jueves, febrero 13

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.

Ca la Pruna
Ca la Pruna
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.

El Pedró
Al barrio antiguo El Pedró se accede a través de un arco gótico
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calidoscopio de color. Dejamos atrás las calles estrechas y empedradas del Passatge Casa Rufina y el Carrer de les Placetes, descubriremos algunas tumbas de época visigótica excavadas en la piedra con forma antropomorfa entre los siglos V y VIII.

Torre del Homenaje
La Torre de las Horas es el mejor vestigio conservado del antiguo Castillo medieval de Pals
Justo a mitad de la calle se alza uno de los pocos vestigios del castillo construido entre el siglo XI y XV; la Torre del Homenaje. También conocida con el nombre de Torre de las Horas debido a que en el siglo XV se instaló un campanario. La torre defensiva de época románica y planta circular que mide 15 metros de altura se alza sobre una base de roca natural. Desde aquí se puede contemplar una buena vista panorámica de los humedales destinados al cultivo de un arroz de gran calidad y que te recomiendo probar en alguno de los restaurantes de Pals.

Casa familiar de Pi i Figueres
En el espacio que hoy ocupa la vivienda de la familia Pi i Figueres se encontraba el castillo de Pals
A continuación, piérdete en busca de dos puentes de arco que permitían comunicar varias partes del castillo medieval de Pals donde vivieron el Conde Ramón Borrell y su esposa Ermesenda de Carcasona. También verás que el lugar que ocupaba el castillo de los Condes de Barcelona es ahora una residencia particular con un bonito jardín propiedad de la familia Pi i Figueres. El castillo de Pals fue desmontado piedra a piedra en 1478 por orden del Rey Juan II de Castilla para reconstruir la iglesia de Pals.

Església de Sant Pere
La Església de Sant Pere fue reconstruida con piedras procedentes del castillo medieval de Pals
El siguiente edificio que merece nuestra visita, por tanto es la Iglesia parroquial. La Església de Sant Pere fue construida entre el siglo IX y XVIII. Esa dilatada época constructiva le han conferido una amalgama de estilos. Como, por ejemplo, una planta románica del siglo X, un ábside y una nave góticas del siglo XV, un pórtico barroco del siglo XVII y un campanario del siglo XVIII. En su interior destaca las bóvedas de crucería de su única nave.

Costa Brava
Los rincones de Pals están plagados de detalles medievales
El lienzo de muralla mejor conservado del bastión medieval de Pals se encuentra situado en el Passeig Arqueològic. En el lado noreste perviven 5 torres de planta rectangular con nombre propio: la Torre d’en Ramonet, la torre d’en Rom, la Torre d’en Xinel-lo, la torre de l’Hospital y una torre sin nombre oficial. Si el día está despejado, acércate hasta el Mirador Josep Pla desde donde se disfruta una bella panorámica del Baix Empordà con el Massís del Montgrí y las Illes Medes al fondo. El escritor Josep Pla dedicó en su obra El meu país de 1958, un capítulo a Pals, donde dice: “Pals no merece una visita, sino cien visitas, porque su ubicación ofrece la posibilidad de ver uno de los paisajes más bellos e inolvidables del país”.

Baix Empordà
Disfruta de esta ciudad lentamente descubriendo las ventanas de piedra, las rejas de forja y sus puertas de madera
Podemos reseguir los restos de muralla regresando por el Carrer de la Torre que nos lleva hasta el Carrer de l’Hospital donde se encuentra una masía del siglo XVIII cuya existencia ya fue documentada en el año 1352. Realizó funciones de hospital atendiendo a peregrinos y enfermos. Desde aquí es fácil regresar de nuevo a la Plaça Major de Pals y recuerda hacerlo lentamente, no en vano te encuentras en una Cittaslow.

A 20 Km. de Pals se encuentra Monells; una encantadora población medieval que fue escenario de la película Ocho Apellidos Catalanes.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total