Ir al contenido principal

Poza de la Sal: el balcón más salado de La Bureba

Plaza Nueva
Casas de entramado de madera y blasonadas de la Plaza Nueva

A 25 Km. de Briviesca se encuentra Poza de la Sal; una villa medieval adaptada a la geografía en fuerte pendiente donde se apiñan las viviendas de piedra. Su antigua muralla construida con cuatro puertas alrededor del siglo XIII se conserva prácticamente en su totalidad, su castillo y sus famosas salinas explotadas desde el siglo I, son los puntos fuertes que se deben visitar de la antigua Salionca de los autrigones y de la ciudad romana de Flavia Augusta.

Puerta del Conjuradero
Puerta del Conjuradero
Lo primero que verás al llegar a Poza de la Sal es la Plaza Nueva construida en el año 1660 por orden de Doña Juana de Rojas y Córdoba, V Marquesa de Poza y la Puerta del Conjuradero o Arco de la Concepción que sirve de puerta de entrada y acceso principal al interior de la villa, donde se encuentran algunas casas blasonadas. Desde 1694, en el balcón situado sobre el arco, los sacerdotes conjuraban el Tentenublo para que el tiempo no afectara a las salinas, ni a las cosechas. Tras pasar el arco reformado en el siglo XVII te encontrarás con la Plaza Vieja rodeada de casas con soportales sostenidos por pilares de madera.

Calle La Red
Entrada a la muralla por la Calle La Red
Antes de entrar al centro histórico, acércate hasta el mirador sobre La Bureba, las vistas son impresionantes, también mira hacia arriba, seguro que ves aves rapaces. En la Calle La Red se encuentra un paño de la muralla levantada por orden de Don Juan Rodríguez de Rojas en el año 1300 con una puerta abierta en 1741 que te adentra en la Plaza de la Villa donde se encuentra el Ayuntamiento construido en 1595 y la Oficina deTurismo de Poza de la Sal donde se encuentra el Espacio Medioambiental Félix Rodríguez de la Fuente.

Espacio Medioambiental Félix Rodríguez de la Fuente
Espacio Medioambiental Félix Rodríguez de la Fuente
En la Plaza de la Villa se inicia el itinerario urbano: Un paseo por el primer cielo que tiene su punto de inicio en el Espacio Medioambiental Félix Rodríguez de la Fuente donde encontrarás una exposición sobre su infancia y publicaciones sobre su muerte que sirven para recordar su legado. Félix Rodríguez de la Fuente nació en Poza de la Sal el 14 de marzo de 1928, el hábitat del Páramo de Poza y de Masa, el Salero, el peñón del Castillo y La Bureba, determinaron la carrera de naturalista de Rodríguez de la Fuente salpicada de corzos, jabalíes, lobos, zorros, buitres, águilas, alimoches, ginetas y garduñas.

Calle Mayor
Casas de piedra y entramado de madera
En Poza de la Sal predominan las calles angostas y en pendiente, salpicadas de casas de gran altura (de 3 y 4 pisos) para el aprovechamiento de la luz y para ganar mayor espacio. El primer piso está construido con sillería u ofita, una piedra subvolcánica de gran ligereza que también puede encontrarse en el empedrado de las calles de Poza de la Sal, mientras que los pisos están construidos en adobe y entramado de madera con enlucidos en yeso.

Iglesia Parroquial de los Santos Cosme y Damián
Iglesia Parroquial de los Santos Cosme y Damián
La Iglesia Parroquial de los Santos Cosme y Damián es un templo construido entre los siglos XIII y XV en estilo gótico, con una portada barroca de 1648 obra de Simón Cordero y Esteban Iturriaga. Presenta planta basilical con tres naves cubiertas con bóvedas de crucería y un abigarrado Retablo Mayor de mediados del siglo XVIII.

Calle Mayor
Calle Mayor de Poza de la Sal
En la Calle Mayor 18, encontrarás la Casa donde nació y vivió su infancia Félix Rodríguez de la Fuente. Su cuadrilla llamada Dios te libre estaba formada por sus amigos Antonio San Juanes y Policarpo de la Fuente. Cada verano las aventuras de los tres muchachos les llevaba a descubrir nidos de vencejos, abubillas y gorriones, así como toda la naturaleza de La Bureba.

Centro de Interpretación de Las Salinas
Centro de Interpretación de Las Salinas
El Centro de Interpretación de Las Salinas se encuentra en la antigua Casa de la Administración de las Reales Salinas; un edificio construido por orden del rey Carlos III de España entre 1789 y 1796 y que estuvo en funcionamiento como Oficina de Control hasta 1868. Desde el 2003 acoge una exposición en su interior que ayuda a entender la importancia de uno de los diapiros salinos más importantes de mundo y el más grande de Europa: el diapiro de Poza de la Sal. Un diapiro salino es una formación salina en forma de cilindro, seta o gota que se abre paso por la tierra y emerge a la superficie, desde hace más de 210 millones de años. Un inmenso cráter de unos 2’5 Km. de diámetro encierra la cuenca salinera de Poza de la Sal desde el Triásico. De forma didáctica, científica y etnográfica el Centro de Interpretación de Las Salinas muestra los procesos de explotación y los secretos de elaboración de sal, con ayuda de maquetas, paneles explicativos y objetos que un día formaron parte de la actividad de las salinas.

Salinas
Salinas de Poza de la Sal
Gracias a las Salinas de Poza de la Sal, la villa se convirtió en el siglo X, en el centro productor de sal más importante del norte peninsular. Reyes, nobles y clero quisieron sacar tajada del tesoro salino y en 1135 el rey Alfonso VII de León le concedió fueros a la villa, en 1170 el rey Alfonso VIII de Castilla la entrega en arras a su esposa Leonor de Inglaterra. En 1298 el rey Fernando IV le otorgó el señorío de Poza a la familia Rojas y pasa a ser un marquesado en 1530 con el reinado de Carlos I. En 1564 Felipe II de España establece el monopolio real de la producción y venta de sal que durará hasta 1868.

Castillo de los Rojas
Castillo de los Rojas
El Castillo de los Rojas fue construido en el siglo XI para defender la villa de Poza de la Sal y las salinas, aunque el edificio que podemos ver hoy es de la última reconstrucción del siglo XVI. En el siglo XIV la familia Rodríguez de Rojas lo reconstruye para defender las riquezas que se extienden a sus pies. Funcionó como prisión durante la Guerra de la Independencia (1808 – 1814) y las Guerras Carlistas (1833 – 1876). Conserva un patio con aljibe y las torres de vigilancia de la guardia que se pueden visitar sin pagar entrada, accediendo a través de una escalera tallada en la roca. Su visita permite contemplar una vista panorámica sobre el Salero, el Páramo de Masa y La Bureba.

Todo el material publicado en Redes Sociales durante mi viaje a La Bureba puede consultarse a través del hashtag #DestinoBurgos

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color