24 febrero 2015

El Parlamento de Budapest (Országház)


El Parlamento de Budapest o Országház, como se conoce en húngaro, es un lugar ¡impresionante! por dentro y por fuera. Disfruta con los detalles de su arquitectura de día, mientras queda reflejado en el Danubio y multiplica su belleza. Pero también redescúbrelo de noche y a ser posible desde la orilla de Buda. Nunca un lugar lleno de políticos me resultó tan excitante y maravilloso. Dicen que es el edificio más grande del país, mide 268 metros de longitud, 118 m. de anchura, tiene una cúpula de 96 m. de altura y un total de 691 salas. Lo llaman cariñosamente la “Casa del País”.

El Parlamento de Budapest fue construido en estilo neogótico, entre 1884 y 1904, por el arquitecto Imre Steindl, cuentan que a imagen del Parlamento de Londres. Los 386 diputados son elegidos democráticamente, es decir los ciudadanos pueden escogerlos. Aquí se encuentran los despachos oficiales del primer ministro y el presidente de Hungría, de ahí que las medidas de seguridad sean tan estrictas.

¿Qué se puede ver en el Parlamento de Budapest?
Su interior se asemeja más a un palacio real que donde se encuentra la Asamblea Nacional de Hungría. No hay que perderse las decoraciones de la escalera de acceso y del pasillo que accede lateralmente a la escalinata principal. Las paredes lucen pintadas con oro de 22 quilates y en sus pinturas están representadas la variedad de flora de Hungría. Os esperan un total de 90 estatuas en el exterior del parlamento y 152 estatuas en el interior del edificio. Una impresionante entrada decorada con pinturas murales del pintor húngaro Károly Lotz y estatuas del escultor György Kiss os mantendrán boquiabiertos.

La visita sigue hasta la gran Sala de la Cúpula (donde no se permiten tomar fotografías por motivos de seguridad). Aquí se exhiben la Corona de San Esteban y las insignias de coronación: el Orbe, el Cetro y la Espada, utilizadas para coronar a todos los reyes húngaros desde el siglo XI. No te preocupes si no puedes fotografiarlo, en la Mátyás Templom, la Iglesia de San Matías, se exhibe una réplica y allí podrás contemplar las joyas más importantes de Hungría con la nariz pegada al cristal.

Hay un cuerpo de guardia custodiando estos símbolos nacionales, son muy, muy importantes, así que hay que procurar no acercarse a menos de 2 metros. Un par de hombres, bajo las órdenes de un superior, realizan movimientos bruscos cada poco tiempo, espada en mano. Son soldados que no se detendrán en sus ejercicios militares, por muy importante blogger de viajes que seas.

Mira a tu alrededor y contempla las estatuas de todos los reyes húngaros elevados en pedestales. Están contemplando lo que sucede en la Sala de la Cúpula, es sobrecogedor.

La visita sigue a través de pasillos con hermosas cristaleras, asientos aterciopelados y columnas decoradas, hasta la Antigua Cámara Alta, la que nos muestran durante la visita guiada es idéntica a la que utilizan los políticos en sus sesiones del parlamento; hay dos iguales. En el pasillo de entrada a esta sala, justo delante de los ventanales, hay unas piezas metálicas numeradas son un “reposa-puros”. Antiguamente los políticos salían a fumar aquí y dejaban su puro en el número asignado. Cuando regresaban al descanso tenían su puro aguardando y cada parlamentario sabía de esta manera cuál era el suyo.

Curiosidades y advertencias
  • Al ser un lugar oficial se debe pasar un estricto control de seguridad, similar al de los aeropuertos. No se permite la entrada con ningún tipo de spray; eso incluye lacas por ejemplo y menos aún armas o navajas. Cuidado con los que vais en plan Boy-Scout.
  • La visita sólo puede realizarse de forma guiada y en pequeños grupos. Esto quiere decir que vas “escoltado” todo el tiempo y no puedes “campar” a tus anchas. Muy típico por otro lado de los españoles y a los que oiréis quejarse de ello.
  • Hay personal que habla español correctamente, así que si se quiere realizar la visita con un guía en español, los horarios son a las 10:15, 13:15, 14:15 y 16 h. Intenta ser puntual, nunca se puede saber la cantidad de gente que querrá hacer el mismo tour que tú y a la misma hora.
  • Según en que época se visite y si te quieres asegurar la visita, es interesante comprar las entradas con antelación a través de la web de jegymester.hu. Aunque hay un inconveniente; las entradas cuestan 2200 HUF (7'44 €), sí son un poco más que si se compran en taquilla pero el problema es que no se reembolsan. Si la compra de entradas se realiza en las taquillas del Parlamento, los miembros de la Unión Europea tienen entrada gratuita. Aunque se devuelve el pago a la salida y previa presentación de la documentación pertinente (en este caso la entrada y el D.N.I. o pasaporte).
  • Algunas páginas hablan que la entrada se realiza por la puerta X (10 en números romanos) ésto ha cambiado, sólo hay que seguir las indicaciones de donde se encuentra el “Visitor Center”, bajar unas escaleras que se encuentran al final de Balassi Bálint Street y buscar las taquillas donde se adquieren las entradas.
  • La única pieza considerada como Joya de la Corona que no se encuentra en el parlamento es la capa de San Esteban. Con más de dos mil años de antigüedad se conserva con ricos bordados dorados en el Museo Nacional de Hungría.

Antes de salir definitivamente del Parlamento de Budapest en la planta baja se ha instalado una sala donde se exponen fotografías de los trabajos de restauración y de los proyectos que se han llevado a cabo en el edificio. Con el título de Tér Képek y un código QR se invitaba a entrar a una página en flickr donde se pueden ver fotografías del parlamento, maquetas y detalles de diseño y arquitectura. Es interesante para ver peculiaridades que se nos han podido pasar.

Cuando salimos, en la fachada opuesta al Danubio, en la Kossuth Square, donde se encuentra la bandera nacional, topamos con un cambio de guardia en el exterior. Me pareció el desfile menos marcial de cuántos he visto. La música era agradable, los soldados sonreían y después invitaban al público a hacerse una foto con ellos. Os dejo un pequeño vídeo que filmé en un arrebato cinematográfico.



Más información: dónde se encuentra, cuánto vale, qué horario tiene y cómo llego
Dirección: Kossuth tér 1–3. Entrada: 2000 HUF (6'76 €). Para miembros de la UE la entrada es gratuita, aunque hay que solicitar el reembolso a la salida. Horario: del 1 de Noviembre al 31de marzo de lunes a sábado de 8 a 16 h. Del 1 Abril al 31 de Octubre de lunes a viernes de 8 a 18 h. Sábados y domingos de 8 a 16 h. Horario visitas guiadas en español: 10:15, 13:15, 14:15, 16 h. La visita dura unos 45 minutos. Transporte: línea 2 de metro (roja), parada Kossuth Lajos tér. Web: Parlamento de Budapest

El hashtag #PDBudapest reúne todo el material subido en RRSS durante mi viaje.

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total