jueves, abril 4

Viaje a Ballobar: destino turístico que empieza

Panorámica
Panorámica de Ballobar desde el mirador de la Ermita de San Juan
Tricotando Ballobar
Mi viaje empieza con dos agujas de hacer punto, en un lado está Davide Menine; el propietario del nuevo alojamiento rural Casa Guzmán que tuvimos el placer de inaugurar y en el otro lado está Alegría Sanz, propietaria de la carnicería del mismo nombre y que hace de nexo de unión entre forasteros y habitantes. El ovillo se compone de varias fibras donde se encuentran los blogs de: Eva y Carmelo de Dónde Vamos Eva?, Ángel de Q-Travel, Bárbara y Carles de Babilonia’s Travel, Cristina de Eco Travel Design, el fotógrafo Aníbal Trejo y la que aquí escribe, Ana de Planeta Dunia.

Carnicería Alegría
Productos en la Carnicería Alegría
Agujas y ovillo montan los puntos de la primera pasada el 22 de marzo del 2019 visitando el tejido empresarial de Ballobar. Primero nos acercamos hasta la Carnicería Alegría situada en la Calle General González Badía 9 donde encontramos en plena faena a una de las anfitrionas de nuestro viaje. Alegría se ha convertido en el nudo corredizo inicial de nuestra labor turística. En su tienda encontrarás desde comida para llevar casera hasta embutido, longanizas (pregunta por la longaniza de tomates secos y llévate a casa ¡te encantarán!), ternasco, croquetas caseras de bacalao, jamón, queso y setas (buenísimas), bolas (producto artesanal que en Ballobar se hace con sangre, azúcar, pan, piñones, almendras, canela, anís en grano, sal y pimienta y que se corta a rodajas para freírlas), chirillas (también conocidas como madejas y que se elaboran con el intestino delgado del cordero). Productos de aquí que no faltarán en nuestros ágapes ya que, en este viaje, todo el mundo ha aportado lo que tiene y la comida es de la Carnicería Alegría auténtico Km 0, que dista de Casa Guzmán apenas unos 160 metros.

Farmacia
Antiguos envases de farmacia
Nuestra prenda de punto está formada en cada pasada o vuelta por puntos con nombre y apellido, cruzando hebra a hebra negocios y habitantes con nuestro ovillo 2.0 que, con nuestras dos agujas incansables, van tejiendo sin descanso este proyecto. Yolanda Gramun y Sonia Revilla nos reciben en la Farmacia situada en la Calle General Badía 14 donde nos cuentan que tienen un poco de todo y que intentan ayudar en lo posible a quien se acerca hasta su establecimiento. La proximidad y la hospitalidad será una constante en este viaje, así que en los lugares más insospechados descubriremos que hemos acertado con el hashtag #BallobarAlNatural. En la farmacia acabamos hablando de la flor de la alcaparra que decora una de las paredes y que llama la atención por sus pétalos blancos y estambres largos de color violeta. La recolección de alcaparras fue en otro tiempo una ayuda económica para las familias de Ballobar.

Panadería Albacar
Farinosos de la Panadería Albacar
A continuación, nos acercamos hasta la Calle Horno 31 donde se encuentra la Panadería Albacar regentada por Mª Jesús y donde están haciendo en exclusiva para nosotros cacambós (nos explican que procede del catalán coca amb ous). El dulce es la Mona de Pascua de Ballobar y se suele hornear en Semana Santa, vemos la elaboración artesanal y el horno que sustituyó a uno árabe no hace mucho tiempo. El cacambós es una masa de harina, aceite, sal y azúcar que está rellena de un trozo de longaniza y un huevo duro con cáscara. También tienen listos los empanadones o farinosos de calabaza, manzana y chocolate que Carlos acaba de sacar con su pala de madera y que te recomiendo probar si vas a Ballobar. ¡Huele tan bien, a pan recién hecho!

