Ir al contenido principal

La Valeta y la Orden de Malta

La capital de Malta está plagada de legados de la Orden de los Caballeros de San Juan. Vinculados a las cruzadas; a un pasado religioso y también bélico, La Valeta conserva importantes edificios que se remontan al pasado histórico de la Orden de Malta.


El Gran Maestre Jean Parisot de la Valette, Gran Maestre de la Orden, levantó la ciudad en 1566 sobre el árido roquedal de la península del Monte Sceberras. La dotó de agua corriente y numerosas fuentes públicas, gracias a la construcción en la parte más alta de la isla, de un acueducto que abastecía a la ciudad. Junto a los restos del acueducto, todavía visibles extramuros, se conservan en la actualidad las fuentes públicas de la época, tan sumamente barrocas como lo fue en su día la propia esencia de La Valeta. 


A la izquierda de la animada Freedom Square se encuentra el Palazzo Ferreria, donde en el pasado se ubicaba la armería de los Caballeros de la Orden. En la actualidad el edificio que vemos es obra del arquitecto Giuseppe Bonavia, de mediados del siglo XIX, construido en estilo italiano.

Los Caballeros de la Orden se alojaban en distintos Auberges (albergues) según fuera la procedencia de sus familias o las coronas cristianas a las que servían. En La Valeta había un auberge por cada uno de los ocho reinos europeos: Aragón, Castilla León y Portugal, Provenza, Auvernia, Francia, Alemania, Italia e Inglaterra, que existían por entonces. Aún se conservan varios de éstos edificios y otros vinculados estrechamente a la Orden de Malta, como son los siguientes:


En Independence Square se encuentra el Auberge d'Aragon y Navarra, es un sencillo edificio diseñado en 1571 por el arquitecto maltés Girolamo Cassar y que ha permanecido en su estado original desde si construcción. Es el albergue más antiguo de la Orden de los Caballeros y actualmente es la sede del Ministerio de Asuntos Europeos. 


Uno de los palacios más espléndidos que se conservan de la época de los Caballeros de Malta es el Auberge de Castille, León y Portugal, obra también del arquitecto Girolamo Cassar construido entre 1571 y 1574 en estilo renacentista y renovado en estilo barroco en 1741. Actualmente este palacio es la sede de la oficina del Primer Ministro maltés. No está abierto al público y no puede visitarse.


En Triq ir-Repubblika (Republic Street), se encuentra el antiguo Auberge de Provence. El edificio fue construido por Girolamo Cassar en 1575 y durante la época de dominación inglesa fue el club social de la población británica. 


Aquí se instaló en 1958 el Museo Nacional de Arqueología de La Valeta donde se exhiben curiosos objetos prehistóricos como los altares megalíticos de Tarxien, la famosa Venus de Malta encontrada en el templo de Ħagar Qim y la entrañable y aún más famosa Dama Durmiente que fue encontrada en el Hipogeo Hal Saflieni y que sirve de símbolo maltés para toda clase de recuerdos. En este museo también se exponen varias colecciones de arqueología con ejemplos y muestras de tumbas púnicas y romanas de gran interés para los amantes de la historia y arte antiguo. 


En la misma calle se encuentra la Concatedral de San Juan Bautista, uno de los edificios más espectaculares de la capital maltesa que es imprescindible visitar. En su interior se encuentran enterrados muchos de los Grandes Maestres que formaron parte de los Caballeros Hospitalarios.


A su lado se alza el Palacio del Gran Maestre; el museo más importante de la ciudad. Fue construido por Girolamo Cassar entre 1570-1580 y estuvo presidido por cada uno de los regentes de la isla en tiempos de la Orden de Malta. En la actualidad es la sede del Parlamento maltés. Es posible visitar algunas de sus salas, decoradas fastuosamente, pero la parte que no te debes perder es la Armería; un espacio dedicado a las armas que pertenecieron a los Caballeros de la Orden de San Juan y que abarca desde el siglo XVI al XVIII. Dicen que es una de las colecciones más importantes e impactantes del mundo, aunque Napoleón se llevó cerca de 20.000 piezas de la colección original, a mí me gustó mucho.


En Great Siege Square se encontraba el desaparecido Auberge d'Auvergne que fue destruido en 1941 durante la Segunda Guerra Mundial. En el antiguo espacio que ocupaba se levantó en 1967 la Corte de Justicia; un edificio de inspiración clásica.

El primer edificio que alojó el Auberge de France se construyó en 1570 por Girolamo Cassar que tuvo que construir uno mayor en 1588 ya que se quedó pequeño para el gran número de Caballeros de la Orden. Por desgracia en 1942 fue destruido y en su lugar se levantó un memorial de los trabajadores que dieron su vida por Malta.


