jueves, mayo 16

Quartier Bouffay: el barrio medieval de Nantes

Nantes fue capital de facto del Ducado de Bretaña desde el siglo X hasta 1547. El Barrio Bouffay es su barrio medieval, donde encontrarás calles adoquinadas con los nombres de antiguos gremios artesanos como: la Rue des Échevins (regidores), Rue de la Boucherie (carnicería), Rue des Halles (mercado), Rue des Chapeliers (sombrereros) o Rue des Poissonniers (pescaderías). El centro histórico de Nantes es una zona peatonal que conserva varias casas de entramado de madera del siglo XV, con esta ruta podrás situarlas junto a otros edificios medievales que aún se conservan en pie.

2 Rue de la Fosse
2 Rue de la Fosse, Nantes
En el 2 Rue de la Fosse, esquina Rue de Guérande, se alza un edificio construido a mediados del siglo XVII sobre una antigua vivienda del siglo XV. Conserva la arquitectura de entramado de madera y decoraciones pintadas en el primer piso fechadas en 1650. Está declarado Monumento Histórico y en la misma calle encontrarás comercios antiguos que merecen una visita.

1 Rue de la Bléterie
1 Rue de la Bléterie, Nantes
En el 1 Rue de la Bléterie resuenan los ecos del pasado medieval cuando la calle era frecuentada por los comerciantes de trigo y se levantaba una puerta de acceso para cruzar la muralla del siglo XIII. La construcción con entramado de madera fue ampliamente utilizada en los comercios de los siglos XV y XVI.

Place du Change
Place du Change, Nantes
El corazón comercial de Nantes en la Edad Media se encontraba en la Place du Change, la Plaza del Mercado, donde se cambiaban todos los productos y se transformaban en moneda. En una de las fachadas verás esculpidos la imagen de los primeros mártires cristianos de Nantes, conocidos popularmente con el nombre de “los niños nanteses” se trata de los hermanos Saint Donatien y Saint Rogatien (San Donato y San Rogatio) que lucen la palma y la corona de su martirio y que fueron decapitados en el siglo IV.

Maison des Apothicaires
Maison des Apothicaires
En el 2 Rue Carmes se encuentra la Maison des Apothicaires (Casa del Boticario) también conocida como Maison du Change (Casa de Cambio) construida en el siglo XV con entramado de madera y tejado de pizarra, está considerada la casa más bonita de Nantes. Catalogado como monumento histórico, conserva figuras en las vigas y estatuas en la fachada.

19-21 Rue des Carmes
19-21 Rue des Carmes, Nantes
En el 19-21 Rue des Carmes se conserva una casa con entramado de madera. En el siglo XIV una congregación de carmelitas habita el convento situado en esta calle del que sólo se han conservado unos arcos en el 16-18 Rue des Carmes.

3-5 Rue Bossuet
3-5 Rue Bossuet, Nantes
En la Rue Bossuet veremos dos casas típicas de la Edad Media, situadas en el número 3 y 5. Magníficos ejemplos del siglo XV con entramado de madera y que también han sido declaradas monumentos históricos. En la Rue Bossuet se encuentran restos de la muralla Galorromana de Portus Namnetum construida en el siglo III.

Hôtel Saint Aignan
Hôtel Saint Aignan

En el 8 Rue Saint-Jean se encuentra otro monumento histórico, se trata del Hôtel Saint Aignan, una casa noble que perteneció a François Goheau; capitán de los arqueros de Nantes. Construida alrededor de 1472 en estilo gótico con toba calcárea procedente de Saumur. Conserva una fachada muy ornamentada con escudos, decoraciones de estilo gótico de época medieval y la estatua de San Vicente de Paúl.

15 Rue de Verdun
15 Rue de Verdun, Nantes
En el 15 Rue de Verdun se conserva otra casa con entramado de madera del siglo XV por aquella época la calle se llamaba Rue de la Chaussée. La calle era tan estrecha en el siglo XVII que solo pasaba un carro o una carroza con riesgo a atropellar a los peatones. Al final de la Rue de Verdun se encuentra la Porte Saint Pierre; una monumental entrada del siglo XIII de la ciudad amurallada por donde pasaba la calzada romana que llegaba hasta París.

Catredral
Cathédrale de Saint-Pierre et Saint Paul
Muy cerca se encuentra la Cathédrale de Saint-Pierre et Saint Paul, la catedral de Nantes, cuya construcción duraría desde 1434 hasta 1891. Levantada sobre un templo anterior del año 567 por los Duques de Bretaña, sufriría varias reconstrucciones a lo largo de su historia, la última en 1972 tras sufrir un terrible incendio. La Catedral de Nantes está situada en la Place Saint-Pierre, luce dos torres de toba blanca que enmarcan la fachada gótica flamígera que presenta 3 puertas de entrada: la de la izquierda dedicada a San Pedro, la central a la Virgen María y la puerta de la derecha a San Pablo. Uno de los elementos más sorprendentes del exterior, y que no es frecuente de ver, es un púlpito de piedra que se encuentra en la esquina derecha y desde donde antiguamente se oficiaban misas. En su interior destacan las altísimas bóvedas góticas de 37’5 metros de altura que superan a las de Notre-Dame de París. 

Cathédrale de Saint-Pierre et Saint Paul
Tumba de Francisco II de Bretaña y Margarita de Foix
En la nave en cruz de 110 m. de longitud, destaca la impresionante tumba de Francisco II de Bretaña y Margarita de Foix realizada en mármol, entre 1502 y 1507 por Michel Colombe que creó una extraordinaria joya renacentista. En las esquinas pueden verse 4 estatuas alegóricas de las virtudes: el Coraje sujeta a un dragón por el cuello que está destruyendo una torre, la Templanza sujeta un reloj en su mano, la Prudencia sujeta un espejo con la mano izquierda y un compás con la mano derecha y la Justicia sujeta un libro abierto donde puede verse una balanza. Los leones a los pies de los monarcas simbolizan a la dinastía Montfort. Por el acceso de Cours Saint-Pierre se entra a la cripta románica de la catedral que fue construida en el siglo XI y donde se encuentra el tesoro de la catedral.