La Calama
Antiguo Bar La Calama
Isabel Alegre nos recibe en su establecimiento La Calama que hace las veces de supermercado en Ballobar. El comercio familiar regentado anteriormente por su tía tiene más de 100 años de antigüedad. Justo enfrente le sirve de almacén, una antigua taberna llamada Bar La Calama que fue utilizada como escenario para la película Golpe de Mano (Explosión!) del director José Antonio de la Loma filmada en 1970. Podréis ver un par de fotos antiguas del Bar La Calama junto a la puerta de entrada del supermercado.

Biblioteca Municipal Pascual Berníz
Biblioteca Municipal Pascual Berníz
Seguimos trabajando en nuestro tricot turístico y al día siguiente seguimos conociendo los comercios de Ballobar y el importante proyecto "Leer Juntos" de la Biblioteca Municipal Pascual Berníz. El pintor Pascual Berníz estuvo durante toda su vida vinculado a su pueblo natal, de hecho, en el Ayuntamiento de Ballobar pueden verse varias pinturas suyas. La primera biblioteca de Ballobar se fundó en 1928 gracias al abogado Francisco Galiay Sarañana, pero no fue hasta 1983 que se convirtió en municipal. En 2016 la alcaldesa Esther Saló acondicionó el espacio actual decorado con sillones, butacas y dos árboles. "Leer Juntos" lleva 26 años seguidos reuniendo a mujeres (son mayoría) y hombres en torno a la lectura. Este proyecto pionero conjuga colegio, familias y biblioteca y sin querer ha unido a día de hoy hasta 3 generaciones de amantes de la lectura. La participación en tertulias y jornadas de lectura ha supuesto conocer a muchos escritores y editoriales, pero quizás lo más importante sea lo que afirma Rosa: "El grupo trajo la libertad a las mujeres" …. "¡Siempre ha sido la cultura!".

Pescadería Manoli Miró
Ofertas Pescadería Manoli Miró
Punto del derecho, punto del revés, en la Calle Joaquín Costa 3 encontramos la Pescadería de Manoli Miró conocida con el nombre de Casa de La Conrada y que está regentada por la segunda generación. Manoli trae pescado fresco dos veces por semana y tiene habitualmente una amplia oferta de productos congelados. Lo que confirma una de las frases que más nos dicen por aquí: ¡Ballobar tiene de todo! En Ballobar todo huele a lo que tiene que oler, como si cada tienda tuviera un frasco de esencia propio.

Panadería La Marcelina
"Pan de Flor" de la Panadería La Marcelina
Es así como descubrimos el "Pan de Flor" que hace Beatriz Rausa y su madre Loreto en la Panadería La Marcelina situada en la Calle Horno 14 y que regentan desde hace 3 generaciones. Además de pan artesanal, aquí también se elabora el "Pan Bendito", un bizcocho recubierto de merengue que los quintos vestidos con el traje regional llevan en procesión. El "Pan Bendito" se bendice en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, durante la Fiesta Mayor cuando los jóvenes cumplen 18 años. Nos cuentan que, en los años 30, sólo podían disfrutar del "Pan Bendito" las familias pudientes, pero que a mitad del siglo XX hubo una revolución y se convirtió en una festividad popular donde las mujeres que querían participar lo hacían aportando huevos que batían incansablemente y donde estrenaban delantal.

Peluquería Mª Pilar Berniz
Artesanía ballobarina en la Peluquería Mª Pilar Berniz
Como su dueña nos explica, el "Boom de Ballobar" se encuentra en la Peluquería de María José que abrió hace unos años y que según ella "se encuentra en el mejor sitio del pueblo" (Calle San Juan Baja 25). Cuando la visitamos Mª José está en plena faena con dos clientas asiduas que van cada semana y que nos dicen que: "las personas de Ballobar son muy acogedoras y de carácter abierto". Pero no conseguimos que nos cuenten cuál es el secreto de tanta energía y empoderamiento femenino. A continuación, nos vamos a la otra peluquería, porque ambas son amigas. Pilar Berniz se encuentra en la Calle Nueva y allí vemos unas agujas para moño y unas originales pajaritas hechas de madera. Pilar nos explica que el artista es un sobrino suyo que trabaja la madera de forma artesanal. Sin conocerlo, ya nos imaginamos que el punto de la artesanía local lleva su nombre.

