19 marzo 2014

El Geoparque de la Costa Vasca


El mar tiene algo de hipnótico que atrae desde hace siglos a marinos, aventureros, científicos y soñadores. Capaz de lavar heridas de la piel y del alma, la acción del viento, el mar y la sal, va más allá de la cura corporal o sentimental. En determinados lugares la energía de las corrientes, la erosión del agua y el paso del tiempo, esculpen caprichosas formas en la naturaleza; ese es el caso del Geoparque de la Costa Vasca.

Desde Mutriku hasta Deba y siguiendo hasta Zumaia, los acantilados costeros son conocidos por su belleza y singularidad. La formación rocosa conocida con el nombre de Flysch permite al observador comprender los cambios que ha sufrido el planeta, desde la extinción de los dinosaurios hasta el momento en que la península chocó contra Europa. Es un calendario de 60 millones de años que descubre capa a capa que le ha sucedido a nuestro planeta.

A lo largo de la carretera N-634 y de la GI-638 es posible detenerse en los diferentes miradores, que ofrecen unas excelentes vistas panorámicas sobre el Mar Cantábrico y se puede contemplar fácilmente la geomorfología del litoral vasco.

El gran santuario geológico del Geoparque se encuentra en la Playa de Itzurun en Zumaia, aquí un dragón petrificado duerme bajo la arena mientras sus escamas son lamidas por el agua de las olas. Crestas rocosas esbeltas se elevan hacia el cielo como llamaradas de fuego petrificado. Dicen que la catedral del Geoparque se encuentra en Sakoneta y que los hermosos acantilados a veces alejan al visitante de los valles profundos y encantados de Lastur, donde se detiene el tiempo como por arte de magia.

El Flysch es un importante patrimonio natural que se encuentra a menos de 70 Km. de Bilbao, Donostia o Vitoria. La marea baja deja al descubierto la zona intermareal y un litoral abrupto y salvaje donde es posible ver este “pastel” de piedra formado por capas de arenisca, arcilla, piedra caliza y margas. La variedad de propuestas es amplia: itinerarios a pie o en barco, la visita al Centro de Interpretación de los Recursos Naturales de Algorri o la entrada al Centro de Interpretación Geológica Nautilus de Mutriku, completan la visita del Geoparque -miembro de la Red Europea de Geoparques- y ofrecen una ruta completa para conocer la naturaleza salvaje de la Costa Central del País Vasco.

Si te ha gustado este santuario de la naturaleza y quieres seguir leyendo sobre las maravillas de Euskadi te invito a visitar el Santuario de San Ignacio de Loyola.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total