Ir al contenido principal

De cafés por Budapest

No importa el tiempo que uno pase en una ciudad como Budapest, siempre queda algo por ver, visitar o probar. Entre los restos medievales de Buda, los puentes sobre el Danubio y los edificios modernistas de Pest, quisiera destacar el placer de entrar y deleitarse con 3 de los mejores cafés de la capital de Hungría (a finales del siglo XIX existían 400). Por orden de elegancia y magia son:


- Centrál Kávéház (Café Central) es el café “más intelectual” de Budapest. Desde que abriera sus puertas en el año 1887 los mayores escritores, poetas y periodistas del país pasaban aquí las horas y ¡los días!. Endre Ady de Diósad, Mihály Babits, Frigyes Karinthy, Dezső Kosztolányi, Gyula Krúdy o Zsigmond Móricz frecuentaron las mesas del histórico Centrál Kávéház que aún hoy parece detenido en el tiempo. Antiguamente poseía ocho salones, dos salas de juego, una pequeña cocina y un guardarropa. Siguió abierto durante la Segunda Guerra Mundial y permaneció cerrado entre 1949 y 1965. En 1999 Imre Somody lo reabrió de nuevo con toda la esencia de antaño, fotografías en blanco y negro, mesas de mármol con asientos de color rojo brillante, o de cuero negro, quedan distribuidas confortablemente en un ambiente luminoso con grandes ventanales y delicadas lámparas doradas. Tiene carta de cafés y tés, bebidas combinadas con café (calientes y frías), así como dulces variados, macarons, porciones de deliciosas tartas y también helados para los más golosos. Se sirven comidas y cenas con un menú al mediodía que ronda los 7.


Más información: Precios: Porciones de tarta por 750 Florines húngaros (HUF) (2'65 € aprox.). Cappuccinos por 570 HUF (2 €). Cobran por el servicio -como también es costumbre en Italia- 275 HUF (1 €) una cifra que deberéis añadir a la cuenta total. Dirección: Károlyi Mihály utca 9, 1053 Budapest. Horario: de 8 a 24 h. Transporte: línea 3 de metro (azul), parada Ferenciek tere. Web: Centrál Kávéház.



- El decimonónico Café Gerbeaud es el café más elegante y sibarita de Budapest. El primer local abrió sus puertas en 1858 en József nádor Square, de la mano de Henrik Kugler. Era el tercer hijo de una familia dedicada a la confitería, que estudió en diversas capitales europeas y ganó varios premios. El éxito de sus pastas de té rusas, su surtido de dulces chinos y los mejores helados de Pest le obligaron a buscar un local mayor y más céntrico. En el año 1870 se trasladó a su ubicación actual y en 1884 Kugler se asocia con otro gran confitero, Emil Gerbeaud. El Café Gerbeaud fue el preferido de la emperatriz de Austria Isabel de Baviera, más conocida como Sissí y sigue siendo un lugar muy distinguido. Recuerdan con orgullo el paso de otros célebres visitantes, como el futbolista Ferenc Deák, el compositor Franz Liszt, el Rey Jorge VI de Windsor, las cantantes Josephine Baker y Madonna, la Princesa Diana de Gales y los actores Brad Pitt, Antonio Banderas y Melanie Griffith. Su decoración fue obra del artista Henrik Darilek que utilizó bronces, estucos de estilo Luis XV, así como candelabros y magníficas lámparas de estilo María Teresa que cuelgan del techo, iluminando desde entonces este delicado lugar. Las mesas de mármol de estilo secesión, las maderas exóticas, las grandes cortinas y los tapices hacen que esta pastelería-cafetería siga como hace un siglo, conservando todo el espíritu parisino con la que fue creada. El director István Szabó rodó algunas escenas de su oscarizada película Mephisto (1981) en el Café Gerbeaud. En la actualidad la carta de especialidades se ha ampliado y es posible encontrar un completo servicio de catering y comidas. Aunque sus especialidades clásicas siguen siendo el pastel Dobos, la tarta Esterházy, el Chocolate Real y el Naranja-Caramelo.

Más información: Precios: Poseen una completa carta de cafés y combinados con chocolate desde 1.990 HUF (7 €), además de un gran surtido en dulces y helados que son irresistibles. A la factura hay que añadir un 13% de servicio. Dirección: Vörösmarty tér 7-8, 1051 Budapest. Teléfono: +36-1-429-9000. Horario de 9 a 21 h. Transporte: línea 1 de metro (amarilla), parada Vörösmarty tér. Web: Café Gerbeaud.




