viernes, febrero 1

Ruta por Cádiz: la capital de la Costa de la Luz

Plaza de San Antonio
Plaza de San Antonio

La ciudad de Cádiz tiene dos zonas claramente diferenciadas, por una parte, el casco antiguo, de planta pentagonal y unos 20 Km2 de superficie, asentado sobre una plataforma rocosa rodeada de murallas y ceñida por el mar casi en su totalidad. Por otra, la ciudad moderna, surgida en los últimos 50 años que se extiende a lo largo de una franja de tierra que se extiende entre el núcleo histórico y el Puente de la Bahía. Todo forma parte de la Gadir la “ciudad fuerte” fundada por los fenicios en el 1.100 a.C. y por la antigua Yazira Qadis conquistada por los almorávides. La ciudad más meridional de Europa es también una de las ciudades más antiguas de occidente.
Puerta de Tierra
Puerta de Tierra en la Plaza de la Constitución
La Plaza de la Constitución y el baluarte de Puerta de Tierra, construido en 1639 y completado con una monumental portada en 1755, señalan el acceso al casco histórico de Cádiz, en su mayor parte a la ciudad del siglo XVIII. Aquí se encuentra el imprescindible Barrio de Santa María, nacido en el siglo XV como arrabal, junto al estrecho recinto amurallado de la primitiva ciudad medieval, que conserva numerosas edificaciones de interés. Ha de visitarse el Santuario de Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo, del siglo XVII y XVIII, engalanado por un retablo de mármoles italianos que enmarca la imagen de la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad y antaño del floreciente Comercio con las Indias.

Centro histórico
Drago en la Calle Tinte y Plaza de Mina
Muy cerca, a un lado de la Calle Plocia, se levanta la obra en ladrillos rojos del Palacio de Congresos, antigua fábrica de Tabacos y típico edificio de la arquitectura industrial de finales del siglo XIX. Mientras en la calle más antigua de Cádiz, la Calle Sopranis, y en los callejones laberínticos contiguos se encuentran palacios barrocos y casas de vecinos, a lo largo de una de las áreas más populares de Cádiz.

Ayuntamiento
Ayuntamiento de Cádiz
Junto al recinto amurallado, a la vista del mar abierto, se alza la sobria Cárcel Real, considerada la primera construcción neoclásica de Cádiz y la más importante de Andalucía. Fue levantada en 1794 por Torcuato Benjumeda. Más resguardada se encuentra la iglesia que da nombre al barrio: la Iglesia de Santa María, templo reconstruido en el siglo XVII en el que intervino Alonso de Vandelvira en la fachada y donde puede admirarse un espléndido zócalo de azulejos holandeses de Delft en la Capilla de Jesús Nazareno y un retablo rococó. De vuelta hacia la zona portuaria se llega a la Plaza de San Juan de Dios, centro neurálgico de Cádiz, que está presidida por la equilibrada fachada neoclásica del Ayuntamiento, otra obra de Torcuato Benjumeda trazada en 1799 y donde destaca la elegancia de su interior y sus salones.

Casa de los Cinco Gremios
Casa de los Cinco Gremios en la Calle Ancha
Esta animada plaza llena de terrazas, orientada hacia el puerto, se remata con la Iglesia de San Juan de Dios y excelentes ejemplos de casas de vecinos tradicionales en donde destaca su color. Más allá del Barrio de Santa María y del Pópulo, los dos barrios más antiguos de Cádiz, se extiende el casco histórico de la ciudad de aire dieciochesco, consolidado durante al auge de la ciudad. El entramado urbano es regular y ordenado, de calles rectilíneas y plazas que reúnen un valioso conjunto de piezas monumentales y arquitectura destacada.

