Ir al contenido principal

Museo Arqueológico de Herakleion (Creta)


El Museo Arqueológico de Herakleion, Heraclión o Hêrákleion es el museo más importante sobre la civilización minoica que existe. Aquí se exponen todos los hallazgos de esta civilización descubiertos en la isla griega de Creta. Sus salas están repletas de cerámica policromada, tallas de piedra, sellos, estatuas, joyería y los frescos que cubrían las paredes de los grandes palacios y exquisitas villas, que ahora quedan perdidas en las páginas del tiempo.

El museo fue construido entre 1937 y 1940 y en sus veinte salas alberga las más fastuosas joyas conservadas de los Palacios de Knossos (Cnosos), Phaistos (Festos) y Malia.

Oiréis hablar de la delicada Cerámica de Kamares pero hasta que no la escudriñéis con vuestros propios ojos, no podréis apreciarla. Está realizada de una manera tan fina y transparente que algunos utilizan la expresión “cáscara de huevo” para hablar de estas piezas. Sin duda los cretenses consiguieron dominar la temperatura del fuego y construyeron tornos especiales con los que modelar estas piezas de gran finura. Suelen tener un fondo oscuro brillante en azul o negro y después se decora con tonalidades blancas, rojas, naranjas o amarillos.

En una de las salas se conserva el célebre y misterioso Disco de Festos fechado en el año 1.800 a. C. Se trata de un disco de terracota de 10'5 centímetros de diámetro y con 45 signos de escritura jeroglífica a ambos lados y que se anticipa a la escritura alfabética conocida. Los signos van del exterior hasta el centro del disco en forma de espiral y se desconoce su uso y significado; siendo en la actualidad todo un misterio. Planeta Dunia tiene una reproducción en casa por si algún día descubre su significado ;)

Una de las piezas que más me gusta de esta colección es la famosa Diosa de las Serpientes. Es una imagen que recuerdo de los libros de texto de cuando era pequeña, donde siempre que explicaban quienes eran los minoicos y cómo iban vestidos aparecía esta imagen. La mujer viste una falda de volantes con un delantal encima que estrecha la cintura. Luce un escote abierto en el pecho y que deja esta parte del cuerpo descubierta como símbolo de fecundidad. La estatua fabricada en mayólica (loza esmaltada) data del año 1.600 a. C. y mide 29'5 centímetros de altura.

Otras piezas poco habitual en otros museos y que aquí se conservan varias piezas es el Rhyton; un vaso ritual minoico con forma de cabeza humana o animal. Es impresionante ver uno que mide 30'5 centímetros, tiene forma de cabeza de toro y está realizado en esteatita negra grabada. Sus ojos son de cristal de roca, el morro de madreperla y los cuernos de oro; parece que en cualquier momento vaya a bramar.

Por último queda contemplar los frescos originales del Palacio de Knossos, donde es posible hacerse una idea de cómo era la forma de vida de la civilización minoica. Fechados entre el año 1600 y 1400 a. C. Ilustran escenas de la naturaleza, ceremonias, rituales y la vida diaria, tanto en la corte como fuera de ella. El Príncipe de los lirios, las Damas azules y el fresco de los Delfines fueron encontrados en el cuarto de la reina. El Salto de toro, ha sido desde siempre un ejemplo del arte de la tauromaquia practicado en la época minoica. Los jóvenes incitaban al animal hasta que los embestía y ellos lo evitaban saltando encima de él.


Más información: Dirección: 1 Xanthoudidou Street, 71202 Herakleion. Horario: Invierno lunes de 13:30 a 20 h. de martes a domingo de 8 a 20 h. Verano lunes de 12 a 17h. de martes a domingo de 8:30 a 15 h. Entrada: 5 €. Existe una entrada combinada para visitar también el Palacio de Knossos y cuesta 10 €. Web: http://odysseus.culture.gr/h/1/eh151.jsp?obj_id=3327

Comentarios

Los viajes más populares

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color