lunes, septiembre 9

Un día en Palermo

Palermo
Rincones de Palermo
Palermo, la antigua Panormos griega cuyo nombre significa “todo puerto” (Pan = todo y Hòrmos = puerto) se asienta sobre los pies del Monte Pellegrino y presume de tener el centro histórico más grande de Europa con una extensión de 100 Km2 (Roma tiene 87 Km2). En Palermo destacan los edificios construidos entre el siglo XI al XIII, pero también los del barroco desbordante importado de España del siglo XVII. Pero todo no es arquitectura en la capital de Sicilia, dicen que Palermo es la meca del street food (aunque yo paseando por sus calles no me lo pareció en absoluto). Llamados buffitieri, los pequeños tentempiés calientes se preparan en puestos callejeros para comer in situ


Palermo
Rincones de Palermo
La ciudad de las 300 mezquitas fue la rival del Califato Omeya de Córdoba y en el siglo XI Palermo tenía la corte más culta de Europa, donde gobernaba el rey Ruggero I de Sicilia rodeado de ministros griegos, administradores judíos y científicos musulmanes. Los españoles la llamaron la “Capital de las Indias de aquí”, los conquistadores hispánicos tan originales como siempre. Dicen que por las calles de Palermo circulan los carretos; unos carruajes que se remontan al siglo XVIII cubiertos de dibujos con escenas de la historia de Sicilia (yo no vi ni uno en toda Sicilia en 18 días de viaje) cosas del directo....

Qué ver en Palermo en un día

Mercato del Capo
Mercato del Capo, Palermo
Mi ruta por Palermo empieza en el Mercato del Capo; el mercado más popular de la ciudad. Las paradas se extienden por un dédalo de callejuelas entre Via Sant’Agostino y una de las puertas más antiguas de la ciudad: la Porta Carini documentada ya en 1310, aunque se desconoce la fecha exacta de construcción. Construida en piedra caliza, en estilo neoclásico, apenas muestra decoración salvo unos grandes jarrones en la parte superior.
Más información: Dirección: Via Porta Carini. Horario del mercado: diariamente de 7 a 20 h. Miércoles y Domingos hasta las 13 h.

Porta Nuova
Porta Nuova, Palermo
La Porta Nuova situada en Corso Vittorio Emanuele fue erigida en 1583 para conmemorar la visita de Carlos V a la ciudad en 1535 a su regreso de Túnez. El arco de triunfo decorado con 4 atlantes está rematado por una cúpula piramidal recubierta en mayólica y donde puede verse un águila, símbolo del senado parlemitano.

Capilla Palatina
Capilla Palatina, Palermo
La visita imprescindible en Palermo es sin duda, el Palacio de los Normandos, donde se encuentra una de las joyas de Sicilia: la Capilla Palatina. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, vale 100% el precio de su entrada. Podéis encontrar un artículo completo en el siguiente enlace

Chiesa San Giovanni degli Eremiti
Iglesia de San Juan de los Eremitas, Palermo
Seguimos hasta la Chiesa San Giovanni degli Eremiti o Iglesia de San Juan de los Eremitas es uno de los templos más encantadores de Palermo por su sencillez y su toque oriental. El templo fue construido alrededor del año 1136 por orden de Ruggero II sobre una antigua mezquita y destaca por sus 5 cúpulas en estilo árabe-normando de color rojo. En su interior pueden verse pocos restos bizantinos y góticos de interés, pero su pequeño claustro normando del siglo XII es encantador y está rodeado por un jardín de plantas exóticas que permite algo de frescor en época de calor. En 2015 la Iglesia de San Juan de los Eremitas fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Más información: Dirección: Via dei Benedettini 16. Horario: de lunes a sábado de 9 a 18:30 h. Domingos hasta las 13 h. Entrada: 6 €.

Catedral
Catedral de Palermo
La Catedral de Palermo fue construida en el año 1185 en estilo árabe-normando sobre una basílica paleocristiana reconvertida en mezquita en el siglo IX de la que se conserva una columna con una inscripción del Corán en el pórtico meridional (primera columna de la izquierda). El edificio actual de la Catedral de Palermo es una remodelación del siglo XVIII, su fachada meridional, flanqueada por 2 pequeñas torres, está presidida por un pórtico de tres arcos ojivales realizado alrededor de 1430 por Antonio Gambara y considerado una joya de la arquitectura gótica catalana. En el exterior también destaca la decoración normanda del ábside, las almenas arqueadas normandas, el campanario gótico y las cúpulas barrocas de mayólica. Te recomiendo rodearla ¡es una preciosidad!

Catedral
Interior de la Catedral de Palermo
Todo el esplendor exterior desaparece en su interior que no es nada del otro mundo. En el suelo de la Catedral, encontrarás un listón de bronce que cruza las naves de norte a sur y señala al mediodía con un rayo solar, la estación del año y el mes del zodiaco. A la izquierda de la entrada, se encuentran las tumbas de los reyes normandos Ruggero II, Federico II Hohenstaufen, Enrique VI y Guillermo II, así como el sarcófago romano que guarda los restos de Constanza de Aragón. Se debe pagar entrada para verlos, pero si vas mal de dinero te puedes ahorrar la visita.

