martes, abril 16

Escapada de 3 días a Málaga

Jardines de Pedro Luis Alonso
Vista desde el Castillo de Gibralfaro a los Jardines de Pedro Luis Alonso y el Ayuntamiento de Málaga 
Málaga la capital de la Costa del Sol presume de buen clima, buenos museos y buena gastronomía, todo ello es bien cierto, pero carece del encanto nazarí de Granada y de la fastuosidad omeya de Sevilla y Córdoba. Andalucía está llena de joyas árabes, pero en Málaga ha desaparecido la esencia oriental que en otras capitales andaluzas pervive. Fui a Málaga atraída por Picasso, como lo haría cualquier apasionado del arte y por sus importantes museos que no me defraudaron, pero debo carecer de corazón porque no volví enamorada de ella.

Qué ver en Málaga

Teatro Romano
Teatro Romano de Málaga
El Teatro Romano de Málaga es uno de los pocos vestigios que se conservan de la Malaca romana. Fue construido en el siglo I d.C. en tiempos del emperador Augusto, sobre unas termas de época anterior. El Teatro Romano de Málaga estuvo en funcionamiento hasta el siglo III y se ha conservado el escenario, la cávea, 13 gradas, el vomitorium y restos de la orchestra donde se sentaban los senadores romanos. La principal actividad industrial de la ciudad romana de Malaca era la elaboración de “garum” que se exportaba al resto del imperio. Frente al teatro, en la calle Alcazabilla, bajo una pirámide de cristal, pueden verse aún unas grandes piletas que se utilizaban para la fabricación de esta salsa de pescado macerada al sol con hierbas aromáticas.
Más información: Dirección: Calle Alcazabilla 4. Horario: de martes a sábado de 10 a 18 h. Domingo y festivos de 10 a 16 h. Entrada: gratuita.

Alcazaba
Alcazaba de Málaga
La Alcazaba de Málaga fue construida en época musulmana sobre los restos de la Malaca romana entre el año 1057 y 1063. Sirvió de palacio fortificado para los gobernantes árabes que lo reformaron y ampliaron hasta el siglo XV. La conquista de Málaga por los reyes cristianos en 1487 hizo que el recinto fuera usado hasta el siglo XVIII con fines militares. La Alcazaba de Málaga conserva varios matacanes, torres albarranas con saeteras, una muralla almenada de defensa, así como algunas Salas del Palacio Nazarí donde se muestran las técnicas y usos de la cerámica en la ciudad musulmana de Málaga entre los siglos XI y XIV. Desde mediados del siglo XIII, Málaga fue una gran exportadora de cerámicas con el sello “Opera Malika” (fabricado en Málaga) como la loza dorada que llegaba al reino Nazarí de Granada gracias a su puerto.
Más información: Dirección: Calle Alcazabilla 2. Horario: Verano de 9 a 20 h. Invierno de 9 a 18 h. Entrada: 3’5 €. Visita conjunta Alcazaba-Gibralfaro: 5’5 €.

Alcazaba
Lienzo de muralla en el Paseo Don Juan Temboury
Dos líneas de murallas y ocho torreones protegían la Alcazaba de Málaga. Algunos de los lienzos de la muralla se conservan en pie en la Calle Carretería, Calle Álamos, Plaza de la Marina y Puerta de Atarazanas. A pesar de la proximidad del Castillo de Gibralfaro y la Alcazaba, ambos edificios no están conectados con un paso para el público y se debe acceder por dos entradas distintas. Aunque el recorrido a pie sigue una pendiente pronunciada, permite disfrutar de una bonita vista panorámica del Puerto de Málaga.

Castillo de Gibralfaro
Interior Castillo de Gibralfaro
El Castillo de Gibralfaro fue construido por orden del rey nazarí Yusuf I en 1340, gracias a su ubicación fue un lugar estratégico, de gran valor defensivo y militar que estuvo en uso hasta 1925. Conserva un pozo de época árabe excavado en la roca de 40 m. de profundidad, varios aljibes, 2 hornos de pan, garitas de época moderna y el edificio del antiguo polvorín que acoge un pequeño museo; con una gran maqueta de Málaga del siglo XVI cuando conservaba toda su muralla defensiva. En las distintas vitrinas se muestran armas, uniformes, maquetas de barcos, material de navegación, soldados de plomo y documentación relacionada con la historia del castillo. Destacan las vistas de Málaga que ofrece este lugar.
Más información: Dirección: Camino Gibralfaro 11. Horario: Verano de 9 a 20 h. Invierno de 9 a 18 h. Entrada: 3 €. Visita conjunta Alcazaba-Gibralfaro: 5’5 €.

Mercado Central de Atarazanas
Mercado Central de Atarazanas
El Mercado Central de Atarazanas fue construido por el arquitecto Joaquín Rucoba entre 1870 y 1879 en estilo neo-árabe sobre los restos de unos astilleros nazaríes del siglo XIV del que se conserva la antigua puerta monumental. La Puerta de Atarazanas fue construida en época nazarí por Mohamed V en el siglo XIV y es el único resto islámico que se ha conservado de esa época en Málaga.
Más información: Dirección: Calle Atarazanas 10. Horario: de lunes a sábado de 8 a 14 h.

Antiguos Almacenes Félix Sáenz
Antiguos Almacenes Félix Sáenz
En la Plaza de Félix Sáenz nº 2 se encuentran los Antiguos Almacenes Félix Sáenz es el primer edificio modernista que hubo en Málaga. El edificio fue construido entre 1912 y 1914 por el arquitecto Manuel Rivera Vera. En 2009 se descubrió en el subsuelo una necrópolis musulmana del siglo IX con 140 esqueletos que miran a la Meca.