Más información: Horario: diariamente de 8 a 19 h. Entrada a la Catedral: Gratuita. Entrada a la Cripta: Gratis con el Pass Nantes de la Oficina de turismo.

Hôtel de Bruc
Hôtel de Bruc
En la Edad Media los ricos burgueses y comerciantes abandonaron las casas de entramado de madera por las de toba calcárea o piedra como el Hôtel de Bruc situado en el 8 Rue de l'Emery; uno de los pocos ejemplos de residencia señorial del siglo XV que se conservan.

Rue Juiverie
Rue Juiverie, Nantes
En la Rue de la Juiverie es donde vivía la comunidad judía de Nantes, aunque la sinagoga aún no ha sido localizada. La población judía vivía con sus propios ritos y leyes, bajo la protección de los duques de la ciudad, hasta que fueron desalojados en el año 1236. En 7 Rue Juiverie verás una casa con entramado de madera del siglo XV y en el 11 Rue Juiverie se conservan dos bajorrelieves coloridos; en uno hay la cabeza de una mujer con los cabellos ondeando al viento y el otro muestra un hombre tumbado en un banco con una tortuga en una mano y alas en un pie.

Rue de la Bâclerie
Rue de la Bâclerie, Nantes
Detrás de la Église Sainte Croix, en el 8 Rue de la Bâclerie y 10 Rue de la Bâclerie, se encuentran dos casas con entramado de madera que han perdido su segundo piso, pero nada de su encanto medieval. En esta calle era donde se descargaban las mercancías de los barcos.

Place du Bouffay
Place du Bouffay, Nantes
La Place du Bouffay era el patio del primer castillo de los Condes de Nantes que existía en el siglo X y donde serían ejecutados en 1720 por orden real los cabecillas bretones. Unos años más tarde la guillotina se encargaría de seguir cortando cabezas a los traidores de la patria durante la Revolución Francesa. Desde 2018 preside la plaza una escultura en bronce, Éloge du pas de côté, del escultor Philippe Ramette. La obra representa a una figura masculina en traje que mira al horizonte apoyado en un sólo pie, mientras con el otro da un paso hacia un lado, representando el paso que ha dado Nantes con el arte y la cultura. Antes de irte mira hacia los tejados y su colección de chimeneas renacentistas.

Hostellerie des Jacobins
Hostellerie des Jacobins
En Impasse Joseph-Peignon encontramos la Hostellerie des Jacobins del siglo XV y único vestigio conservado del antiguo Convento de los Jacobinos de Nantes construido en el siglo XIII. En la Hostellerie (posada) se alojaban peregrinos y cualquier persona ajena al convento, incluso reyes. En la actualidad el edificio de 4 alturas conserva un saliente poligonal cubierto con un techo tipo palomar.

Château des Ducs de Bretagne

El Château des Ducs de Bretagne o Castillo de los Duques de Bretaña es una construcción defensiva del siglo XV que está considerado el primer Castillo del Loira que se construyó y el último que se encuentra antes de llegar al océano. Este castillo bretón está rodeado por 500 m. de camino de ronda conectado por siete torres que se han convertido en un excelente mirador para la ciudad y que permanece abierto de forma gratuita para que pueda recorrerse en una ½ hora. No es lo único que permanece con entrada gratuita, el foso que rodea el castillo es un lugar cubierto de césped donde los nanteses y visitantes disfrutan del aire libre. 

Château des Ducs de Bretagne
Patio del Château des Ducs de Bretagne
Tras pasar las dos torres gemelas construidas en 1466 y el puente levadizo, se accede al patio donde se encuentra la residencia ducal, el cuartel y la antigua prisión. El Palacio renacentista del siglo XV fue construido en toba calcárea característica del Loira bajo el ducado de Francisco II de Bretaña y llegó a albergar a 600 personas. Aquí nació su hija Ana de Bretaña que sería dos veces reina de Francia. Hoy alberga el Musée d’histoire urbaine; un museo multimedia que explica 5 siglos de la historia de Nantes para todos los públicos, incluso para los que sufren discapacidad motora, visual, auditiva o mental. 

Musée d’histoire urbaine
Musée d’histoire urbaine en el interior del Château des Ducs de Bretagne
Sus 32 salas acogen unos 1150 objetos relacionados con Nantes, desde las disposiciones reguladoras del comercio de esclavos en las Antillas, hasta moldes de galletas LU o un cuadro de William Turner de los Muelles del Loira. El patio, el camino de ronda de las murallas y los jardines del foso del Castillo de los Duques de Bretaña son de acceso libre y gratuito. Por la noche vale la pena disfrutar de su iluminación. En verano, junto a la Torre de los Españoles, se abre Paysage Glissé; un tobogán de acero de 50 m. de largo que permite deslizarse desde la muralla, a 12 m. de altura, hasta el foso.

Más información: Castillo de los Duques de Bretaña. Dirección: 4 Place Marc Elder. Horario: de martes a domingo de 10 a 18 h. Entrada: 8 €. Gratis con el Pass Nantes de la Oficina de turismo. Disponen de audioguía en español. Transporte: Tranvía línea 1 parada Duchesse Anne. Web: Château des Ducs de Bretagne.

Puedes seguir leyendo sobre Nantes en mis otros artículos:






Todo el contenido publicado en redes sociales sobre este viaje puede consultarse a través de los hashtags #PDNantes y #LVAN

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total