una sala con objetos de época romana (30 a.C.-395 d.C.).

Museo Egipcio
Esfinge en gres. Imperio Nuevo. Templo de Amón de Karnak (1292-1250 a.C.)
La guinda del pastel se encuentra en la planta baja, la última de las plantas que se visitan siguiendo el recorrido museístico. Aquí se encuentra, envuelto en penumbra la Galería de los Reyes donde se exponen las estatuas de mayor tamaño dispuestas como si fuera una entrada triunfal al reino de los dioses. Las esfinges y varias esculturas procedentes del Templo de Amón de Karnak como la estatua en granito de Amenhotep II (1425-1400 a.C.), la figura de Ramsés II en diorita negra (1279-1213 a.C.), la cabeza de Tutmosis I (1493-1483 a.C.) o la estatua de Seti II (1202-1198 a.C.) entre muchas otras. 

Museo Egipcio
Interior del Templo de Ellesiya
Por uno de los laterales se accede a la Sala Nubia donde se encuentra el Templo de Ellesiya levantado durante el reinado de Tutmosis III en el año 1430 a.C. y que Egipto regaló a Italia en 1967 por la ayuda prestada en la campaña de salvamento de Abu Simbel.

Museo Egipcio
Nada de lo que vemos en el museo egipcio de Turín hubiera sido posible sin estos hombres
Algunos de los detalles que me gustaron en mi visita al Museo Egipcio de Turín fueron las enormes fotografías realizadas por Francesco Ballerini en las excavaciones realizadas a principios del siglo XX y que adornan las paredes de las salas. Que los paneles informativos estén en italiano, inglés y árabe. Ambas iniciativas me dan la sensación de que son un gesto de reconocimiento a los verdaderos dueños de las piezas.

Museo Egipcio
Ushebtis
Más información: Dirección: Via Accademia delle Scienze 6. Horario: lunes de 9 a 14 h. De martes a domingo de 9 a 18:30 h. Entrada: 13 €. Gratuita con Torino + Piemonte Card. Transporte. Cómo llegar al Museo Egipcio de Turín: Autobuses número 4, 7, 11, 13, 15, 27, 51, 55, 56, 57, 58 y 72. Metro parada Porta Nuova. No se permite entrar con mochilas que excedan de las medidas 30 x 40 x 15 cm. El guardarropa cuesta 1 €. El museo dispone de Wifi gratuito. Duración de la visita: 4 1/2 h. Web: Museo Egizio.

Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje a Turín puede consultarse a través de #PDTurín


Comentarios

Entradas populares de este blog

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…