Casa Manolo
Comestibles Casa Manolo siempre ha estado ahí
El domingo vamos a visitar varios comercios que están abiertos: uno de los más antiguos es Comestibles Casa Manolo donde nos atiende Reyes y su madre Josefina Isabal que nos cuentan un montón de anécdotas, de cuando en el piso de arriba había una taberna donde hacían baile con dos músicos. También nos explican que el abuelo fue el primero en tener furgoneta en Ballobar y se iba a vender huevos a Lleida. Una fotografía colgada en la pared muestra a Manolo, el marido de Josefina, al frente del antiguo comercio. En la actualidad en la Calle San Juan Baja 27 se sigue vendiendo fruta, verduras y toda clase de conservas y alimentos.

El Rolde de Carmen
Carmen rodeada de artículos de regalo
El Rolde de Carmen en la Calle Mayor 24 hace las veces de estanco, librería, tienda e incluso hacen lista de bodas y bautizos, de hecho, cuando vamos a verla ya tienen preparados en la mesa los regalos para Loreto y Joaquín que se casan y para un bebé llamada Noelia. Carmen Vallés está al frente del negocio desde hace poco más de dos años, los 7 días de la semana y se muestra enérgica y con iniciativa. Tanto, que le ha faltado tiempo para prepararnos una ruta en bicicleta o en quad, pero tiempo al tiempo, quién sabe si para cuando volvamos tiene montada una segunda empresa.

Casa La Dominga
Pilar da buenos consejos detrás del mostrador de Casa La Dominga 
En la Calle Fraga 4 encontramos Comercio Calvo Casa La Dominga que abrió en 1972 cuando el pueblo contaba con 1250 habitantes, hoy no llega a los 900. Pero la tienda sigue abierta al público con la misma dedicación que el primer día. Pilar Calvo y su hijo Miguel Ángel (un apasionado de Ballobar y que ya nos lo imaginamos al frente de la Oficina de Turismo) nos comentan que este es el segundo confesionario de Ballobar, después del médico. Traen género de Barcelona, Lleida, Zaragoza y Barbastro y la tienda está llena de colonias, ropa interior, bolsos, menaje y recuerdos. Aquí encontrarás imanes de nevera con la imagen de Ballobar y en un futuro muy próximo, tendrán dedales de recuerdo, pero de momento Pilar nos recomienda encarecidamente los melocotones de Ballobar: ¡Son los mejores porque llegan los primeros!

Gasolinera Bernad
Bar de la Gasolinera Bernad
Gasolinera Bernad es el último negocio que visitamos, pero curiosamente es el primero que abre al público, ya que el bar está abierto desde las 7 de la mañana. Nos comentan que aquí se reúnen los hombres antes de ir a trabajar y hacen "terapia de grupo". Los padres de Nacho abrieron la gasolinera que ahora llevan sus hijos y sin querer se han convertido en los informadores turísticos de todo lo que ofrece la zona del Bajo Cinca y Ballobar. Aunque se ganan la vida repartiendo gasóleo a domicilio.

Este es un proyecto de dinamización de la zona a nivel turístico donde todos los puntos del tejido son importantes. ¡Sigámoslo tejiendo lo mejor posible!

Mi viaje a Ballobar, en la Comarca del Bajo Cinca (Huesca), empieza con la certeza de que, se está plantando una semilla llamada turismo en un terreno con los suficientes nutrientes para que crezca, pero donde aún no hay un fruto donde poder alimentarse....

#BallobarAlNatural fue el hashtag elegido para las publicaciones en redes sociales que publicamos durante nuestra estancia y donde los habitantes de Ballobar pudieron descubrir cómo se ve su población a través de nuestros ojos forasteros. Porque en realidad, uno de los propósitos de este blogtrip (viaje de gente que escribe en un blog) era que todos los que conocen los rincones de este lugar, lo redescubrieran.


Cualquier labor de punto tiene la ventaja de poder deshacerse y volverse a tejer, si algún punto ha quedado suelto o mal pasado, así que, si ves un error, tu dirección no es la correcta, quieres que quite tu foto o que ponga tu foto o simplemente, te gusta Ballobar ¡déjame un comentario!

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total