Ir al contenido principal

Recorrido gastronómico por Japón: Fugu


El fugu es uno de los platos más exóticos y peligrosos que se pueden probar en un viaje a Japón. Para cualquier sibarita, aventurero del paladar o amante de la gastronomía asiática, el fugu es sin duda un reto. Más conocido como pez globo, el fugu tiene la pequeña particularidad de ser venenoso y mortal en el 100% de los casos, aunque ya se están produciendo peces globos no tóxicos ¡cosas de la ciencia!.

Más le vale al #chef tener un buen día y prepararlo correctamente cuando decidas sentarte ante un plato de fugu. Sólo uno de cada tres aprendices a “cocinero de fugu” supera el examen, en el que por supuesto le incluyen una cata de su propio plato preparado. Su parte más sabrosa (la del fugu, no la del aprendiz) es el hígado, que corresponde también a su parte más venenosa. Pero tranquilos, en Japón tienen muy controlado quién cocina el pez globo e incluso está prohibida la venta de peces vivos al público en general. Durante los terribles estragos de hambruna acaecidos en la Segunda Guerra Mundial (como diría Gildo: - ¡Qué bien hablas Escriche!), la gente moría al comer los restos encontrados en la basura de los restaurantes y desde entonces, todos los restos de pez globo que se producen en las cocinas son tratados como “productos tóxicos” sellados y después incinerados. Sólo en Japón puede funcionar algo así, una ruleta rusa culinaria semi-segura.

Si lo leído hasta aquí no te ha quitado las ganas de probarlo, voy a indicarte cómo encontrar fugu en Japón, uno de los pocos países donde puede comerse.

En el país del Sol Naciente es costumbre que los establecimientos de comida estén “especializados” así que de la misma forma que pueden encontrarse restaurantes exclusivos de udon (fideos gruesos) o de sushi (no, no es pescado crudo, ¡me ofendes!), también hay restaurantes donde sólo se sirve fugu. La manera más fácil y apreciable, para un occidental, de reconocer este tipo de establecimientos, es localizar las grandes vitrinas en forma de pecera que exhiben los ejemplares de pez globo vivos. Si no te han presentado un fugu en tu vida, a lo mejor el símbolo de un pez inflado también te sirva.

En Japón el anime y el manga están tan compenetrados en la vida diaria que no es de extrañar encontrar locales de fugu decorados como una viñeta, con grandes peces globos dibujados. Según como se mire ésto quita hierro al asunto de morir comiendo pez globo.

Mi experiencia con el fugu fue más que satisfactoria ¡sigo viva! y además resultó toda una experiencia de inmersión cultural ya que el tipo de local, la preparación de la mesa y la manera de cocinarlo, fue un aprendizaje de costumbres tan ajenas a la mía que convierten el acto de comer en algo imborrable en la memoria.

Yo probé el Yakifugu; fugu asado a la parrilla, el pescado es servido crudo en una bandeja con adobe de salsa de soja, y cada comensal es responsable de colocarlo en un hornillo situado en el centro de la mesa y de cocinarlo a su gusto. Hay otras maneras de probar este peculiar pescadito como el Fugu Sashimi más conocido como Tessa; quizás el más espectacular en cuanto a presentación. El pez globo es servido crudo sobre un plato decorado, los filetes son tan finos y transparentes que dejan ver el dibujo del plato. Como nota “curiosa” los filetes son colocados formando una flor del crisantemo; la flor vinculada a la muerte en Japón (los japoneses son unos cachondos).

Para los amantes de los platos de cuchara existe el Fugu Chiri; un rico estofado de pez globo o el Torafugu Karaage; rebozadito que está muy rico. Yo no le daría más bombo y platillo al hecho de comer pez globo, hay quien trata de venderlo como la actividad más peligrosa del mundo o los que la incluyen en una vorágine de placer; afrodisíaca y orgásmica (con este post me voy a forrar, he incluido palabras sexuales como el que no quiere la cosa, aix.. ¡qué me despisto!).

El pez globo no deja de ser un manjar al alcance de pocos, así que si tienes la oportunidad de ir a Japón, yo te recomiendo probarlo, eso sí, hazlo el último día de viaje ¡por si las moscas! ;-)


Más información: Restaurantes de fugu en Tokio, Genpin Fugu. Dirección: Sólo en la ciudad de Tokio hay más de 30 restaurantes de esta cadena, en este enlace puedes encontrar las direcciones exactas. El de la fotografía se encuentra en Asakusa en la otra orilla pero a la misma altura que el Asahi Building, Edificio 1F, 1-19-6, Asakusa, Taitou-ku, 111-0032 Tokyo. Horario: diariamente de 11:30 a 23 h. Precios: platos desde 600 ¥. Transporte: metro parada Asakusa Station. Web: Genpin Fugu.

Comentarios

Verónica Paz ha dicho que…
Otra ciudad muy famosa para comer fugu es en osaka. En la zona de dontombori vimos bastantes restaurantes, señalizados como bien dices por un pez globo en el esterior jeje

cuando fuimos el cambio era desastroso y decidimos no jugarnosla a ese precio xDD

un saludo

Los viajes más populares

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m.) y Djebel Ayban (3.194 m.), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Peníns

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción