13 noviembre 2013

Aventura a cualquier edad en Llavorsí


La primera vez que pisé Llavorsí (Pallars Sobirà, Lleida), era una intrépida veinteañera dispuesta a probar aquello de lo que todo el mundo hablaba: ¡los deportes de aventura!. La verdad es que, ha llovido mucho desde el verano de 1992, pero aún las recuerdo como una de mis mejores vacaciones. Me alegra saber que Yeti Emotions, la empresa que nos organizó una de las actividades más apasionantes de aquel verano, aún sigue vigente. Ya por entonces uno podía bajar el río Noguera Pallaresa en canoa, rafting o hidrospeed, hacer descenso de barrancos, escalada, puenting o senderismo, volar en globo, montar a caballo o alquilar bicicletas de montaña. Actividades que no dejaban aliento al aburrimiento y que a mi parecer, no tienen edad. A mis cuarenta he hecho parapente, he bajado a explorar una cueva subterránea en Tarragona y sigo interesada en realizar todo tipo de experiencias deportivas si la oportunidad lo merece.

Pero volvamos a qué se puede hacer en Llavorsí, esta vez para los menos intrépidos. Una de las actividades recomendables es recorrer a caballo los bosques, ríos y pueblos de esta zona. En algunos lugares no llegan los vehículos y la equitación aunque sea de fin de semana, te da la oportunidad de conocer lugares idílicos. Es una experiencia fascinante si os gusta admirar el paisaje, ya que permite entrar en contacto con la naturaleza, a lomos de un bello animal que no necesita que seamos un experto jinete.

Adentrarse en las aguas de un río, no es cosa de niños, sea cual sea el “vehículo” elegido para hacerlo, en las empresas que promocionan el turismo de aventura lo tienen claro: primero hay que ofrecer unas técnicas de navegación previas, aprendidas en la “base de operaciones”, saber cómo hay que llevar los remos, cómo salir a flote si volcamos, cómo nadar a contracorriente, seguridad ante todo. Ponerse en manos expertas se nota en las clases preparatorias para hacer kayak, Bus-Bob, hidrospeed o rafting. Ante la duda: ¡preguntad!

Si tu corazón resiste y el tema de vértigo lo dominas, tu sitio sin duda está en el aire. Arnés y cuerdas te protegen de un salto desde 20 o 25 metros de altura, pero en definitiva quien salta del puente eres tú y una mezcla de valentía y locura. Si lo de las alturas te va pero eres amante de los paisajes, una de las maneras más originales de ver la belleza de una comarca, es disfrutando de un paseo en globo o volando en parapente.

También existe la opción de mimetizarte con la naturaleza practicando escalada y descenso de barrancos, ya verás como todo tu cuerpo se hace uno con la montaña, cuando notes que estás encaramado con la punta de tus dedos y viendo el vacío. Suerte de los arneses y mosquetones ¿eh?

Sin duda un amplio abanico de posibilidades y actividades para descubrir el Noguera Pallaresa, considerado uno de los mejores ríos de aguas bravas de Europa. La mejor época es la del deshielo, desde mayo hasta junio, cuando el río aumenta de caudal y fuerza. Fuera del agua, el paisaje y el entorno no tienen período ni estación ya que se pueden disfrutar en cualquier época del año. En invierno los deportes de nieve toman protagonismo: raquetas de nieve, esquí alpino o el entrañable mushing: los trineos tirados por perros, que son una delicia para todos, sobretodo para los que conservamos un poco del alma de nuestra infancia.

Dentro y fuera del agua, por tierra o por aire, el Pallars Sobirà es un excelente lugar para vivir nuevas experiencias o volver a experimentarlas. ¡Visita Lleida

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total