Ir al contenido principal

Carlo Goldoni y Venecia


“El mundo es un libro muy hermoso, que muy poco vale para quien no sabe leerlo” 
(Carlo Goldoni)

Siempre he querido conocer las ciudades que visito desde muchas perspectivas; me gusta probar su gastronomía, escuchar música del país y conocer la vida de grandes personajes que forman parte de la historia de la localidad.

Carlo Goldoni es uno de esos personajes que están ligados a la historia de Venecia. Nació en la Serenissima en el año 1707 y aunque estudió abogacía, heredó de su abuelo la pasión por el teatro. Escribió más de cien comedias e hizo su propia revolución para cambiar las cosas y transformar la manera de hacer teatro. Fue llamado “el Molière italiano”, entre sus obras se encuentran: “La Posadera”, “El Café” y “El Abanico”. Quién sabe si algunas de estas comedias las escribió en el Café Florian, situado en las Procuratie Nuove de la Piazza San Marco, lugar de tertulias artísticas. Murió en la miseria en París en 1793, donde había ido por orden del Luis XV para que hiciera de profesor de italiano a las princesas de la corte.

En el Campo San Bartolomeo se alza la estatua de bronce de Carlo Goldoni, desde que la plaza fuera inaugurada el 20 de diciembre de 1883. Es obra del veneciano Antonio dal Zotto; para muchos su mejor trabajo. La estatua sigue siendo testigo de este centro animado de la vida popular veneciana. Durante mucho tiempo se instaló aquí un mercado y en la actualidad se utiliza para celebrar parte de la fiesta de la Epifanía.

La casa natal de Carlo Goldoni es el Palazzo Centani o Casa di Carlo Goldoni; un edificio del siglo XV con elegante fachada gótica. Los ladrillos vistos quedan reflejados en el canal del Rio San Tomà. En el centro del muro destacan cuatro ventanas ojivales enmarcadas por columnas y arcos redondos. La vivienda fue donada a la ciudad en el año 1931 y el junio de 1953 fue inaugurado el Museo de Estudios Teatrales; un museo dedicado a la vida del artista veneciano. Con el tiempo se instaló el Instituto Internacional de Investigación Teatral y en una de sus salas alberga un teatro de marionetas.

La otra fachada del Palazzo Centani da al Gran Canal, queda situado a la izquierda del Palazzo da Mula y del colorido Palazzo Barbarigo. No llama la atención, es una fachada estrecha con grupos de ventanas a pares. La ausencia de detalles decorativos se ve interrumpida por un balcón continuo del segundo piso y un medallón o escudo de color blanco.

Está claro que no es el típico museo que uno visita en Venecia, pero para aquellos que prefieren salirse de la normalidad, encontrarán un hermoso patio interior con un hermoso brocal de pozo presidiendo el centro. En el margen izquierdo, se oculta en la penumbra una escalera del siglo XV sostenida sobre arcos puntiagudos. La balaustrada es de piedra de Istria con pilares cilíndricos y decorada con las figuras de pequeños leones y coronas. El dramaturgo escribió en sus memorias: “Nací en Venecia en 1707, en una hermosa casa grande situada entre el Ponte Nombili y el Ponte della Donna Onesta, en la esquina de la Calle di Ca'Centani, de la Parroquia San Tomà”.


Más información: Dirección: Calle dei Nomboli 2793, San Polo 2794. Horario: de abril a octubre de 10 a 17 h. De noviembre a marzo de 10 a 16 h. Cerrado miércoles, 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre. La entrada está incluida en el museum pass, si no la entrada cuesta 5 €. Web: http://carlogoldoni.visitmuve.it/

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…