Catedral
Catedral de Palermo
Bajo la nave central se encuentra el acceso a la cripta donde pueden verse tumbas romanas, bizantinas o normandas. El tesoro de la catedral está compuesto por reliquias religiosas y joyas normandas, como la urna de plata que contiene las reliquias de la patrona de Palermo, Santa Rosalía, o la Corona de Constanza de Aragón del siglo XII ornamentada con piedras preciosas. La entrada a la cripta y al tesoro se pagan aparte. En 2015 la Catedral de Palermo fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Más información: Dirección: Via Vittorio Emanuele. Horario: de lunes a sábado de 7 a 19 h. Domingos de 8 a 19 h. Entrada a la catedral: gratuita. Tumbas: 1’5 €. Tesoro y cripta: 5 €. Tejado: 5 €.

Dónde comer en Palermo

Trattoria Vecchi Sapori Mediterranei
Risotto frutti di mare en Vecchi Sapori Mediterranei, Palermo
En Palermo hay que probar: la pasta con le sarde (pasta con sardinas, piñones, pasas e hinojo silvestre), los Panelle (buñuelos de garbanzos), los sfiuncini (torta salada a base de cebolla, queso y tomate) y en cualquier lugar prueba el dulce más famoso de Sicilia: los deliciosos cannoli (cilindros de masa frita rellenos de queso ricotta). Son muchas las guías en papel y reportajes que recomiendan comer en las calles de Palermo, en el Mercato del Capo o en el Mercato di Ballarò; el mercado más animado de la ciudad, donde además de comida se puede encontrar ropa. En agosto es imposible estar en la calle, hace demasiado calor, así que buscamos un restaurante con aire acondicionado situado en el Mercato di Ballarò.

Trattoria Vecchi Sapori Mediterranei
Cannoli en Trattoria Vecchi Sapori Mediterranei, Palermo
En Trattoria Vecchi Sapori Mediterranei, situado en Piazza Ballarò 10-12 nos atienden de maravilla y los platos resultan ser exquisitos, eso sí no olvidéis que os cobrarán un 10% del total de la cuenta en concepto de servicio y 1’5 € en concepto de cubierto por persona. Los platos de pasta y risottos cuestan 10 €, las cervezas 3’5 €, el café 1 € y el cannolo 2’5 € ¡los cannoli de aquí están deliciosos!

Chiesa Capitolare di San Cataldo
Chiesa Capitolare di San Cataldo, Palermo
La Chiesa Capitolare di San Cataldo fue construida en estilo árabe-normando alrededor del año 1160 por orden del emir Maio de Bari, es uno de los edificios más mágicos de Palermo. Su forma cuadrada está decorada por ventanas con arcos ciegos y coronada por 3 cúpulas rojas. Mientras que su interior, de 3 naves separadas por 6 columnas que sostienen arcadas de estilo oriental, es austero y con encanto. El pavimento de mosaico es el original. En 2015 la Iglesia de San Cataldo fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Más información: Dirección: Piazza Bellini 1. Horario: de 9:30 a 12:30 h. y de 15 a 18 h. Entrada: 2’5 €.

Fontana Pretoria
Fontana Pretoria, Palermo
La Piazza Pretoria es el centro neurálgico de Palermo, aquí se alza desde 1573 la Fontana Pretoria o Fontana della Vergogna (llamada Fuente de la Vergüenza por la desnudez de sus estatuas de mármol). Fue diseñada en estilo renacentista toscano por el escultor florentino Francesco Camilliani entre 1554 y 1555 para la villa toscana del virrey de Nápoles; Pedro Álvarez de Toledo. En 1573 fue vendida al Senado palermitano que la colocó por piezas (644 en total) en su ubicación actual. Es uno de los monumentos que más me gustó de Palermo, decorada con estatuas de ninfas, tritones, dioses de los ríos y varias cabezas de animales simbólicos (león, elefante, pantera, mono, ciervo, rinoceronte, oso, lobo) alguna de ellas obra del escultor Michelangelo Naccherino.

Piazza Vigliena
I Quattro Canti en Piazza Vigliena, Palermo
Muy cerca, en la esquina de la Via Maqueda y Vittorio Emanuele, en la Piazza Vigliena se encuentra la alegoría barroca de I Quattro Canti (Cuatro Esquinas) que señala el centro de la Ciudad Vieja de Palermo. Las 4 fachadas curvilíneas fueron construidas por Giulio Lasso en estilo renacentista romano tardío en 1609. Están divididas en tres órdenes: dórico en la parte inferior con fuentes con estatuas de las 4 estaciones, jónico en la parte central con las estatuas de los reyes españoles: Carlos V, Felipe II, Felipe III y Felipe IV que curiosamente nunca visitaron su reino insular. Y en la parte superior pueden verse las estatuas de Santa Ágata, Santa Ninfa, Santa Oliva y Santa Cristina, las 4 patronas de Palermo y protectoras de la ciudad.

Teatro Massimo
Teatro Massimo, Palermo
Siguiendo la Via Maqueda veremos dos elegantes kioscos modernistas: Vicari y Rabaudo, que preceden al Teatro Massimo construido entre 1875 y 1897 en estilo liberty por Filippo Basile. Es el teatro de la ópera más grande de Italia y el segundo de Europa con 8.000 m2. En su escalinata fue filmada la escena final de la tercera parte del Padrino donde Mary Corleone es asesinada.

Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje por Sicilia puede consultarse a través del hashtag #PDSicilia

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total