Ir al contenido principal

ROMA: AMOR por Bernini


Roma es la ciudad del amor ya que ambas se ven reflejadas cuando sus letras coinciden delante de un espejo. Roma se mira cada mañana en el Tíber y se despierta enamorada de si misma y de todas las maravillas que acoge en su seno. La lista de lugares que se pueden visitar es extensa y sería necesaria toda la eternidad para conocer sus secretos y rincones. Aquí os presento mi particular aproximación a Roma para empezar a descubrirla:

La escultura de Bernini
Como cualquier amante los matices encandilan a quien observa la piel de Roma. Formas y tonalidades reflejadas maravillosamente en las esculturas realizadas por Gian Lorenzo Bernini. Sus mejores obras se encuentran en la Galleria Borghese donde destaca Apolo y Dafne; una escultura de 2'43 metros realizada en mármol de Carrara y que cuando se toca algunas de las hojas de laurel vibran como si fuera cristal. El grupo escultórico de El rapto de Proserpina es como no debería ser el amor: forzado, impuesto. En la cara de la Diosa se ve la desesperación por escapar y huir de su captor, Plutón que la aferra con fuerza por el muslo mientras hunde sus dedos en la carne.

Las obras de Bernini también son accesibles callejeando por la Ciudad Eterna, repartidas por diversos lugares existen numerosas fuentes que son obra de este increíble artista. En Piazza Barberini se encuentra la Fontana del Tritone (Fuente del Tritón), realizada en mármol travertino, representa a un tritón subido encima de una gran concha, sostenida por cuatro gigantescos peces -que representan delfines- mientras sopla agua a través de una caracola que sostiene en sus manos. Cerca de esta fuente, en la Via Veneto se yergue la simpática Fontana delle Api (Fuente de las Abejas) quizá la única dedicada a este necesario animal y que sirvió de abrevadero para caballos en el siglo XVII.

En la famosísima Piazza di Spagna se encuentra la Fontana della Barcaccia, una fuente que representa un barco hundido y donde trabajaron conjuntamente Gian Lorenzo Bernini y su padre Pietro Bernini. No es la obra más impresionante del artista pero sí que es la que debieron elaborar más, para que los surtidores tuvieran fuerza suficiente para lanzar chorros de agua debido al desnivel.

Para finalizar este recorrido peatonal hay que dirigirse a la Piazza Navona, donde se encuentra la impresionante Fontana dei Quattro Fiumi (Fuente de los Cuatro Ríos). La obra preside el centro de esta plaza ovalada construida sobre el antiguo estadio de Domiciano. Dicen que están representados los cuatro grandes ríos que se conocían en el siglo XVII: el Río de la Plata, el Danubio, el Ganges y el Nilo, representado con el rostro tapado porque en aquella época no se conocían sus fuentes. En uno de los extremos de esta misma plaza, se alza la Fontana del Moro (Fuente del Moro) donde también participó Bernini. 

Espero os haya gustado este pequeño recorrido por las fuentes de Bernini en Roma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…