Palacio Episcopal
Jardín del Palacio Episcopal
El edificio original del Palacio Episcopal (hoy sede de Ars Málaga) fue construido por el arquitecto Antonio Ramos en 1762 en estilo barroco con una fachada a base de mármoles grises y rosas. De aquel palacio se ha conservado un patio central porticado con un Jardín Privado con dos fuentes y un interesante zócalo de azulejos de estilo holandés, pero realizados por la escuela sevillana del siglo XVIII donde pueden verse escenas de la corte, de tauromaquia, de cacerías y música. Destaca además una hermosa e impresionante escalera de estilo imperial con un fresco del “Triunfo de la Eucaristía” en el techo, de estilo barroco y una capilla privada. La fachada principal en estilo barroco conserva una portada presidida por la Virgen de las Angustias, obra de Fernando Ortiz. Las colecciones que se exhiben en sus salas de pintura, escultura, orfebrería y artes decorativas abarcan desde el siglo XVI hasta el siglo XX.
Más información: Dirección: Plaza del Obispo. Horario: Del 1 de noviembre al 31 de marzo. De lunes a jueves de 10:30 a 19 h. De viernes a sábado de 10:30 a 20 h. Domingo de 10:30 a 19 h. Del 1 de julio al 31 de octubre. De lunes a viernes de 10 a 21 h. Sábados de 10 a 18:30 h. Domingos de 14 a 18:30 h. Entrada: combinada ArsMálaga + Catedral 6 €.

Catedral de la Encarnación
Catedral de la Encarnación
La Catedral de Nuestra Señora de la Encarnación fue construida sobre la primitiva mezquita almohade entre los años 1.530 y 1782. Está considerada una de las obras más representativas del Renacimiento español. En su interior destaca el Coro que conserva la sillería de 42 tallas obra de Pedro de Mena. Frente al Palacio de Zea-Salvatierra se encuentra la portada conocida con el nombre de Portada de las Cadenas junto a la Iglesia de Santa María del Sagrario, de estilo barroco. La puerta principal de la Catedral de la Encarnación se encuentra en la Plaza del Obispo, aunque no se accede por ella.
Más información: Dirección: Calle Molina Lario 9. Horario: Del 1 de noviembre al 31 de marzo. De lunes a sábado de 10 a 18:30 h. Domingo de 14 a 18:30 h. Del 1 de julio al 31 de octubre. De lunes a viernes de 10 a 21 h. Sábados de 10 a 18:30 h. Domingos de 14 a 18:30 h. Entrada: combinada ArsMálaga + Catedral 6 €.

Palacio de Zea-Salvatierra
Palacio de Zea-Salvatierra
El Palacio de Zea-Salvatierra está considerado uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil barroca de Málaga. Fue construido entre finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII y sirvió de sede del Ayuntamiento de Málaga bajo el reinado de Isabel II. Destaca la portada decorada con sillares y pilastras blancas rematada por un balcón enmarcado con escudos de la familia Zea-Salvatierra.

Calles y plazas de Málaga

Monumento a Torrijos
Monumento a Torrijos en la Plaza de la Merced
La Plaza de la Merced está presidida por el Monumento a Torrijos; un cenotafio en memoria del general Torrijos y los 48 hombres fusilados el 11 de diciembre de 1831 en las playas de San Andrés, por luchar contra el absolutismo del Rey Fernando VII. El monumento es obra de Rafael Mitjana de 1842 y está cargado de simbolismos. Construido con arena de la playa de San Andrés se erige sobre la cripta donde reposan los restos de los hombres fusilados aquel día.

Calle Marqués de Larios
Calle Marqués de Larios y la escultura "Points of view" de Tony Cragg
La Calle Marqués de Larios es la arteria principal de Málaga y el emblema de la ciudad. Proyectada como una avenida amplia y recta por Eduardo Strachan y pagada por los hijos del Marqués de Larios. Su diseño, con esquinas de las manzanas curvadas al estilo de las de la ciudad de Chicago, permitía que el aire del mar mejora la ventilación y fue reconocida como una de las calles más elegantes del siglo XIX. La Calle Marqués de Larios fue inaugurada en agosto de 1891 para que sirviera de eje comercial entre el centro histórico y el puerto y facilitara el transporte de mercancías. En una de las calles que cruza la Calle Marqués de Larios, en la Calle Strachan, se puede ver la escultura contemporánea “Points of view” de 2005 del escultor británico Tony Cragg.

Pasaje Chinitas
Entrada al Pasaje Chinitas en la Plaza de la Constitución
El Pasaje Chinitas se encuentra situado en uno de los laterales de la Plaza de la Constitución, al final de la Calle del Marqués de Larios. Un gran arco de mármol, antigua puerta de entrada a la Iglesia del Convento de las Agustinas Descalzas de 1628, sirve de entrada a una estrecha calle donde se encontraba un cabaret popular llamado “Café de Chinitas” que inmortalizó Federico García Lorca en su poema dedicado al torero Paquiro y que permaneció abierto desde 1857 hasta 1937.

Paseo Marítimo
Paseo Marítimo con la Farola de Málaga al final del paseo
El Palmeral de las Sorpresas es la nueva zona de ocio y terrazas del Paseo Marítimo de Málaga. Un lugar perfecto para pasear, disfrutar de la orilla del mar o tomar algo mientras se contempla la puesta de sol. Al final del Muelle Uno y de la Malagueta encontrarás la Farola de Málaga que es como llaman los malagueños al Faro construido en 1817 por Joaquín Mª Pery. Curiosamente la Farola de Málaga junto al Faro de Santa Cruz de Tenerife llamada “La farola del mar” son los dos únicos faros de España con nombres femeninos.

Si vas de viaje a Málaga quizás te interese mi recomendación sobre los museos que no debes perderte en la capital de la Costa del Sol.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total