Ir al contenido principal

Consejos y recomendaciones para visitar Roma: Transporte


Si vais a viajar a Roma próximamente quizás os interese saber algunos “Tips viajeros” para vuestra escapada a Roma relacionados con el transporte.

Traslados aeropuerto-ciudad
Lo que suele preocupar más a los viajeros es cómo llegar desde el aeropuerto hasta el centro de Roma. La capital italiana tiene dos aeropuertos, según la aerolínea con la que voléis aterrizaréis en “Aeropuerto Giovanni Battista Pastine” Ciampino (CIA) o bien en el “Aeroporto Internazionale Leonardo da Vinci” Fiumicino (FCO). Ambos están conectados con la línea de autobuses de Terravision que en estos momentos es la opción más económica para llegar hasta la Stazione Centrale Roma Termini (Estación Termini). Puede ser que en vuestro aeropuerto de origen, antes de embarcar, os encontréis un stand de Terravision ofreciéndoos el traslado hasta Roma. Es la manera más cómoda de adquirir los billetes ya que evitáis la posterior cola en el stand que tienen situado en el aeropuerto italiano. Los precios no varían de comprarlos en España o Italia. A fecha de hoy, el billete de ida y vuelta cuesta 8 € por persona y la ventaja frente a comprarlo online es que no debéis indicar las horas de llegada o regreso.

En Fiumicino debéis dirigiros a la salida de la terminal siguiendo la indicación visual de los autobuses (mano derecha). En esa dirección se encuentra el stand de Terravision que vende los billetes y también el aparcamiento nº 5 donde paran los vehículos. Seguramente en el parking no veréis que la gente respete el orden de llegada, ni la cola, es un “Campi qui pugui” (“Tonto el último”) en toda regla. Hay que dejar las maletas y mochilas grandes en el portaequipajes inferior del autobús, ya que no se permiten subirlas a los asientos, así que atentos en ese aspecto. Os pedirán el ticket comprado a los pies de la escalera del autobús entre codazos y empujones. ¿Cómo era aquello de la “Cuna de la Civilización”.

Estación Termini
La Estación Termini es un hervidero de líneas ferroviarias, metro y autobuses, así que a la mayoría le permite llegar a su alojamiento en pocos minutos. La llegada del autobús de Terravision se realiza en la misma calle, donde después se debe subir en dirección aeropuerto el día de vuestro regreso. Se trata de Via Marsala 29 y deberéis fijaros dónde se encuentra TerraCafè; una cafetería que sirve para validar, el último día, el billete de regreso. El trámite es sencillo y os asegura asiento en el autobús que va hacia el aeropuerto. Sólo hace falta presentarse 20 minutos antes de la salida del autobús (consultad imagen con los horarios de salida), enseñad el billete en taquilla y ellos os proporcionarán una tarjeta que asegura el asiento, sólo hay que dárselo a la persona encargada de los billetes (va identificada con chaleco fluorescente) antes de subir al autobús. Aseguraros que el autobús es el que va a vuestro aeropuerto de salida, indicado en el frontal de cada autobús Ciampino uno, Fiumicino otro. Tened en cuenta que el trayecto desde Termini a Fiumicino dura una hora, así que calculad bien esas horas de espera, antes del despegue de vuestro avión.

Consigna Estación Termini
¿Qué hacer con las maletas el último día? Si el último día no disponéis de mucho tiempo y queréis aprovechar al máximo la estancia, sin ir a buscar las maletas al alojamiento y sin cargarlas en la visita, quizás os interese saber que podéis dejarlas en la Estación Termini. Calculad el tiempo que tenéis libre, según donde os alojéis a lo mejor no os sale a cuenta ir a buscar el equipaje y en cambio es mejor salir con el equipaje desde el hotel y depositarlo en la consign.

¿Cuánto cuesta?
Depositar el equipaje en la Estación Termini las cinco primeras horas cuesta 6 €, luego hay que ir sumando fracciones de coste por hora (al final del post, en “Más información” encontraréis este dato).

¿Dónde se encuentra la consigna?
Seguid las indicaciones del mapa y entrad por Via Giovanni Gioulitti, la consigna de Estación Termini se encuentra cerca de la capilla de la estación. Hay mapas donde indican el lugar exacto, seguid las indicaciones de “Deposito bagagli” y el dibujo de la maleta. Cuando lleguéis una flecha a la izquierda os indica donde hay que dejar la maleta “Accettazione bagagli”. Os pedirán un documento de identificación, os pesarán y mirarán por rayos X la maleta y os darán un recibo. La recogida se hace por la derecha “Ritiro bagagli” donde se paga y se recoge el equipaje mostrando el recibo donde estará indicado a qué hora lo habéis llevado.


Más información: Precio por trayecto simple con autobuses de Terravision: 6 € por persona. Ida y vuelta: 8 € por persona. Horario consigna Estación Termini: de 6 a 23 h. Tarifa consigna por maleta: las 5 primeras horas: 6 €. De la 6ª a la 12ª hora: 0,9 €/ hora. A partir de la 13ª hora: 0,4 €/ hora.Web: Terravision. Web: Fiumicino. Web: Estación Termini.


Si ya lo tenéis decidido y os vais a Roma, quizás os interese leer sobre lo que se puede hacer en 3 días por la ciudad:



Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

El recinto modernista de Sant Pau: un hospital Patrimonio de la Humanidad

Las obras de construcción del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau se iniciaron en 1902 y fueron toda una revolución para la arquitectura hospitalaria. El proyecto puso una atención especial a los espacios abiertos, la luz solar y el aire fresco, para ofrecer a los enfermos un confort y un cuidado hasta ese momento nunca vistos. Su función como hospital, iniciada en 1930, finalizó en 2009 y muchas guías en papel anteriores al 2010 ni siquiera lo mencionan. Desde entonces, el recinto modernista de Sant Pau se ha ido rehabilitando y distintos espacios se han abierto al público. Las exposiciones con información y fotografías ofrecen un recorrido por la historia del edificio con artículos publicados en su época, información de cómo era el antiguo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y cómo ha evolucionado la medicina gracias a la exposición de instrumental médico de principios del siglo XX.Pabellón de Administración Lo primero que ve el visitante que llega al recinto modernista de Sant Pau…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…