Ir al contenido principal

¿Qué comprar en la India?



Sin dudarlo a las mujeres os recomiendo que compréis ropa, pero no de cualquier tipo. Venid cargadas de Salwar Kameez y al menos un sari: el “traje” tradicional femenino de la India.

No son la misma prenda, hay sutiles diferencias que hacen que el Salwar Kameez sea mucho más práctico y más utilizado por las mujeres hindúes. También puede llevarse en Occidente si te gusta la ropa étnica, yo lo hago. El Salwar Kameez consiste en un pantalón más o menos ancho, que se estrecha en los tobillos y que suele estar decorado con bordados justo en esa parte. Se llevan bajo una camisa-túnica, cuyo largo exacto y el grado de ajuste dependen básicamente de la moda del momento y del fabricante. Lo normal es que llegue hasta las rodillas y gracias a sus aberturas laterales deja bastante movilidad y es muy práctico.

Suele confeccionarse con un suave hilo de algodón que resulta de lo más fresco en verano. Existen cientos de colores y estampados así que no es difícil de combinar con nuestra ropa veraniega más convencional. Es tan cómodo que es ideal también como “uniforme viajero” ya que ofrece la posibilidad de ir bien vestida, confortablemente fresca y sin llamar la atención en países que requieren algo más de “recato”. En la actualidad el Salwar Kameez es utilizado mucho en la zona del Punjab (el norte de la India) y en zonas adyacentes y ha ido tomando adeptas desde que en 1980 lo empezaran a utilizar las jóvenes hindúes en las ciudades. Se pueden conseguir en los mercados por dos euros, de ahí que vengáis con una maleta llena de ellos, aunque sea para regalar.

El sari se utiliza en casi todas las regiones de la India, tanto en zonas rurales como zonas urbanas, y por todas las clases y grupos religiosos del país. Existen más de cien formas distintas de llevar el sari auténtico, que consiste en una pieza de tela de algodón o seda sin costuras que se envuelve en torno al cuerpo. Lo utilizan las mujeres indias de todas las edades, incluso las ancianas, como prenda básica. El sari presenta dos dimensiones: el largo que varía entre 1.8 y 8.2 metros y el ancho de 0.6 a 1.2 metros. Los saris presentan una enorme variedad de tramas, colores e hilos metálicos. La forma de colocarse el sari refleja en algunos casos la procedencia geográfica. En la actualidad, casi todos los saris se llevan sobre dos prendas inferiores opacas: el choli, que es la blusa corta y ajustada que cubre el pecho y casi siempre la parte superior del brazo y la espalda, y una enagua larga que cubre la parte inferior del torso y las piernas. El sari es una prenda vistosa para lucir en ocasiones especiales, es muy elegante y favorece la figura femenina.

Hay muchos recuerdos que traerse de la India, pero los tejidos son uno de mis preferidos.

Comentarios

loli ha dicho que…
Yo salgo para la India el lunes 14/4/2014 y me ha sido util tu blog. Gracias
Planeta Dunia ha dicho que…
Me alegro Loli que mi blog te haya ayudado en tu próximo viaje. Disfruta de la India; va a ser toda una experiencia, estoy segura.

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…