- New York Kávéház o New York Café es un lugar increíble que parece sacado de un cuento renacentista italiano o de una película de época (su nombre no le va nada). Fue diseñado por los arquitectos Hauszmann Alajos, Flóris Korb y Kálmán Giergl y quedó oficialmente inaugurado el 23 de octubre de 1894. Cuentan que el día de su inauguración, uno de los más famosos escritores del momento, Ferenc Molnár, lanzó la llave del New York a las aguas del Danubio para que no pudieran cerrarlo jamás. Lo debieron tomar como una señal inequívoca de éxito, ya que durante décadas la cafetería permaneció abierta las 24 horas del día, los 365 días del año. En el año 1900 ya era un famoso café literario donde se organizaban tertulias tanto literarias como artísticas y animadas reuniones donde se daban cita los redactores y periodistas de las principales revistas. Por aquí han pasado los escritores húngaros más famosos de la historia (seguramente no podrías decir el nombre de ninguno, yo tampoco, pero si los conoces, ¡aquí estuvieron!). El New York fue restaurado en 2003 por el arquitecto italiano Maurizio Papiri y el diseñador Ádám Tihanyi. En la fachada, 16 impresionantes figuras de faunos de bronce dan la bienvenida al visitante. En el interior te espera música de piano en vivo y decoraciones de la “Belle Époque”; estucos, mármol, espejos brillantes, escaleras de bronce, seda, terciopelo, candelabros venecianos y bellas columnas torcidas de color dorado reviven la magia de siglos pasados. Su brillo y opulencia tan espectacular sobreviven hoy en día entre clientes curiosos y viajeros maravillados por el lujo y el glamour que destila este local. Aquí se respira altas dosis de clase alta y puede entenderse perfectamente la expresión con la que algunos bautizan la ciudad de Budapest; elParís del Este.


Más información: Precios del menú. Ensaladas y platos de pasta a partir de 3.410 HUF (12) y platos de carne a partir de 4.350 HUF (15). Ahora ya sabéis porque me pedí una riquísima limonada natural por 1.890 Florines húngaros (HUF) (6'7aprox.). También cobran un extra por el servicio, alrededor de un 12% que hay que añadir a la factura total. Dirección: Erzsébet körút 9-11, 1073 Budapest. Horario: de lunes a viernes de 10 a 24 h. Sábados y domingos de 9 a 24 h. Transporte: línea 2 de metro (roja), parada Blaha Lujza tér. Web: New York Café


Planeta Dunia ha tardado 7 horas en escribir este post y editar las fotografías que lo acompañan. A ti copiarlo sólo te llevará 7 segundos, ten la decencia al menos de mencionar quien es el autor real. Para todo lo demás deja un comentario ;-)


El hashtag #PDBudapest reúne todo el material subido en RRSS durante mi viaje.

Comentarios

Esther ha dicho que…
¡Fantástico!, menuda tarde nos pasamos de café en café, degustando esquesiteces y maravillandonos con la decoración de tan elegantes y lujosos cafés. El pastel de nuez estaba delicioso.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA ha dicho que…
Muy interesante y bien documentado espacio, que recoge con detalle las maravillas que se pueden disfrutar en Budapest, gozando de esos cafés algo arcanos, pero tradicionales.
Me permito rogar a la autora que continúe comentando maravillas de esa preciosa ciudad de Budapest, siquiera en mi opinión sigue presentando claroscuros, más bien propios de la propia contradicción interna en que sigue viviendo Hungría
Planeta Dunia ha dicho que…
Gracias Salvador por tu comentario, me alegra saber que te ha gustado y no dudes que Budapest da para más de un post. Saludos y a seguir viajando.
Unknown ha dicho que…
Ahora tengo que ir a Budapest, no puedo vivir sin pisar en estas cafeterías. ¡Qué lujo!
Me encantaron.

Un beso.
Planeta Dunia ha dicho que…
Una experta como tú en café, disfrutaría enormemente de las cafeterías de Budapest. Celebro que te animes a conocer la capital húngara y a probar su gastronomía de dulces, 100% recomendable Mônica.
Chalo84 ha dicho que…
Apuntados todos y cada uno de ellos. Mil gracias. :)-
Planeta Dunia ha dicho que…
De nada, disfruta de tu escapada europea Gonzalo. Un abrazo

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…