El otro lugar emblemático hoy desaparecido es el Auberge d'Allemagne que fue construido en 1571 por Girolamo Cassar. Fue demolido en 1839 para construir la Procatedral de San Pablo que debía dar consuelo religioso a los numerosos ciudadanos británicos afincados en Malta y que no tenían una iglesia anglicana. 


El edificio del Auberge d'Italie es uno de los albergues mejor conservados de la Orden de Malta y de los más bellos de La Valeta. Se encuentra ubicado en Triq il-Merkanti (Merchant’s Street). Fue construido por el arquitecto maltés Girolamo Cassar en 1574 y ampliado por el gran maestre Gregorio Carafa en 1683, cuyo busto adorna la fachada. Actualmente acoge el Museo Nacional de Bellas Artes.


Los Jardines Upper Barrakka situados en Castille Square eran los jardines privados de los Caballeros de San Juan italianos. Fueron creados en el siglo XVII para su descanso y eran de uso exclusivo para la orden. Habilitar una especie de oasis en ese tiempo, entre tanta fortificación, dice mucho de los Caballeros de la Orden de Malta. Aún es posible contemplar buenas vistas, disfrutar del silencio y contemplar el vergel de plantas y flores. Los jardines son amplios y se asoman vertiginosamente al puerto más profundo del Mediterráneo. Ya en aquella época los Caballeros podían deleitarse con la hipnótica panorámica de la Cottonera, nombre que recibió la unión de las tres ciudades de Malta (Vittoriosa, Cospicua y Senglea), y que fue el primer espacio que ocupó la Orden al establecerse en la isla. Los senderos están rodeados de bustos, estatuas y placas que recuerdan a varias personalidades y otros acontecimientos importantes de la historia de Malta. A mediodía, un grupo de actores vestidos con uniformes de soldados victorianos disparan uno de los cañones situados bajo el mirador de la galería.

En Triq San Bastjan (Sebastian Street) se encuentra el Auberge de Bavière también es conocido con el nombre de Palazzo Carniero. Fue construido como casa particular en 1696 por Fra Gaspare Carniero y sirvió para alojar a los caballeros de Baviera, Gran Bretaña y Polonia ya que su número era inferior al de otras órdenes. No está abierto al público.


Todas las fortificaciones que rodean La Valeta convergen en la punta noreste de la ciudad, en el Fuerte de San Elmo (Fort St Elmo). Este bastión fue construido en 1552 y fue el gran baluarte defensivo durante el Gran Sitio de 1565. Aquí los Caballeros de San Juan lograron repeler durante casi un mes el asedio del Imperio Otomano. Los bombardeos italianos durante la Segunda Guerra Mundial se cebaron con su rígida estructura, lo que obligó a reconstruirlo pasada la guerra. Actualmente, sus muros acogen el interesante Museo Nacional de la Guerra dedicado a la Segunda Guerra Mundial. En el interior del fuerte se organizan desfiles militares con uniformes de época y se realizan representaciones de batallas históricas. Aquí se rodaron algunas escenas de la película El Expreso de Medianoche


Por último, la calle Triq id-Dejqa (Strait Street) era el único lugar donde antiguamente los Caballeros de Malta se les permitía batirse en duelo.

En garde!

Si estás pensando en hacer una escapada a Malta, quizás te interese leer Paseo sin brújula ni reloj, por las calles de La Valeta.

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Recorrido por Cáceres: nos adentramos en su muralla

Qué ver dentro de la Muralla de Cáceres En el interior de la muralla de Cáceres te esperan hasta treinta edificaciones que merecen un punto y aparte en un recorrido por la ciudad. El texto que viene a continuación es más largo de lo que acostumbro a escribir en el blog, pero sé que muchos vais a querer disfrutar de una escapada completa a Cáceres . Así que he recogido en una ruta algunos de los edificios y lugares que más me gustaron, ya sea por su historia, delicadeza constructiva o valor patrimonial. Para los que os agoten las palabras podéis dividir el texto por núcleos de interés, concretamente por plazas, así volveréis para recorrer Cáceres una y otra vez, sin agotaros. Feliz lectura. A la izquierda la torre del Palacio Toledo-Moctezuma y a la derecha patio del Palacio de Carvajal - El Palacio Toledo-Moctezuma . El edificio original fue construido entre los siglos XIV y XV en estilo renacentista, aunque sufrió grandes reformas a finales del siglo XVI por ord

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color