Ir al contenido principal

Ruta por los comercios centenarios de Mataró

Mataró
Antiguo aparador y rótulo de la Cerería Masjuan

La ciudad de Mataró presume de una infraestructura comercial de más de 1.600 establecimientos, de los cuales sobreviven varias docenas de tiendas con más de un siglo de historia. Esta

ruta por los comercios centenarios de Mataró se inicia en la Plaça Santa Maria, desciende por el Carrer Santa Maria hasta el Carrer Sant Cristòfol y se desvía hasta el Carrer de Barcelona.

Mataró
Detalle en hierro forjado de la Farmàcia Spà
Se tiene constancia que donde se ubica la actual Farmàcia Spà de Mataró, ya existía en 1635 un establecimiento que vendía remedios medicinales. 8 generaciones de la misma familia han regentado esta farmacia centenaria situada en la Plaça Santa Maria 3. El establecimiento que se conserva hoy, luce una fachada remodelada en 1947 por Antoni de Moragas i Gallissà, donde destaca la rotulación sobre vidrio negro y las letras doradas sobre mármol. En su interior se han conservado los mostradores y armarios originales, junto a una colección de frascos e instrumental antiguo de farmacia.

Mataró
En Cafès Manigua se conserva la historia familiar de este comercio centenario
Muy cerca de la farmacia se encuentra la Cereria Ricart situada en el Carrer Santa Maria. Abrió sus puertas en 1871 como fábrica y tienda de velas. En 1915, en el local de al lado, Elvira Ricart i Coll abrió una tienda donde se vendía café, azúcar, cacao y galletas. En 1966, Josep Masjuan i Ricart, fusiona ambos comercios abriendo uno en el Carrer Santa Maria 5: Cafès Manigua. En el nuevo comercio, regentado por Enric Riera i Masjuan, se vende café tostado con leña, tés, chocolate, cirios y velas. De época modernista se conserva en la parte exterior, la puerta de entrada y los rótulos de hierro forjado. En el interior, se pueden ver varios molinillos de café de distintas épocas, una antigua tostadora de café, el mostrador de madera original de la cerería i varias pinturas de J. Jutglar de 1920 que hacen referencia al comercio de cacao.

Mataró
La tienda de Queviures Can Bosch es un museo vivo de la actividad comercial
Otro de los colmados centenarios que encontramos en Mataró, es Queviures Can Bosch situado en el Carrer Santa Maria 11. Su primer propietario, Joan Bosch i Pujadas, entró a trabajar de aprendiz en la tienda La Confiança cuando elaboraba fideos de pasta. En 1916 abrió su propia tienda conocida con el nombre de “Flor de Mayo”. En la tienda se ha conservado la puerta de madera original de acceso que luce paneles de pizarra. En el interior de la tienda de Queviures Can Bosch sobreviven algunos elementos originales como: balanzas, toneles de vino, carteles publicitarios, los mostradores de madera y los armarios y estanterías que cubren ambos lados de la tienda.

Mataró
Interior de la tienda La Confiança diseñada por Josep Puig i Cadafalch
La antigua tienda conocida como Can Pinós es sin duda la tienda con mayor pedigrí de esta ruta comercial por Mataró. Fue diseñada por Josep Puig i Cadafalch en el año 1894, gracias al encargo del fabricante de pasta Francesc Colomer. La Confiança, situada en el Carrer Sant Cristòfol 10, abrió sus puertas en 1896 y sigue en activo como tienda de comestibles, con muchos productos a granel a la venta. En el exterior destaca su decoración modernista en cerámica vidriada, hierro forjado y latón. Mientras que en su interior se han conservado numerosos elementos originales como los mostradores y vitrinas de madera, el dispensador de aceite y varias pinturas murales.

Mataró
Los propietarios actuales de la Cafetería Le Boel han querido conservar su esencia modernista

La antigua tintorería Ca L'Artigas, construida en 1905 por Antoni March Volart, es desde 2015, la cafetería Le Boel. Situada en el Carrer de Barcelona 19, conserva de época modernista la fachada decorada con preciosos elementos en madera, 3 flores de latón en la fachada y un elaborado tirador en la puerta de entrada. En el aparador se conserva una vidriera emplomada con una bonita cenefa floral. En el interior del comercio que una vez fue mercería, se ha conservado un encantador patio donde tomar algo al aire libre junto al murmullo del agua de una fuente.

Mataró
En Casa Graupera se elaboran a mano todas sus neules

Finalizamos nuestro recorrido en la tienda de Casa Graupera que son "Mestres Neulers" desde 1895 y se dedican a la elaboración artesanal de barquillos y turrones. La cuarta generación de esta empresa familiar, situada en el Carrer Sant Simó 5 de Mataró, elabora en la actualidad más de 50 variedades de neules (barquillos) con sabores tan deliciosos como el relleno de crema catalana, catánies o chocolate y frutas del bosque. La receta familiar que, por supuesto es original y secreta, hace las delicias de los chefs más prestigiosos como Carme Ruscalleda que les dedicó una apasionada dedicatoria. No te pierdas la maestría con la que elaboran a mano y uno a uno los deliciosos barquillos con la vieja máquina de fabricar neules.

La Oficina de Turismo de Mataró facilita de forma gratuita una ruta audioguiada por los establecimientos más emblemáticos y centenarios de la ciudad. La audioguía está disponible en catalán, español, inglés y francés.

Esta ruta fue organizada por la Xarxa de Turisme Industrial de Catalunya (XATIC) con motivo de la celebración de la Setmana del Turisme Industrial. Toda la información generada en redes sociales durante la ruta “Obrers, burgesia i fàbriques”, puede consultarse a través de los hashtags #BusACegues, #ComEsFanLesCoses, #SetmanaTurismeIndustrial2019, #STI19 y #ViuTurismeIndustrial.

Comentarios

Los viajes más populares

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color