Ir al contenido principal

Consejos y recomendaciones para visitar Roma: Transporte


Si vais a viajar a Roma próximamente quizás os interese saber algunos “Tips viajeros” para vuestra escapada a Roma relacionados con el transporte.

Traslados aeropuerto-ciudad
Lo que suele preocupar más a los viajeros es cómo llegar desde el aeropuerto hasta el centro de Roma. La capital italiana tiene dos aeropuertos, según la aerolínea con la que voléis aterrizaréis en “Aeropuerto Giovanni Battista Pastine” Ciampino (CIA) o bien en el “Aeroporto Internazionale Leonardo da Vinci” Fiumicino (FCO). Ambos están conectados con la línea de autobuses de Terravision que en estos momentos es la opción más económica para llegar hasta la Stazione Centrale Roma Termini (Estación Termini). Puede ser que en vuestro aeropuerto de origen, antes de embarcar, os encontréis un stand de Terravision ofreciéndoos el traslado hasta Roma. Es la manera más cómoda de adquirir los billetes ya que evitáis la posterior cola en el stand que tienen situado en el aeropuerto italiano. Los precios no varían de comprarlos en España o Italia. A fecha de hoy, el billete de ida y vuelta cuesta 8 € por persona y la ventaja frente a comprarlo online es que no debéis indicar las horas de llegada o regreso.

En Fiumicino debéis dirigiros a la salida de la terminal siguiendo la indicación visual de los autobuses (mano derecha). En esa dirección se encuentra el stand de Terravision que vende los billetes y también el aparcamiento nº 5 donde paran los vehículos. Seguramente en el parking no veréis que la gente respete el orden de llegada, ni la cola, es un “Campi qui pugui” (“Tonto el último”) en toda regla. Hay que dejar las maletas y mochilas grandes en el portaequipajes inferior del autobús, ya que no se permiten subirlas a los asientos, así que atentos en ese aspecto. Os pedirán el ticket comprado a los pies de la escalera del autobús entre codazos y empujones. ¿Cómo era aquello de la “Cuna de la Civilización”.

Estación Termini
La Estación Termini es un hervidero de líneas ferroviarias, metro y autobuses, así que a la mayoría le permite llegar a su alojamiento en pocos minutos. La llegada del autobús de Terravision se realiza en la misma calle, donde después se debe subir en dirección aeropuerto el día de vuestro regreso. Se trata de Via Marsala 29 y deberéis fijaros dónde se encuentra TerraCafè; una cafetería que sirve para validar, el último día, el billete de regreso. El trámite es sencillo y os asegura asiento en el autobús que va hacia el aeropuerto. Sólo hace falta presentarse 20 minutos antes de la salida del autobús (consultad imagen con los horarios de salida), enseñad el billete en taquilla y ellos os proporcionarán una tarjeta que asegura el asiento, sólo hay que dárselo a la persona encargada de los billetes (va identificada con chaleco fluorescente) antes de subir al autobús. Aseguraros que el autobús es el que va a vuestro aeropuerto de salida, indicado en el frontal de cada autobús Ciampino uno, Fiumicino otro. Tened en cuenta que el trayecto desde Termini a Fiumicino dura una hora, así que calculad bien esas horas de espera, antes del despegue de vuestro avión.

Consigna Estación Termini
¿Qué hacer con las maletas el último día? Si el último día no disponéis de mucho tiempo y queréis aprovechar al máximo la estancia, sin ir a buscar las maletas al alojamiento y sin cargarlas en la visita, quizás os interese saber que podéis dejarlas en la Estación Termini. Calculad el tiempo que tenéis libre, según donde os alojéis a lo mejor no os sale a cuenta ir a buscar el equipaje y en cambio es mejor salir con el equipaje desde el hotel y depositarlo en la consign.

¿Cuánto cuesta?
Depositar el equipaje en la Estación Termini las cinco primeras horas cuesta 6 €, luego hay que ir sumando fracciones de coste por hora (al final del post, en “Más información” encontraréis este dato).

¿Dónde se encuentra la consigna?
Seguid las indicaciones del mapa y entrad por Via Giovanni Gioulitti, la consigna de Estación Termini se encuentra cerca de la capilla de la estación. Hay mapas donde indican el lugar exacto, seguid las indicaciones de “Deposito bagagli” y el dibujo de la maleta. Cuando lleguéis una flecha a la izquierda os indica donde hay que dejar la maleta “Accettazione bagagli”. Os pedirán un documento de identificación, os pesarán y mirarán por rayos X la maleta y os darán un recibo. La recogida se hace por la derecha “Ritiro bagagli” donde se paga y se recoge el equipaje mostrando el recibo donde estará indicado a qué hora lo habéis llevado.


Más información: Precio por trayecto simple con autobuses de Terravision: 6 € por persona. Ida y vuelta: 8 € por persona. Horario consigna Estación Termini: de 6 a 23 h. Tarifa consigna por maleta: las 5 primeras horas: 6 €. De la 6ª a la 12ª hora: 0,9 €/ hora. A partir de la 13ª hora: 0,4 €/ hora.Web: Terravision. Web: Fiumicino. Web: Estación Termini.


Si ya lo tenéis decidido y os vais a Roma, quizás os interese leer sobre lo que se puede hacer en 3 días por la ciudad:



Comentarios

Los viajes más populares

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m.) y Djebel Ayban (3.194 m.), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Peníns

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Empúries: puerta de entrada de griegos y romanos

La ciudad griega de Emporion se desarrolló desde el siglo VI a.C. hasta la llegada de los romanos en el año 218 a.C. Los griegos fundaron Emporion , actual Empúries, alrededor del 575 a.C. dejándonos el vestigio griego más importante de la Península Ibérica . Aquella importante colonia griega iniciada con un pequeño asentamiento conocido con el nombre de Palaiápolis (ciudad vieja) se encontraba en un promontorio del Golfo de Roses donde hoy se encuentra el pueblo de Sant Martí d’Empuries. Años después se convertiría en la Neápolis (ciudad nueva) y en un destacado enclave comercial a orillas del Mediterráneo llamado Emporion que en griego significa mercado. Gracias a la incesante actividad comercial de los griegos, hasta Emporion llegaban comerciantes de Massalia (actual Marsella), Aiboshim (Ibiza), Alejandría y Cartago. Emporion: importante lugar de comercio La estatua de Asclepios preside el templo del Asclepeion de Empúries Empúries es el yacimiento arqueológico