Ir al contenido principal

Recorrido gastronómico por Oporto

Oporto es una de esas ciudades de Portugal que deben visitarse sin prisa, deteniéndose en los azulejos que decoran sus edificios, respirando la frescura del paisaje que resigue el cauce del río Duero, buscando las formas onduladas de las columnas que se encierran en sus iglesias y saboreando su cocina arraigada a esta tierra de buenos vinos y productos del mar. Si estás preparando una escapada a la ciudad, quizás te interese saber, algunos de los lugares donde comer en Oporto. Aquí van algunas de mis recomendaciones:

Comer una buena Francesinha


Hay muchos locales que te ofrecerán este típico y bastante peculiar plato de once capas (rebanada de pan, loncha de queso, huevo, rebanada de pan, loncha de queso, loncha de embutido, filete de carne, salchicha, mortadela, rebanada de pan y salsa especial), pero ninguno como la francesinha que pueda recomendarte un tripeiro (como se denomina a los habitantes de Oporto). En Café Santiago F podrás probar esta particular delicatessen portuense en forma de sándwich, llamada Francesinha en homenaje al croque-monsieur francés, que reversionó Daniel David Silva allá por el año 1950. La Francesinha es capaz de saciar hasta los estómagos más exigentes y en este local encontrarás varias versiones, con o sin huevo, con o sin queso, etc. Mejor pedirla con un buen plato de patatas fritas y con “molho especial”; una salsa un poco picante, que no encontrarás en ningún otro lugar (secreto de la casa). La Francesinha es ideal como comida reconstituyente para lanzarte a descubrir Oporto con energía.
Más información: Dirección: Rua Passos Manuel 198, 4000-382 Porto. Teléfono: (+351) 222 081 804. Precio de la Francesinha: desde 8.75 €. Cañas desde 1.2 €. 

Comer en la Ribeira de Oporto


Piensa que una ciudad bañada por el Duero es un balcón al paisaje de viejos pescadores, algún que otro marino y a un puñado de bonitas barcazas. Uno de los lugares que se extiende por el barrio más soleado y con más animación de Oporto, es el Cais da Ribeira. Aquí se encuentra Filha da Mãe Preta; un restaurante de cocina tradicional portuguesa especializada en platos portuenses, ubicado en un lugar fantástico, ideal para hablar de las leyendas, historias y tradiciones de la ciudad. Aquí se pueden probar las famosas Tripas á Moda de Oporto; un plato donde se mezclan varios tipos de carne, callos, alubias blancas y notas de comino y pimienta. Os recomiendo pedir los deliciosos bolinhos de bacalhau (buñuelos de bacalao), aunque también se puede probar las azeitonas (aceitunas), selección de panes, paté de atún y de sardina, queijo Regional Saloio (un buen queso curado portugués), cabrito asado al horno, pez espada, bacalhau frito com cebolada á moda da casa, la lista es interminable y toda recomendable al 100%. Ah! y si además el banquete incluye un vinho verde, el resultado será sorprendente.
Más información: Dirección: Cais da Ribeira 39-40, 4050-510 Porto. Teléfono: (+351) 222 055 515. Precio de las Tripas á Moda de Oporto: 11.5 €. Platos de pescado: desde 7.5 €. Vinos desde 10 € la botella.

Comer como un tripeiro


Uno de los lugares más populares y con más encanto para comer en Oporto, es hacerlo alejado del centro, en una villa de pescadores, al otro lado de Ribeira y cerca del puerto. En la orilla de São Pedro da Afurada se encuentran varios restaurantes de pescado, como por ejemplo la Taberna do são Pedro. Este es uno de esos locales que recuerda a las cantinas de antaño, donde a día de hoy, aún se hace a la parrilla, la captura de los barcos que salieron a faenar de madrugada y que impregna las calles de este barrio, de olor a sardinas a la brasa. Junto a la esquina donde se ubica la primera Taberna do são Pedro (el local parece que se les ha quedado pequeño), se encuentra una fachada colorida donde se abre otro local para el disfrute, la relajación y la sencillez de una comida de domingo. El pan de maíz, la variedad de pescado recién capturado y el vino del Douro, junto a una charla entre amigos o con la familia, harán de la experiencia, una de las de imborrable recuerdo.
Más información: Dirección: Rua Costa Goodolfim 42-36, 4400-426 Vila Nova de Gaia. Teléfono: (+351) 220 993 883. Platos de pescado: desde 5 €. 

Comer con estilo


El Restaurante Treze % puede ser un buen lugar para probar el Bacalhau à Gomes de , uno de los platos favoritos de los portugueses, donde el bacalao es desmigado y remojado en leche durante un par de horas, para después cocinarlo con sofrito de cebolla, aceitunas negras y huevos cocidos. Los hojaldres de Alheira (donde se disimulaba la carne de cerdo en época judía), el caldo verde (el plato nacional portugués), la sopa de pescado, platos de cabrito o pulpo así como el queijo da Serra, son otros de las sugerentes opciones de este restaurante ideal para disfrutar en pareja. Elegante, distinguido con un servicio impecable que te dejará totalmente satisfecho. Para terminar el banquete portugués, déjate aconsejar y pide un postre, dulce y delicioso, como los besos de tu enamorad@. Ideal si además él o ella te invita ;-)
Más información: Dirección: Rua da Cerca 440, 4150-201 Foz do Douro, Porto. Teléfono: (+351) 226 189 074. 

