Ir al contenido principal

Recorrido gastronómico por Japón: Fugu


El fugu es uno de los platos más exóticos y peligrosos que se pueden probar en un viaje a Japón. Para cualquier sibarita, aventurero del paladar o amante de la gastronomía asiática, el fugu es sin duda un reto. Más conocido como pez globo, el fugu tiene la pequeña particularidad de ser venenoso y mortal en el 100% de los casos, aunque ya se están produciendo peces globos no tóxicos ¡cosas de la ciencia!.

Más le vale al #chef tener un buen día y prepararlo correctamente cuando decidas sentarte ante un plato de fugu. Sólo uno de cada tres aprendices a “cocinero de fugu” supera el examen, en el que por supuesto le incluyen una cata de su propio plato preparado. Su parte más sabrosa (la del fugu, no la del aprendiz) es el hígado, que corresponde también a su parte más venenosa. Pero tranquilos, en Japón tienen muy controlado quién cocina el pez globo e incluso está prohibida la venta de peces vivos al público en general. Durante los terribles estragos de hambruna acaecidos en la Segunda Guerra Mundial (como diría Gildo: - ¡Qué bien hablas Escriche!), la gente moría al comer los restos encontrados en la basura de los restaurantes y desde entonces, todos los restos de pez globo que se producen en las cocinas son tratados como “productos tóxicos” sellados y después incinerados. Sólo en Japón puede funcionar algo así, una ruleta rusa culinaria semi-segura.

Si lo leído hasta aquí no te ha quitado las ganas de probarlo, voy a indicarte cómo encontrar fugu en Japón, uno de los pocos países donde puede comerse.

En el país del Sol Naciente es costumbre que los establecimientos de comida estén “especializados” así que de la misma forma que pueden encontrarse restaurantes exclusivos de udon (fideos gruesos) o de sushi (no, no es pescado crudo, ¡me ofendes!), también hay restaurantes donde sólo se sirve fugu. La manera más fácil y apreciable, para un occidental, de reconocer este tipo de establecimientos, es localizar las grandes vitrinas en forma de pecera que exhiben los ejemplares de pez globo vivos. Si no te han presentado un fugu en tu vida, a lo mejor el símbolo de un pez inflado también te sirva.

En Japón el anime y el manga están tan compenetrados en la vida diaria que no es de extrañar encontrar locales de fugu decorados como una viñeta, con grandes peces globos dibujados. Según como se mire ésto quita hierro al asunto de morir comiendo pez globo.

Mi experiencia con el fugu fue más que satisfactoria ¡sigo viva! y además resultó toda una experiencia de inmersión cultural ya que el tipo de local, la preparación de la mesa y la manera de cocinarlo, fue un aprendizaje de costumbres tan ajenas a la mía que convierten el acto de comer en algo imborrable en la memoria.

Yo probé el Yakifugu; fugu asado a la parrilla, el pescado es servido crudo en una bandeja con adobe de salsa de soja, y cada comensal es responsable de colocarlo en un hornillo situado en el centro de la mesa y de cocinarlo a su gusto. Hay otras maneras de probar este peculiar pescadito como el Fugu Sashimi más conocido como Tessa; quizás el más espectacular en cuanto a presentación. El pez globo es servido crudo sobre un plato decorado, los filetes son tan finos y transparentes que dejan ver el dibujo del plato. Como nota “curiosa” los filetes son colocados formando una flor del crisantemo; la flor vinculada a la muerte en Japón (los japoneses son unos cachondos).

Para los amantes de los platos de cuchara existe el Fugu Chiri; un rico estofado de pez globo o el Torafugu Karaage; rebozadito que está muy rico. Yo no le daría más bombo y platillo al hecho de comer pez globo, hay quien trata de venderlo como la actividad más peligrosa del mundo o los que la incluyen en una vorágine de placer; afrodisíaca y orgásmica (con este post me voy a forrar, he incluido palabras sexuales como el que no quiere la cosa, aix.. ¡qué me despisto!).

El pez globo no deja de ser un manjar al alcance de pocos, así que si tienes la oportunidad de ir a Japón, yo te recomiendo probarlo, eso sí, hazlo el último día de viaje ¡por si las moscas! ;-)


Más información: Restaurantes de fugu en Tokio, Genpin Fugu. Dirección: Sólo en la ciudad de Tokio hay más de 30 restaurantes de esta cadena, en este enlace puedes encontrar las direcciones exactas. El de la fotografía se encuentra en Asakusa en la otra orilla pero a la misma altura que el Asahi Building, Edificio 1F, 1-19-6, Asakusa, Taitou-ku, 111-0032 Tokyo. Horario: diariamente de 11:30 a 23 h. Precios: platos desde 600 ¥. Transporte: metro parada Asakusa Station. Web: Genpin Fugu.

Comentarios

Verónica Paz ha dicho que…
Otra ciudad muy famosa para comer fugu es en osaka. En la zona de dontombori vimos bastantes restaurantes, señalizados como bien dices por un pez globo en el esterior jeje

cuando fuimos el cambio era desastroso y decidimos no jugarnosla a ese precio xDD

un saludo

Entradas populares de este blog

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calido…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo).

(Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción)
Qué es un blogtrip Los blogtrip no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar. ¿Pero eso ya lo sabías, verdad?
Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo, quizás te interese organizar un blogtrip para sa…