Ir al contenido principal

Hoteles en Bilbao: el encanto de un lugar privilegiado


El pasado mes de octubre fui invitada por Turiskopio (una empresa de comunicación vasca que había llamado a la puerta de Blog on Brands en busca de bloggers) y que tuvieron la amabilidad de buscarme un magnífico hotel en Bilbao. La misión era cubrir el evento de #turistopia en redes sociales y dar difusión a un encuentro para profesionales de turismo.

Mi alojamiento en Bilbao fue en el exclusivo Gran Hotel Domine Bilbao de cinco estrellas (GHDB), uno de los establecimientos de la cadena de Hoteles Silken que hay en la ciudad. Quien conozca el hotel estará de acuerdo conmigo que es el mejor situado de la capital vizcaína. El hotel domina la atractiva ría de Bilbao con elegancia, pero a la vez con mucha modernidad. Su estilo es brillante, alegre, con divertidos toques de humor y con notas de diseño sorprendentes.

Sí, efectivamente es un Hotel de Diseño y creo que se merece esas dos mayúsculas que le diferencia de otros hoteles en los que me he alojado.

HOTEL (en mayúsculas)
El servicio es atento y amable con el visitante. Hay cierta armonía en el personal de recepción y de restauración que se nota en el ambiente. Rostros amables, sonrisas sinceras y una correcta organización de obligaciones realizadas diligentemente facilitan la estancia al huésped y el ágape al comensal.

Las habitaciones son espaciosas, con cama King Size, almohadones a elegir y enormes armarios. La luz está presente a raudales, ya sea la que entra naturalmente por los ventanales o la que se consigue con el juego de luces de las estancias. Incluso el baño ha sido separado de la habitación por una pared de cristal con cortina, que deja entrar la luz natural a un improvisado baño de espuma que hará las delicias al más caprichoso. Las habitaciones están debidamente insonorizadas para convertir los dormitorios en un lugar de descanso o, de diversión según se tercie. Sin molestias para los que son ajenos al mundo que sucede en el interior de una habitación de hotel, pero preparadas para el disfrute de sus huéspedes.

La situación del hotel es inmejorable, sirve de balcón panorámico al Museo Guggenheim y aunque el interior del GHDB, evita la ostentación y los espacios recargados, no han podido eludir que pueda presumir de ubicación. Donde quizás se hace patente este privilegio es en la terraza del último piso, donde se sirven los desayunos con mejores vistas de Bilbao. Si el tiempo acompaña, el aire libre impregnará la visión con los brillos de la obra de Frank O. Gehry. Nuestro olfato entrará en una lucha titánica por respirar la esencia de olor a tierra y a agua que tiene ante sus ojos y se revelará ante el olor a bollería recién hecha y todos aquellos manjares que el cocinero prepara para comenzar el día saciado de sensaciones. No importa la previsión del tiempo en Bilbao la terraza puede cubrirse sin restar ni un ápice de vista panorámica.

DISEÑO (en mayúsculas)
Una pequeña selección de obras de arte y muebles de diseño, de finales del siglo XX y comienzos del XXI, de Javier Mariscal decoran los rincones del GHDB. Es una combinación de diseño llamativo -como el sofá de color rojo de recepción- y grandes espacios iluminados -como el que sirve de columna vertebral a las 135 habitaciones y 10 suites del hotel-. Es posible encontrar cuadros de Javier Mariscal en las habitaciones, pasillos, el bar o en el restaurante. Con escenas que cautivan la atención, tanto o más, que la enorme escultura de un Ciprés, en forma de gran falo de piedra (¡mente sucia, mente sucia!) que se alza en el atrio frente a los ascensores panorámicos. La escultura encierra enormes cantos rodados de piedra (todo es grande aquí) dentro de una malla, que invitan a elevar la cabeza hasta el magnífico lucernario que acristala el cielo del Gran Hotel Domine Bilbao.

Alfombras y muebles -de diseño llamativo del artista valenciano- acompañan al huésped o visitante en muchas otras estancias pero es en el juego de luces y sombras de la escalera donde pierdo el sentido del tiempo y por qué no, la cordura. ¿Es un laberinto o el interior de un magnífico lirio de agua de color blanco? ¿Es un cucurucho de papel que encierra deliciosos bombones en forma de peldaños o un pozo sin final?

