Ir al contenido principal

Parque da Pena: el Jardín de la Reina Doña Amélia (Sintra, Portugal)


Si ayer publicaba una breve pincelada sobre el Palacio Nacional da Pena, hoy vamos a sumergirnos en el encantador paisaje que lo rodea. El Parque da Pena queda cerrado por una gran muralla que acoge el misterio y la belleza de un jardín de rara naturaleza. Su extensión alcanza 85 hectáreas de jardines sembrados con las especies más exóticas y tropicales que la Era de los Descubrimientos pudo ofrecer.

Sequoias, ginkgos, helechos arbóreos, araucarias, robles y cedros, conforman el paisaje de uno de los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995. La vegetación predomina alrededor de fuentes, quioscos y miradores que decoran el lugar junto con una antigua noria, una capilla menor y un invernadero. Nada más entrar al Parque da Pena, a mano derecha, nos encontramos con el Jardín de la Reina Doña Amélia; una antigua huerta que ya existía en el siglo XVI y que proveía al desaparecido Monasterio de Nossa Senhora da Pena de 1503 de verduras frescas. Tres siglos más tarde la Reina Doña Amélia lo transformó en jardín exótico.

Adentrándonos por los caminos desaparece la idea de jardín y va tomando forma el de bosque encantado. En la zona conocida con el nombre de Feteira de la Reina, destaca una hermosa colección de helechos arbóreos provenientes de Australia y Nueva Zelanda. A menudo los helechos alcanzan los 10 metros de altura y su presencia hace empequeñecer a las dos mil especies diferentes de plantas que habitan en este ambiente.

En el interior del Parque da Pena la nota de color se encuentra en el Jardín de las Camelias; un maravilloso jardín iniciado por la Reina Doña María II (1819-1853) y que alberga una fantástica colección de camelias originarias del sur del Japón. Del Sudeste Asiático nos vamos a Oriente Medio y es que en el Parque da Pena las sorpresas no acaban. En mitad de este singular parque, mitad jardín mitad bosque, se alzan construcciones que mezclan los más insólitos estilos. La Fuente de los Pajaritos es un pabellón de estilo islámico cuya cúpula esférica conserva una inscripción en árabe. Los azulejos que recubren las paredes, tanto en el exterior como en el interior, son semejantes a los de la fachada principal del Palacio da Pena.

Por último te recomiendo llegar hasta la parte sureste del Parque da Pena, aquí se encuentra el Valle de los Lagos. A este conjunto de 5 lagos confluyen todos los senderos que recorren el parque, ¡por algo será!. Cisnes blancos y cisnes negros nadan despreocupados entre pequeñas cascadas y antiguos corrales de patos. Tal es la magia del lugar que con la luz adecuada, alguien podría ver un pequeño Camelot y algún unicornio bebiendo el elixir de la vida.


Más información: Dirección: Estrada da Pena, 2710-405 Sintra. Tel.: +351 219 105 340. Horario: del 1 de mayo al 15 de septiembre de 9:30 a 19 h. Del 16 de septiembre al 30 de abril; de 10 a 17 h. Entrada conjunta al Parque y al Palacio da Pena: en verano 11 € y en invierno 8 €. Transporte: autobús 434. Email: geral.pnp@parquesdesintra.pt. Web: www.parquesdesintra.pt

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Venecia: del Ponte degli Scalzi al Ghetto Nuovo

Hablar de Venecia siempre es un placer para mis sentidos. Quien vaya a pisar esta maravillosa ciudad italiana debería saber que Venecia se divide en diferentes sestiere o barrios . El más extenso de la ciudad (con 150 hectáreas) es el populoso Sestiere Cannaregio , donde viven 20.000 personas. Se encuentra situado al noroeste de la Serenísima y es una de las zonas menos visitadas por los turistas (si eso es posible en Venecia). Su nombre deriva del antiguo “Canal Regio” que existía antes del acondicionamiento ferroviario, que lo convertían en el canal principal de entrada de viajeros. Vista del Gran Canal con el Ponte degli Scalzi al fondo Una ruta por el barrio de Cannaregio debe comenzar en el Ponte degli Scalzi o della Stazione (Puente de los Descalzos o de la Estación). Orientado al norte, es el puente más grande de todos los que atraviesan el Gran Canal . Fue construido en 1934 y desde lo alto de su estructura se obtienen magníficas vistas de las góndolas y vaporettos qu

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo). (Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción) Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar . ¿Pero eso ya lo sabías, verdad? Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Ruta modernista por Sant Feliu de Llobregat

Sant Feliu de Llobregat Sant Feliu de Llobregat es una de las ciudades de la provincia de Barcelona que se integra en las rutas modernistas que pueden visitarse cerca de la Ciudad Condal, que se encuentra a escasos 10 Km. Situada en el Baix Llobregat, Sant Feliu creció entre finales del siglo XIX y principios del XX junto a sus vecinas Sant Joan Despí , Esplugues y Santa Coloma de Cervelló  (Puedes leer sobre qué ver en estas ciudades haciendo clic en el enlace, descubrirás varias rutas modernistas). El crecimiento económico y urbano transformó el paisaje y nos legó un pasado arquitectónico de época modernista , que en la actualidad, sirve de ejemplo para los amantes de esta corriente artística. De aquella época industrial dedicada a la producción de tejidos perdura Can Bertrand (1861), creada el mismo año que lo harían otras colonias textiles como Can Güell , así como toda la maquinaria arquitectónica que sería necesaria para acoger un flujo migratorio y aument