Ir al contenido principal

Paseo por el Mekong


Hay sensaciones que son difíciles de explicar, como por ejemplo: qué se experimenta cuando el roce del viento acaricia nuestra piel, en un día de temperatura templada y agradable. Atravesar el río Mekong en una embarcación a poca velocidad, asegura ese instante de comunión entre el viento y nuestra piel. Durante la travesía por uno de los ríos más largos de Asia, las altas montañas situadas en ambas orillas, flanquean el perfil del camino. 

La panorámica está cuajada de diferentes especies de plantas arbóreas: teka, palmeras, bambú... tapizan por doquier cada centímetro del suelo. La vida salvaje apenas se vislumbra protegida por la espesura, pero si apagamos el motor de la embarcación, se oye nítidamente esa macedonia de sonidos que habitan en los bosques y en las selvas vírgenes de cualquier parte del mundo. Aves, insectos, monos.... trinan, cacarean, susurran, crepitan, cantan, vibran, aúllan... es el hilo musical de la naturaleza y acompaña cualquier paseo río abajo. Desearéis apagar los motores y detener el tiempo para poder disfrutar del concierto de la Madre Tierra y del paisaje que se abre ante vuestros ojos.

En agosto es época de lluvias en Laos y el cielo permanece moteado por inmensas nubes blancas. En los pequeños espacios donde puede observarse el cielo, éste es de un azul intenso, tan limpio y nítido como puede llegar a ser el lugar donde moran los Dioses del Olimpo. Imaginaros un lienzo con una tonalidad azul en lo alto, verde en el medio y café con leche en la parte de abajo; tenéis ante vosotros, los colores del horizonte del Mekong, y nunca diríais de su belleza al imaginar ¡un caudal de agua cobriza!. 

Este enorme río que nace en el Tíbet y que recorre pausadamente 4.350 kilómetros entre Laos, Myanmar, Tailandia y Camboya, debería tener bandera propia: tres franjas azul, verde y marrón que representaran al Mekong fuera de sus fronteras. Porque aquí la vida tiene sus propias reglas, sus “ciudadanos” son capaces de vadear, pescar y sobrevivir por muy duras que sean las condiciones que impongan las aguas.

Si se tiene la fortuna de navegar por este río a primera hora de la mañana, una etérea niebla corona las cimas de colinas y montañas más altas. La blanca aureola celestial desaparecerá a medida que avancen las horas y así, con la misma sutileza prosigue nuestra embarcación recorriendo el Mekong y algunas de las pequeñas poblaciones que salpican sus márgenes. Algunas dedicadas a la elaboración y venta de Lao Kao; un vino de arroz de buen sabor y mejor pronóstico que es elaborado artesanalmente. Las botellas de alcohol de arroz comparten espacio en la destilería laosiana con otras botellas de exóticos licores, donde escorpiones y serpientes son macerados en su interior, pero ésto es el inicio de otra buena historia para contar otro día.

Comentarios

Blai ha dicho que…
No m'imagino una descripció millor per una experiencia com aquesta. Ja saps que també he pogut experimentar-ho i que probablement com tu, he quedat de per vida encandilat per Laos i el Mekong.

Magnífica entrada que m'ha fet recordar grans moments viscuts a Laos i de nou, desitjar tornar-hi aviat.

Una abraçada Ana!
Planeta Dunia ha dicho que…
Gràcies Blai per les teves paraules. Hi han racons del planeta que ens atrapen per sempre i persones que hi són al rècord de la nostre ment anònima.

Entradas populares de este blog

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calido…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo).

(Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción)
Qué es un blogtrip Los blogtrip no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar. ¿Pero eso ya lo sabías, verdad?
Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo, quizás te interese organizar un blogtrip para sa…