26 noviembre 2015

Comer en Belgrado: Lorenzo & Kakalamba


El restaurante Lorenzo & Kakalamba es un estallido de originalidad y locura, no es sólo un restaurante donde probar la gastronomía serbia, es una aventura divertida donde comer una sopa rodeada de retratos del renacimiento italiano o beber una cerveza local, bajo la atenta mirada de los personajes de Botero.


Aquí las salas se convierten en salones, puedes estar sentado en una mesa como si fuera la que tenía en el bosque, el conejo de Alicia en el País de las Maravillas o sentir que has sido invitado por un aristócrata en un palacio veneciano.


Mirando la decoración, casi olvidarás que has venido a comer. Maniquíes que son lámparas, ajos gigantes que cuelgan en la cocina, mesas transparentes llenas de manzanas. Putti (ángeles desnudos estilo Cupido) tocando flautines, lámparas de cristal de Murano, ponen el toque italiano y reivindica la procedencia de uno de los dueños. 


El otro 50% de la propiedad pertenece a la esposa serbia que muestra con orgullo sus raíces. Cortinas con los bellos motivos de las alfombras de Pirot o estanterías llenas de vasijas y cántaros decorados en rojo y negro. Esta cerámica de estilo bizantino se remonta al siglo VII y forma parte de las artesanías locales serbias más características que trasladan al comensal a la zona central de los Balcanes, en la región serbia artesanal de Pirot.


No importa la cantidad de rakia (licor serbio para beber antes, durante y después de las comidas) que hayas ingerido, cuando levantes la vista del plato, verás una jirafa, unos Pitufos, un antifaz, un collar de chorizos, el retrato de una dama con cabeza de oveja o unos asientos “de culo” (sillas Him o Her de Casamania dependiendo si te sientas en el cuerpo de un hombre o una mujer) todo ello forma parte de la decoración y mobiliario de este local que no olvidarás fácilmente.

Incluso el baño no tiene desperdicio, llévate la cámara, sí, ya sé que estamos en la mesa, pero hazlo. En el baño puedes encontrar un cinturón de castidad medieval para chicas y también para chicos ¡ya era hora!. Un yelmo que es un portarrollos o un váter ocupado por el mismísimo Santa Claus.



La carta de Lorenzo & Kakalamba
Lo olvidaba, esto era una recomendación gastronómica ¿verdad? Perdón, es que la emoción ha podido conmigo. Quedaría fatal si te digo que aquí comer es lo de menos, pero tranquilo, aunque realmente lo pienso, no te vas a llevar una decepción con los platos. La mezcla matrimonial en la decoración del restaurante se traslada a la carta, así que es posible encontrar desde platos italianos con toques serbios, platos serbios con toques italianos, como 100 % de uno o de otro. Algunos ejemplos:

  • Surtido de quesos de la región de Pirot.
  • Ensalada con Mozzarella
  • Ensalada Sopska (con tomate, pepino, cebolla, pimiento y queso tipo feta)
  • Sopa de carne con sémola con fideos y dumplings hechos a mano
  • Ravioli con jamón
  • Pizzas
  • Goulash
  • Carne de cerdo ahumada
  • Ossobuco con salsa kaymak (leche de búfala fermentada)
  • Ćevapi (carne picada de vaca) preparada con una receta tradicional de Pirot
  • Atún con puré de wasabi
  • Salmón ahumado
  • Tiramisú
  • Torta de Vasa (el pastel más legendario de Serbia)

Si te divierte la idea de comer en un local de lo más original creo que acertarás con el sitio: Пријатно!


Más información: Dirección: Cvijićeva 110, 11000 Belgrado. Teléfono: +381 113 295 351. Horario: diariamente de 12 a 00 h. Precios desde: ensaladas (650 dinares), sopas (350 RSD), platos de pasta (720 RSD), pizzas (640 RSD), platos de carne (820 RSD), menú infantil (390 RSD), postres (380 RSD), cervezas y refrescos (220 RSD). El cambio en septiembre 2015 era de 100 RSD igual a 0,84 €. Web: Lorenzo & Kakalamba.

Esta experiencia fue posible gracias al Fam trip a Serbia organizado por el responsable en España de Viajar a Serbia de la empresa Glob Metropoliten Tours. El hashtag #GlobSerbia2015 reúne la información y fotografías subidas en Redes Sociales durante mi viaje a Serbia por si queréis consultar qué más se puede ver en Belgrado o visitar en Serbia.

2 comentarios:

El Libro de los Viernes dijo...

Qué sitio más chulo!

No es que Belgrado me llame mucho la atención, la verdad, pero me voy a apuntar el sitio por si acaso...

Planeta Dunia dijo...

Belgrado no se cotiza como imprescindible ciudad europea es verdad, pero si quieres escapar de los destinos más populares, estoy segura que encontrarás buenos motivos para viajar a Serbia. Gracias por dejar tu comentario

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total