¿Cómo vivir la experiencia en este hotel de autor?
  • Hay diversas formas de vivir una inolvidable experiencia en el GHDB; alojándose, evidentemente es la mejor opción (hay paquetes low cost desde 95 € la noche que incluyen habitación para dos personas y desayuno).
  • Regalando o “autoregalándote” el Bono regalo Desayuno Buffet “Buenas Vistas” para que disfrutes de un desayuno en su magnífica terraza con vistas al Guggenheim; solo o bien acompañado. Precio: 26 € por adulto y 16 € por niño.
  • Disfrutando de las #52experiencias del DOMA.


Más información: Gran Hotel Domine Bilbao. Dirección: Alameda Mazarredo 61, 48009 Bilbao. Teléfono: +34 944 253 300. Web: Gran Hotel Domine Bilbao

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta modernista por el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria

La Casa Lleó destaca por sus numerosos ventanales con decoración modernista Con esta ruta modernista por el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria descubrirás la estética y estilo de arquitectura de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, del barrio más emblemático y comercial de la capital de Gran Canaria. Un Patrimonio Histórico excepcional que ha conservado viviendas con grandes balconadas de hierro forjado, puertas y ventanas enmarcadas con piedras labradas y decoración floral en yeso, cantería y cerámica. Diseños modernistas de Laureano Arroyo en la Calle Mayor de Triana 80 De la mano de los arquitectos más representativos del modernismo canario recorreremos el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria. Un barrio dispuesto de forma regular y simétrico que ya estaba bien estructurado en el año 1530. El modernismo canario se desarrolló casi 80 años, desde 1860 hasta el estallido de la Guerra Civil Española (1936). El racionalismo arquitectónico y la estética

Ruta modernista e histórica por el Barrio de Vegueta de Las Palmas de Gran Canaria

Edificio modernista en la Calle Juan de Quesada 1 Iniciamos nuestra ruta modernista e histórica por el Barrio de Vegueta de Las Palmas de Gran Canaria, dejando tras nosotros el Barrio de Triana del que tienes una ruta modernista en el artículo anterior y la Plaza Hurtado de Mendoza . Justo enfrente encontramos en la Calle Juan de Quesada 1 esquina Calle Obispo Codina 5 , un edificio modernista construido en 1905 por el arquitecto Fernando Navarro . Destacan la multitud de ventanas decoradas en sus 3 plantas de viviendas, con formas florales típicas del Art Nouveau . Frutería de Jose y Alicia. ¡Mira el tamaño de la seta y de los tomates! Sin dejar la calle que durante años sirvió de frontera natural de los dos barrios más emblemáticos de Las Palmas de Gran Canaria, llegamos al Mercado de Vegueta . Un lugar extraordinario para reponer fuerzas e impregnarse de la variedad de frutas y verduras que crecen en esta tierra generosa cercana a parecerse a un vergel del paraíso. Acércate hasta

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Viaje por libre a Corea del Sur

Si estás pensando en viajar por libre a Corea del Sur desde ahora te digo ¡hazlo! Es uno de los países más tranquilos y “fáciles” para empezar a viajar por libre. Voy a intentar darte algunos consejos e información útil, para aquellos viajeros que estén interesados en unas vacaciones coreanas . He recorrido otros países asiáticos , como: Turquía, Siria, Jordania, Yemen, Tailandia, Laos, Camboya, Malasia y Japón. Los cuatro primeros con esa influencia árabe, distan bastante de lo que es Corea del Sur, un país de influencia más bien budista , aunque la libertad de culto ayuda que haya representaciones de varias religiones. Para los que ya hayan viajado a Japón, decir que Corea guarda cierto parecido con el País del Sol Naciente. Si os gusta la cultura japonesa os gustará Corea del Sur . Ambos países poseen templos de gran belleza, Parques Nacionales inabarcables, trenes de alta velocidad que comparados con los nuestros son de ciencia ficción, una población educada , corr

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo). (Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción) Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar . ¿Pero eso ya lo sabías, verdad? Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo