10 junio 2016

Un jueves de Sunrise Breance


El despertador suena a las 4 de la mañana, es abusivo hasta para mí que no me importa madrugar para ir de viaje. Debo llegar a las 7 de la mañana al Sunrise Breance Cloud Coworking que organiza Carlos Cruz Rastrojo y al que me han invitado por formar parte de la asociación de Barcelona Travel Bloggers.

Asisto con mi amiga Esther Encuentra que hace un esfuerzo considerable por asistir y tener la oportunidad de vernos y charlar de nuestras cosas. El anuncio promete; desayuno, sol, música en directo y coworking (trabajo colaborativo) bajo una bonita vista panorámica de Barcelona: ¡Hola, Sagrada familia!.


Carlos nos cuenta el concepto de Sunrise Breance, algo así como ver amanecer y cargarse de energía antes de empezar la jornada laboral. En Estados Unidos el concepto es un éxito, cientos de personas asisten a este tipo de reuniones sociales para conocerse y sentar unas bases de negocio, colaboración e incluso yo diría de lazos sentimentales y sociales que en ciertas sociedades como la americana son extremadamente difíciles de conseguir (al menos, eso vemos en las películas).



Somos las maduritas del grupo, algunos grupos de chicas y chicos treintañeros disfrutan con las gafas de sol puestas del zumo de naranja, galletas sin gluten y un chupito de café fresquito, no hay nada de alcohol ¡son las 7 de la mañana! Selfie arriba, tuit abajo, compartimos esta delirante experiencia a la que pocos estarían dispuestos a asistir (blogueros de viaje os eché de menos). Un cámara de vídeo y otro fotográfico dejan constancia de lo que está sucediendo, aunque nadie me ha dicho dónde se hará viral el Sunrise Breance.


A las 8 de la mañana empiezo a preguntarme qué hago aquí. A nosotros, ¡españolitos todos!, nos gusta madrugar más bien poco y en cambio nos gusta (o no podemos hacerlo de otro modo) irnos a dormir tarde. Es uno de los principales motivos por el que, el Sunrise Breance al que asisto, tenga más presencia de extranjeros y no de “ibéricos”. Sospecho que la promoción del evento no debe quedarse en un Sunrise (amanecer) y ya está. El público que asiste en Barcelona es diferente al americano, nosotros necesitamos otro tipo de motivación y la figura del organizador es extremadamente importante en la realización de que surja el éxito.

En este país donde las ideas se valoran más bien poco y donde todo el mundo copia del vecino sin que le tiemble el pulso, no voy a hacer públicas gratuitamente las ideas de mejora de un evento como Sunrise Breance, pero se me ocurren bastantes (momento porque yo lo valgo). No es que la idea sea mala es más bien que hay que pulirla y mejorarla. Espero que no se me etiquete de desconsiderada, nada más lejos de mi intención, entiendo que como Tester de Experiencias (catador-probador) si me has invitado es para saber mi sincera opinión, de poco sirve que todo el mundo te dé palmaditas en la espalda cuando lo que necesitas es un verdadero empujón.


Momento ONG (consejos gratuitos)
- ¿Qué tal si empezamos por definir qué se quiere conseguir con este tipo de reunión?
- Y si te mueves por redes sociales, ¿no deberíamos utilizar las herramientas de las que se disponen? Información al alcance del organizador en Facebook y álbumes de fotos para exaltar el ego de los asistentes. Hashtag en Twitter, tienes los “bocadillos” preparados y el photocall para subir fotografías a Instagram, pero no pueden quedarse sobre una silla.

Mis tarifas de Tester Experiences (¡qué nos gusta un anglicismo!): 15 €/h. Informe redactado: 60 €.

“Ningún animal ha resultado herido durante esta experiencia”. 

Las opiniones aquí registradas pertenecen a Planeta Dunia y no reflejan la opinión de la asociación de blogueros de viaje #bcnTB

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total