Ir al contenido principal

Parque Nacional Carara: la isla biológica de Costa Rica


El Parque Nacional Carara fue la primera reserva biológica que pisé en mi viaje a Costa Rica. Carara se encuentra situada en la costa del Pacífico, en la provincia de Puntarenas al sur de la capital de San José y a dos horas en autobús de línea. Tiene una extensión que abarca 5.242 hectáreas aproximadamente de bosque seco y bosque húmedo pero sólo un 10% está abierto al público. La especial peculiaridad de este lugar; es una zona de tránsito entre un hábitat y otro, hacen de este parque un centro de investigación bastante importante a nivel mundial.

El área es conocida por los expertos en temas ambientales como “isla biológica”. La destrucción de las masas forestales y silvestres de las regiones próximas, ha convertido al parque en un refugio para una gran número de especies. Desde época precolombina se vienen usando los recursos agropecuarios (agricultura y ganadería) de Carara. Se han descubierto asentamientos y conjuntos funerarios que abarcan desde el año 300 a.C. hasta el año 1500 d.C. y su nombre indígena significa “río de cocodrilos”. El 26 de abril de 1978 se creó una reserva biológica en este lugar que se fue transformando en el área protegida de la actualidad.

Con todos estos datos me dispuse hace ocho años a descubrir las especies de flora y fauna en peligro de extinción, así como la flora y fauna endémicas del parque. Mi lista contemplaba la lapa o guacamaya escarlata, perezosos, pecaríes, mapaches, armadillos, ranas venenosas, monos carablanca, monos aulladores, tucanes, pero así se quedó, en una lista de nombres.

Seguimos las recomendaciones y anduvimos por varios de los senderos naturales que dispone el parque pero la única guacamaya escarlata que vi es la de la portada del mapa que nos dieron en el centro de visitantes. :(


Más información: Dirección: 61102 Tárcoles, Costa Rica. Teléfono: (+ 506) 2416 7878. Horario: de 8 a 16 h. Entrada: 8 dólares. Web: https://www.sinac.go.cr/AC/ACOPAC/PNCarara/Paginas/default.aspx

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…