Ir al contenido principal

El Palacio de la Bolsa de Porto


¡Nunca un dinero tuvo mejor residencia!

Entrar en el Palácio da Bolsa de Porto es entrar de pleno en la historia y sociedad de esta ciudad portuguesa y del país entero. Está considerado uno de los monumentos principales a nivel nacional que deben visitarse y los 250.000 visitantes del año pasado lo demuestra. Cualquier Porto Tours que se precie ha de pasar indiscutiblemente por este edificio que representa lo que fue el motor económico de Portugal. Y ahora te explicaré porqué.

Los viajes de los grandes descubrimientos, el comercio de las especias, Vasco da Gama, Cabo Verde, tabaco, cacao, nombres para leer detenidamente y que encuentran de alguna manera su casa en el Palacio de la Bolsa. La grandiosidad de los términos se encuentran en el interior de sus salas y en la cantidad de detalles de este edificio construido en 1842 en estilo neoclásico.


El exterior del edificio, a pesar de sus dimensiones, muestra la rectitud de formas con una numerosa cifra de ventanas bien alineadas a ambos lados de la entrada monumental, que se asemeja a un templo clásico del estilo constructivo de Palladio. En el interior te esperan una docena de espacios que tienen mucho que decir de la historia de Portugal. ¡Vamos dentro!

El interior más sobrio del Palacio de la Bolsa

- Galería de los Antiguos Presidentes es una sala donde se exhiben los retratos de todos los presidentes de la Bolsa de Comercio, desde su fundación en el año 1834.

- La Biblioteca del Palacio de la Bolsa es uno de aquellos espacios que te transportan al pasado y es fácil imaginarte, hombres de mediana edad sentados en un enorme sillón de cuero, fumando un buen puro traído en el último cargamento naval. La valiosa colección de objetos (como los dos globos terráqueos) y los libros de contenido puramente comercial quedan perfectamente integrados en esa atmósfera especial que confieren las mesas de madera laqueada y brillante, gracias a la luz de lámparas antiguas.


- La Sala del Tribunal está decorada con opulencia en dorados, grandes pinturas, ventanales y asientos de madera y cuero, al más puro estilo renacentista francés. Aún se realiza uno de los actos más solemnes de la bolsa; la Ceremonia de entronización de los miembros de la Confraria do Vinho do Porto de la que es sede este edificio desde 1982. Sus miembros tienen el deber de divulgar, promover y consolidar el buen nombre del Vino de Oporto.


- La Sala de Gustave Eiffel es el lugar donde este genial arquitecto proyectó las obras del Puente María Pía de Porto, el Puente Eiffel de Viana do Castelo, el Puente Ferroviario de Barcelos o el Puente de Pinhão. El legado de Eiffel en Portugal perdura en estas obras y se hace patente en Porto cuando uno se asoma al río Duero.

- La Sala do Presidente destaca por su hermoso suelo realizado en entramado de maderas exóticas procedentes de Brasil y África.

- La Sala das Assembleias Gerais de 153 m² esconde en yeso muchos de los adornos que parecen madera. Es utilizada dos veces al año para llevar a cabo las asambleas de la Asociación Comercial de Porto. En ella destaca una enorme lámpara central de una tonelada de peso.

El interior más exuberante del Palacio de la Bolsa




- En el Pátio das Nações (Patio de las Naciones) los ojos del visitante hacen chiribitas y no será el único lugar del palacio que atraiga tu mirada. La luz lo inunda todo, y querrás cegarte con ella mirando hacia arriba, donde una magnífica cúpula octogonal de hierro y cristal cubre el cielo de este patio. 


Con la mirada descendemos hasta la enorme cenefa dorada decorada con 20 blasones que representan las naciones con las que Portugal tuvo tratos comerciales en el siglo XIX. 506 m² de espacio con numerosas ventanas, balcones, puertas y arcadas que embellecen el aire. 


Hierro, madera y cristal descienden hasta un hermoso pavimento realizado en un hipnótico mosaico del siglo XX. En el centro del suelo de la sala, un atrayente dibujo que asemeja una alfombra, explica una vez más los motores de la economía portuguesa y los objetos que lo hicieron posible; la electricidad, el teléfono, el correo, la navegación, etc.


- La Escalera Noble te recordará a las de los palacios rusos, por un momento me traslado al impresionante Palacio Yusúpov de San Petersburgo, pero si no has estado en la Madre Rusia, tranquilo, la Escadaria Nobre quedará grabada en tu memoria para siempre. Flores y escudos de granito, una de las primeras lámparas que dieron luz eléctrica en Porto y de nuevo una claraboya para quedar inmóvil mirando hacia arriba y tropezar con las nubes.


- La Sala dos Retratos sirve de antesala a nuestra última estancia destacada. Aquí se rinde homenaje a los últimos reyes de la Dinastía de Braganza con sus enormes retratos que rodean una curiosa sala decorada al estilo de Luís XVI. El suelo de madera juega con efectos ópticos de profundidad que no deben embrujarte, ya que ello impediría contemplar la mesa obra de Zeferino José Pinto, que en 1867, tras tres años de trabajo, recibió una mención especial en la Exposición Universal de París.



- El Salón Árabe del Palacio de la Bolsa de Porto es sin dudarlo el punto culminante de la visita. El estilo exótico, muy en boga en el siglo XIX, sirvió perfectamente al motivo de su construcción; fue diseñado para impresionar y demostrar el poder económico de la burguesía de la ciudad.

 
La espectacular obra, realizada entre 1862 y 1880 por Gustavo Adolfo Gonçalves de Sousa, un arquitecto portuense, se inspiró en la Alhambra de Granada. El suelo mezcla maderas exóticas de caoba, jacaranda, palisandro, palo rosa y madera de plátano. En las inscripciones árabes realizadas en pan de oro puede leerse “Gloria a Dios”, “La Victoria pertenece a Allah” o “Allah por encima de todo”. Como nota curiosa la sala no es simétrica y se hicieron algunos errores de diseño expresamente porque “la perfección está reservada sólo a Dios”.


Más información: Dirección: Rua Ferreira Borges, 4050-253 Porto, Portugal. Entrada: 7.5 € 50% de descuento presentando la Porto Card. Horario: de abril a octubre de martes a domingo de 9 a 18:30 h. De noviembre a marzo de martes a domingo de 9 a 12:30 h. y de 14 a 17:30 h. Web: Palácio da Bolsa.

Esta visita formó parte del blogtrip realizado entre el 28 y 30 de mayo del 2015 gracias al patrocinio de la Empresa Portgall y a través de la asociación de blogueros de viaje Barcelona Travel Bloggers. La información generada para tal ocasión puede consultarse con el hashtag #portgall.

Si estás interesado en conocer la ciudad de Porto te invito a descubrir una simpática ruta por la ciudad portuguesa: Oporto, una experiencia nada turística.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…