Copas, música y juventud


En el Mercado Bom Sucesso encontrarás eso que ahora se estila llamar “Urban Concept”, un lugar donde se puede comer, cenar, charlar, comprar, escuchar música y conocer gente. Numerosos locales, barras, puestos y cocinas están dispuestas para ofrecerte un lugar de ocio ideal para ir solo, con amigos o pareja. Aquí hay de todo y a precios económicos, lo difícil será encontrar un hueco donde sentarse, pero si lo consigues, el disfrute visual está asegurado. La juventud de la ciudad se encuentra aquí. El Menú bifana de Art'e, compuesto de sopa, bifana (el bocadillo más popular de Oporto, relleno de carne de cerdo) y bebida cuesta 3.8 € amenizado por un DJ que pinchaba in situ. Vale la pena consultar en la página web los eventos ya que ofrecen, por ejemplo, conciertos de fado gratuitos.
Más información: Dirección: Praça do Bom Sucesso 74-90, 4150-145 Porto. Teléfono: (+351) 225 190 362. 

De cervezas por Oporto


De nuevo mi atracción por el agua me lleva a recomendar un lugar situado bajo uno de los puentes que cruzan el Duero con elegancia y que acaparan todas las miradas. Se trata del Bar Ponte Pensil, un local situado bajo el Ponte Don Luís I, y que posee una atractiva terraza-mirador ideal para degustar un cubo de cervezas, sí, sí, un cubo, pídelo y hazle unas cuantas fotos, el camarero se quedará atónito y no entenderá bien, bien que haces. Las cervezas en Oporto se piden según su tamaño (sí, el tamaño aquí, sí importa): lambretta, imperial o fino (20 cl. Es el equivalente a nuestra caña española), príncipe (1/3, 33 cl.), tulipa o caneca (jarra de cerveza de 1/2 litro), jirafa (jarra de cerveza de 1 litro), no hace falta añadir la palabra “cerveza” a la denominación. La cerveza suele acompañarse con altramuces gentileza de la casa, aunque si tienes hambre, en este bar también puedes pedir ensaladas, hamburguesas o chouriço assado (te traerán una mini-parrillada de chorizo, con fuego y todo) y entre vuelta y vuelta, un trago de cerveza con buenas vistas, yo diría que las mejores de Oporto, en la “zona ribeirinha”, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1996.
Más información: Dirección: Rua Cais dos Guindais (Pilares Ponte Pensil), 4050-508 Porto. Teléfono: (+351) 222 085 342. Precios: Ensaladas desde 4 €. Parrillada de chorizo: 5.5 €.

De vinos por Oporto


Para finalizar este post de recomendaciones gastronómicas, nada como cerrar con broche de oro cualquier listado de locales para comer en Oporto, que con una mención al vino de Oporto. En Vila Nova de Gaia existe una gran cantidad de bodegas dedicadas a este legendario caldo vinícola (unas 60 casas de vino distintas). Conocido allende de sus fronteras (hacía rato que quería utilizar esta palabra para darle énfasis a la frase y grandilocuencia a mis palabras), el vino de Oporto se produce desde el siglo XVI. Estuve visitando la bodega Taylor's donde nos atendió maravillosamente Ana Margarida y nos explicó los secretos de un negocio abierto desde el año 1692. El pisado de la uva de forma tradicional, una fermentación larga del mosto de uva (es un vino con gran capacidad de envejecimiento, hasta 40 años) que es mezclado con un aguardiente al tercer día para que proteja el sabor dulce del fruto. Toneles de madera tan añejos como el vino y un amor especial por la elaboración cuidada, hacen que el paso de 10, 20, 30 ó 40 años sean un suspiro en el tiempo. El vino de Oporto es ideal para acompañar quesos, chocolate, para finalizar un ágape o como digestivo.
Más información: Dirección: Rua do Choupelo 250, 4404-509 Vila Nova de Gaia. Teléfono: (+351) 223 742 800. Precios: Chip Dry (botella de Oporto blanco seco): 10 €. Tawny (botella de Oporto de 10 años): 22 €. LBV Late Bottled Vintage (botella de Oporto de 40 años): 120 €.

Si te interesa saber qué visitar en Oporto, puedes leer algunos de mis otros posts:

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Recorrido por Cáceres: nos adentramos en su muralla

Qué ver dentro de la Muralla de Cáceres En el interior de la muralla de Cáceres te esperan hasta treinta edificaciones que merecen un punto y aparte en un recorrido por la ciudad. El texto que viene a continuación es más largo de lo que acostumbro a escribir en el blog, pero sé que muchos vais a querer disfrutar de una escapada completa a Cáceres . Así que he recogido en una ruta algunos de los edificios y lugares que más me gustaron, ya sea por su historia, delicadeza constructiva o valor patrimonial. Para los que os agoten las palabras podéis dividir el texto por núcleos de interés, concretamente por plazas, así volveréis para recorrer Cáceres una y otra vez, sin agotaros. Feliz lectura. A la izquierda la torre del Palacio Toledo-Moctezuma y a la derecha patio del Palacio de Carvajal - El Palacio Toledo-Moctezuma . El edificio original fue construido entre los siglos XIV y XV en estilo renacentista, aunque sufrió grandes reformas a finales del siglo XVI por ord

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color