Ir al contenido principal

Ruta modernista por La Garriga


Soy una enamorada de la época modernista, siempre que puedo me escapo a descubrir el rico patrimonio que aún se conserva en Cataluña de una época que buscaba su inspiración en la naturaleza.

La Garriga se encuentra situada a 40 Km. de Barcelona y descubrirla es como abrir un cofre del tesoro. En sus calles se conserva la obra modernista de un gran arquitecto: Manuel Joaquín Raspall i Mayol (1877-1937) y la forma de vida de los veraneantes de principios del siglo XX, que se hicieron construir villas de veraneo con frondosos jardines para disfrutar del aire libre. Este fenómeno social fue protagonizado por la alta burguesía catalana y Raspall fue el artífice de muchas de estas torres de veraneo que se edificaron en el Vallés Oriental.

La proximidad de Barcelona, su beneficioso clima, el ambiente rural y agrario que se respiraba y la necesidad terapéutica de cualquier viaje, atrajeron a una colonia de veraneantes que pronto demandó todo tipo de servicios como: fondas, balnearios o establecimientos comerciales que acabaron desarrollando las poblaciones de alrededor.

Convertido en arquitecto municipal, Raspall llegó a firmar 760 proyectos, de los que actualmente por desgracia sólo se conservan un 40%. Actualmente algunas de estas joyas modernistas han sido declaradas Bien cultural de interés nacional, y es que ciertamente lo valen.

La ruta que os propongo abarca obras de otros arquitectos modernistas que embellecieron con su obra la población de La Garriga. El itinerario descrito abarca principalmente tres calles que discurren en paralelo: Carrer dels Banys, Carrer de Josep Sancho Marraco y El Passeig; donde se concentran la mayoría de las casas de veraneo.

En el Carrer dels Banys podemos encontrar cinco hermosos ejemplos de arquitectura modernista, todas ellas obras del arquitecto Raspall. Es una calle muy recomendable donde es posible encontrar desde la casa materna del artista hasta una tienda de la época aún en uso. Los edificios que no os debéis perder son los de los situados en los números 34, 38, 39, 40 y 44: Casa-tienda Josep Reig i Argelagós, Can Raspall, Casa Mercè Mayol, Casa Ramona Sallent i Freixa y finalmente Casa Lluís Ambrós i Martí.

En El Passeig se concentran diez de las obras más exquisitas de este arquitecto modernista. Caminar por este paseo es una forma extraordinaria de conocer la obra de este artista y la manera más agradable de ver las viviendas unifamiliares de tipo jardín de principios del siglo XX. Fueron construidas entre 1910 y 1913 y merecen ser admiradas detenidamente, ya que todas ellas guardan joyas decorativas. Algunas de ellas son: Torre Iris, La Bombonera, Casa Juli Barbey i Poinsard, Casa Antoni Barraquer i de Ros, Casa Fèlix Fages i Vila, Casa Llorens, Casa Esteve Roqué, Casa Joan Colom i Capdevila y la Casa Paulí Puig i Gol.

En la intersección con la Calle de Cast Oliver giraremos a mano derecha para completar nuestro recorrido en la Calle de Josep Sancho Marraco donde encontraremos las viviendas gemelas de Villa Dolores, la Casa Esteve Font i Germà y las Casas Joan Grau i Punsoda.

Si se quiere profundizar más en la arquitectura modernista de La Garriga, existen un total de 34 elementos catalogados de interés. Así mismo en la comarca del Vallés Oriental se encuentran algunas poblaciones como Cardedeu, l’Ametlla del Vallès y Granollers, con un rico patrimonio y bien conservado, con obras de Manuel Joaquín Raspall y otros artistas de principios del siglo XX.

Si os gusta la época modernista o vais a viajar a Barcelona, tenéis que descubrir el Palau del Baró de Quadras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…