23 julio 2015

La Valeta y la Orden de Malta

La capital de Malta está plagada de legados de la Orden de los Caballeros de San Juan. Vinculados a las cruzadas; a un pasado religioso y también bélico, La Valeta conserva importantes edificios que se remontan al pasado histórico de la Orden de Malta.


El Gran Maestre Jean Parisot de la Valette, Gran Maestre de la Orden, levantó la ciudad en 1566 sobre el árido roquedal de la península del Monte Sceberras. La dotó de agua corriente y numerosas fuentes públicas, gracias a la construcción en la parte más alta de la isla, de un acueducto que abastecía a la ciudad. Junto a los restos del acueducto, todavía visibles extramuros, se conservan en la actualidad las fuentes públicas de la época, tan sumamente barrocas como lo fue en su día la propia esencia de La Valeta. 


A la izquierda de la animada Freedom Square se encuentra el Palazzo Ferreria, donde en el pasado se ubicaba la armería de los Caballeros de la Orden. En la actualidad el edificio que vemos es obra del arquitecto Giuseppe Bonavia, de mediados del siglo XIX, construido en estilo italiano.

Los Caballeros de la Orden se alojaban en distintos Auberges (albergues) según fuera la procedencia de sus familias o las coronas cristianas a las que servían. En La Valeta había un auberge por cada uno de los ocho reinos europeos: Aragón, Castilla León y Portugal, Provenza, Auvernia, Francia, Alemania, Italia e Inglaterra, que existían por entonces. Aún se conservan varios de éstos edificios y otros vinculados estrechamente a la Orden de Malta, como son los siguientes:


En Independence Square se encuentra el Auberge d'Aragon y Navarra, es un sencillo edificio diseñado en 1571 por el arquitecto maltés Girolamo Cassar y que ha permanecido en su estado original desde si construcción. Es el albergue más antiguo de la Orden de los Caballeros y actualmente es la sede del Ministerio de Asuntos Europeos. 


Uno de los palacios más espléndidos que se conservan de la época de los Caballeros de Malta es el Auberge de Castille, León y Portugal, obra también del arquitecto Girolamo Cassar construido entre 1571 y 1574 en estilo renacentista y renovado en estilo barroco en 1741. Actualmente este palacio es la sede de la oficina del Primer Ministro maltés. No está abierto al público y no puede visitarse.


En Triq ir-Repubblika (Republic Street), se encuentra el antiguo Auberge de Provence. El edificio fue construido por Girolamo Cassar en 1575 y durante la época de dominación inglesa fue el club social de la población británica. 


Aquí se instaló en 1958 el Museo Nacional de Arqueología de La Valeta donde se exhiben curiosos objetos prehistóricos como los altares megalíticos de Tarxien, la famosa Venus de Malta encontrada en el templo de Ħagar Qim y la entrañable y aún más famosa Dama Durmiente que fue encontrada en el Hipogeo Hal Saflieni y que sirve de símbolo maltés para toda clase de recuerdos. En este museo también se exponen varias colecciones de arqueología con ejemplos y muestras de tumbas púnicas y romanas de gran interés para los amantes de la historia y arte antiguo. 


En la misma calle se encuentra la Concatedral de San Juan Bautista, uno de los edificios más espectaculares de la capital maltesa que es imprescindible visitar. En su interior se encuentran enterrados muchos de los Grandes Maestres que formaron parte de los Caballeros Hospitalarios.


A su lado se alza el Palacio del Gran Maestre; el museo más importante de la ciudad. Fue construido por Girolamo Cassar entre 1570-1580 y estuvo presidido por cada uno de los regentes de la isla en tiempos de la Orden de Malta. En la actualidad es la sede del Parlamento maltés. Es posible visitar algunas de sus salas, decoradas fastuosamente, pero la parte que no te debes perder es la Armería; un espacio dedicado a las armas que pertenecieron a los Caballeros de la Orden de San Juan y que abarca desde el siglo XVI al XVIII. Dicen que es una de las colecciones más importantes e impactantes del mundo, aunque Napoleón se llevó cerca de 20.000 piezas de la colección original, a mí me gustó mucho.