Iglesia de San Francisco
Iglesia de San Francisco
En los aledaños de la Plaza de San Juan de Dios, muy próxima a la Plaza de la Candelaria, destaca la portada con columnas salomónicas del edificio barroco de la Casa de las Cadenas de finales del siglo XVII. El paseo puede encaminarse después al eje comercial de la Calle Columela y la Calle Rosario, donde una discreta fachada resguarda la joya neoclásica del Oratorio de la Santa Cueva, original capilla de planta elíptica erigida entre 1783 y 1796 donde destaca su decoración enriquecida con 3 lienzos de Francisco de Goya que decoran la cúpula. A pocos pasos de la Plaza de San Francisco y la Iglesia de San Francisco del siglo XVI se encuentra la Plaza de Mina, uno de los espacios con mayor encanto de Cádiz, donde se respira la atmósfera colonial que impregna muchos de los rincones de la ciudad.

Museo de Cádiz
Obras del Museo de Cádiz
Aquí se halla un punto de visita obligado: el Museo de Cádiz, cuyas salas ofrecen una palpable demostración de la riqueza del pasado gaditano. De su delicada colección arqueológica sobresalen dos magníficos sarcófagos fenicios antropomorfos, masculino y femenino, realizados en mármol y fechados hacia el siglo V a.C. En la sección de bellas artes, destaca la colección de nueve tablas ejecutadas por Francisco de Zurbarán hacia 1638 para el monasterio de la Cartuja de Jerez y la Sagrada Familia de Rubens.

Iglesia de San Antonio
Iglesia de San Antonio
La Plaza de San Antonio, al pie de la iglesia del mismo nombre, donde destacan sus dos torres puntiagudas, supone otra etapa esencial de cualquier paseo de descubrimiento por el corazón de Cádiz. Aquí se encuentran la Casa Pemán, la Casa Aramburu con una portada del siglo XVIII y el Casino Gaditano de estilo neomudéjar. A escasa distancia surge de nuevo el pasado histórico plasmado en el Oratorio de San Felipe Neri, templo barroco presidido por una Inmaculada de Murillo y donde se proclamó en 1812 la primera Constitución española. A su lado se ubica el Museo Iconográfico e Histórico de las Cortes y Sitio de Cádiz dedicado a esos cruciales momentos. Destaca una extraordinaria maqueta realizada en caoba y marfil que refleja con todo detalle cómo era la ciudad de Cádiz a finales del siglo XVIII.

Gran Teatro Falla y Torre de Tavira
Gran Teatro Falla y Torre de Tavira
En las cercanías del borde marítimo se encuentra otro lugar fundamental de Cádiz: el Gran Teatro Falla que recuerda al genial músico gaditano Manuel de Falla y que reúne cada año toda la atención del país, al servir de escenario a los concursos de Carnaval. En la parte más alta del casco antiguo se eleva la Torre de Tavira del siglo XVIII y 45 m. de altura que en tiempos de la Flota de Indias desempeñaba la labor de torre de vigía. Hoy acoge una cámara oscura que muestra una desacostumbrada y atractiva vista panorámica del conjunto urbano. El Hospital de Mujeres es uno de los edificios barrocos más destacados de Cádiz, distribuido alrededor de dos patios unidos por una magistral escalera de tipo imperial. Su capilla cobija, además, una pintura de San Francisco de El Greco.
Playa de La Caleta
La Playa de La Caleta forma parte del Barrio de la Viña de Cádiz
Por este espacio gaditano el ambiente burgués cede ahora ante el rancio sabor popular del entorno del Mercado Central con su edificio construido en el siglo XIX y del Barrio de la Viña. La Plaza de las Flores o de Topete, es un foco de animación constante que está flanqueado por puestos de flores, cafés y comercios, en tanto que el vecino Barrio de la Viña condensa en sus calles y placetas todo el tipismo local, con lugares como la Plaza del Tío de la Tiza o la Iglesia de la Palma construida en el siglo XVIII en estilo barroco y que se encuentra en mitad de un sinfín de tabernas y bares donde se puede degustar el mejor pescaíto frito.

Sigue tu ruta por Cádiz en el Barrio del Pópulo.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total