Ir al contenido principal

Machu Picchu (Perú)


Machu Picchu es uno de los monumentos arquitectónicos más misteriosos del mundo. Su nombre quechua quiere decir “Cerro Viejo”, fue descubierto para el mundo el 24 de julio de 1911 por el explorador norteamericano Hiram Bingham, aunque hay evidencias demostradas que en realidad, el primer hombre del siglo XX que pisó la ciudadela fue un agricultor cusqueño llamado Agustín Lizárraga que nueve años antes, el 14 de julio de 1902, buscando nuevas tierras de cultivo se encontró con este maravilloso lugar.

Machu Picchu se yergue majestuoso sobre la cumbre de una estrecha montaña a 2.430 metros de altitud, azotada por el intenso viento y cubierta de vegetación. El lugar domina el paisaje que resigue el profundo cañón dibujado por las turbulentas aguas del río Urubamba. En pleno bosque tropical de montaña, rodeado por una atmósfera mágica y un místico entorno, lleno de leyendas e hipótesis, se encuentra la ciudad inca.

Centro de observación astronómica, lugar de culto y/o hacienda privada de la familia del Inca Pachacutec (1438-1471) -creador del imperio Tahuantinsuyo-, son algunas de las teorías relacionadas con este enclave declarado Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1983. En el año 2007 fue elegida una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno y a finales del año pasado la Universidad de Yale devolvió al Gobierno del Perú todas las piezas que fueron saqueadas (en calidad de “préstamo”) por Hiram Bingham.

Machu Picchu permaneció oculta por una espesa vegetación durante siglos como muchos de los templos construidos en la selva por el hombre. En la actualidad es uno de los lugares más visitados del país y nadie discutiría que es una incalculable joya arquitectónica de época Inca. Una ciudad sagrada en armonía con el medio ambiente, adaptada a los desniveles del terreno y al entorno, que ha sobrevivido más de medio milenio y que debe visitarse al menos, una vez en la vida.

El recinto histórico está dividido en tres grandes áreas: la urbana (compuesta por plazas, templos, palacios, almacenes y talleres), la agrícola (con numerosos andenes o terrazas de cultivo) y las zonas adyacentes (formado por miradores, escaleras, fuentes y acueductos).

En el sector urbano que ocupa alrededor de 10 hectáreas, destaca la zona sagrada donde se ubican la Puerta de la Ciudad, el Templo del Sol, el Templo del Agua, el Palacio Real, las Casas de las Sacerdotisas y el Mausoleo Real, erigidos con un exquisito nivel de perfección.

El sector agrícola está formado principalmente por andenes de plantación y recintos de almacenaje de alimentos, también incluye el Cementerio y la Roca Funeraria.

Las áreas adyacentes más destacadas son el Templo de la Luna y el Intipunko o Puerta del Sol desde donde se obtiene la mejor vista panorámica de Machu Picchu.


Más información: Dirección: Aguas Calientes, Cusco, Perú. Horario: de 7:30 hasta las 17 h. Entrada: 27 €. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calido…

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo).

(Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción)
Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar. ¿Pero eso ya lo sabías, verdad?
Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo, quizás te interese …