En Great Siege Square se encontraba el desaparecido Auberge d'Auvergne que fue destruido en 1941 durante la Segunda Guerra Mundial. En el antiguo espacio que ocupaba se levantó en 1967 la Corte de Justicia; un edificio de inspiración clásica.

El primer edificio que alojó el Auberge de France se construyó en 1570 por Girolamo Cassar que tuvo que construir uno mayor en 1588 ya que se quedó pequeño para el gran número de Caballeros de la Orden. Por desgracia en 1942 fue destruido y en su lugar se levantó un memorial de los trabajadores que dieron su vida por Malta.


El otro lugar emblemático hoy desaparecido es el Auberge d'Allemagne que fue construido en 1571 por Girolamo Cassar. Fue demolido en 1839 para construir la Procatedral de San Pablo que debía dar consuelo religioso a los numerosos ciudadanos británicos afincados en Malta y que no tenían una iglesia anglicana. 


El edificio del Auberge d'Italie es uno de los albergues mejor conservados de la Orden de Malta y de los más bellos de La Valeta. Se encuentra ubicado en Triq il-Merkanti (Merchant’s Street). Fue construido por el arquitecto maltés Girolamo Cassar en 1574 y ampliado por el gran maestre Gregorio Carafa en 1683, cuyo busto adorna la fachada. Actualmente acoge el Museo Nacional de Bellas Artes.


Los Jardines Upper Barrakka situados en Castille Square eran los jardines privados de los Caballeros de San Juan italianos. Fueron creados en el siglo XVII para su descanso y eran de uso exclusivo para la orden. Habilitar una especie de oasis en ese tiempo, entre tanta fortificación, dice mucho de los Caballeros de la Orden de Malta. Aún es posible contemplar buenas vistas, disfrutar del silencio y contemplar el vergel de plantas y flores. Los jardines son amplios y se asoman vertiginosamente al puerto más profundo del Mediterráneo. Ya en aquella época los Caballeros podían deleitarse con la hipnótica panorámica de la Cottonera, nombre que recibió la unión de las tres ciudades de Malta (Vittoriosa, Cospicua y Senglea), y que fue el primer espacio que ocupó la Orden al establecerse en la isla. Los senderos están rodeados de bustos, estatuas y placas que recuerdan a varias personalidades y otros acontecimientos importantes de la historia de Malta. A mediodía, un grupo de actores vestidos con uniformes de soldados victorianos disparan uno de los cañones situados bajo el mirador de la galería.

En Triq San Bastjan (Sebastian Street) se encuentra el Auberge de Bavière también es conocido con el nombre de Palazzo Carniero. Fue construido como casa particular en 1696 por Fra Gaspare Carniero y sirvió para alojar a los caballeros de Baviera, Gran Bretaña y Polonia ya que su número era inferior al de otras órdenes. No está abierto al público.


Todas las fortificaciones que rodean La Valeta convergen en la punta noreste de la ciudad, en el Fuerte de San Elmo (Fort St Elmo). Este bastión fue construido en 1552 y fue el gran baluarte defensivo durante el Gran Sitio de 1565. Aquí los Caballeros de San Juan lograron repeler durante casi un mes el asedio del Imperio Otomano. Los bombardeos italianos durante la Segunda Guerra Mundial se cebaron con su rígida estructura, lo que obligó a reconstruirlo pasada la guerra. Actualmente, sus muros acogen el interesante Museo Nacional de la Guerra dedicado a la Segunda Guerra Mundial. En el interior del fuerte se organizan desfiles militares con uniformes de época y se realizan representaciones de batallas históricas. Aquí se rodaron algunas escenas de la película El Expreso de Medianoche


Por último, la calle Triq id-Dejqa (Strait Street) era el único lugar donde antiguamente los Caballeros de Malta se les permitía batirse en duelo.

En garde!

Si estás pensando en hacer una escapada a Malta, quizás te interese leer Paseo sin brújula ni reloj, por las calles de La Valeta.

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total