lunes, febrero 17

Peratallada: una de las ciudades medievales mejor conservadas de Catalunya

Carrer d’en Vas
Torre Oeste del recinto amurallado de Peratallada desde el Carrer d’en Vas

Peratallada es una de las ciudades medievales más importantes de Catalunya. La población se encuentra en el interior de un recinto amurallado que fue construido sobre la roca natural entre los siglos XI y XVII. 

Església de Sant Esteve
Església de Sant Esteve
Deberás dejar el coche en las zonas habilitadas como aparcamiento (en temporada alta es de pago) antes de entrar en Peratallada. El primer edificio que se divisa es la Església de Sant Esteve construida fuera de la muralla entre los siglos XII y XIII y que sufrió diversas modificaciones en siglos posteriores. El templo de estilo románico conserva un original campanario de espadaña con cuatro aberturas y una puerta con arco de medio punto adovelado. En el interior de la iglesia de dos naves y dos ábsides semicirculares, descansan desde el año 1348, los restos del Barón Gilabert de Cruïlles que fue Gobernador de Valencia en 1329. El sepulcro gótico está decorado con los escudos familiares de los Cruïlles (un campo de cruces) y los Peratallada (un león rampante).

Portal de la Verge
Portal de la Verge
Tras cruzar a pie el foso excavado en la roca por el Pont del Fossat o Pont de la Mare de Déu se llega a la puerta principal de acceso a Peratallada. La doble arcada se abre a los pies de una antigua torre de piedra de planta cuadrada, de la que se conserva solo la parte inferior, conocida con el nombre del Portal de la Verge. Una hornacina en la parte interior podría haber albergado una imagen religiosa. A mano derecha se conservan los restos de una torre de planta cuadrada que corresponderían a la Torre Norte. Los 10 metros de altura y los 7 metros de profundidad del foso formarían un buen conjunto defensivo.

torre
Esta es la única torre circular de Peratallada
Siguiendo el Carrer de la Roca verás casas de piedra construidas sobre la piedra natural y tomando la Avinguda de la Bisbal se llega a uno de los lienzos de los tres recintos amurallados de Peratallada. En esta misma calle se divisa una torre de planta circular, la única conservada de este tipo en la población. Mide 10 metros de altura y ha conservado las aspilleras para disparar con armas de fuego. Peratallada se convirtió en un punto estratégico gracias a las rutas que pasaban en dirección a Empúries y el camino que llevaba desde La Bisbal d’ Empordà hasta Girona.

Torre de las Horas
Torre de las Horas y uno de los rincones más fotografiados de Peratallada
En la misma calle encontramos la Torre de las Horas; una de las torres mejor conservadas de Peratallada, con planta cuadrada y también está salpicada de múltiples aspilleras. Su función defensiva se transformó en horaria cuando se instaló un reloj de sol, otro mecánico y una campana. A mitad del Carrer de la Roca encontrarás la esquina más fotografiada de Peratallada. Utilizada como reclamo turístico en cientos de imágenes, cuando consigas inmortalizarla te invito a continuar tu ruta a pie por esta población medieval que conserva numerosas viviendas del siglo XVI.

Torre del Homenaje
La Torre del Homenaje es visible desde varios puntos de Peratallada
Siguiendo por el Carrer d’en Vas, una de las calles más encantadoras de Peratallada, se llega a otra de las torres de la muralla defensiva. La Torre Oeste, también de planta cuadrada, está más deteriorada que sus compañeras, aunque ha conservado parte de sus almenas. En el centro de la población se alza de forma visible el emblema de Peratallada: la Torre del Homenaje. La torre almenada construida entre los siglos XI y XII de planta rectangular, forma parte de uno de los edificios más importantes de Peratallada: su castillo. Llama la atención que fue construida sobre la roca natural con 8 metros de altura y rodeada por un foso, con la intención de ser el último reducto defensivo.

Castillo de Peratallada
El castillo de Peratallada es uno de los palacios más interesantes de Catalunya
El castillo de Peratallada, de estilo románico y del que ya se tiene constancia en el año 1065, con el tiempo se convirtió en un palacio de estilo gótico. Es uno de los castillos palaciegos medievales más interesantes de Catalunya. Aquí se establecieron en el año 1250 uno de los linajes más importantes del país; el barón Gilabert de Cruïlles que se casaría en 1266 con Guillema de Peratallada. Uno de sus descendientes, nacido en Peratallada, Berenguer de Cruïlles, fue el primer presidente de la Generalitat de Catalunya entre 1359 y 1362. En el siglo XVIII el palacio se transformó en masía agrícola y no fue hasta la adquisición en 1964 por Santiago de Robert y Rocamora, conde de Torroella de Montgrí, que fue restaurado como un palacio medieval.

Carrer Major
Las calles de Peratallada están llenas de detalles en los que fijarse
En la Plaça del Castell se encuentra la Oficina de Turismo de Peratallada que te informará de las visitas más cercanas y donde te darán un plano de la población para que no te pierdas nada. Yo te recomiendo que descubras algunas de las poblaciones medievales con más encanto del Baix Empordà en mi blog encontrarás artículos con información de todas ellas. Mi lugar secreto de Peratallada se encuentra en el Carrer Major nº 14, sobre la puerta se conserva un relieve de Jesucristo rodeado de sus 12 discípulos. Aunque la figura a la derecha de Jesús parece una chica, quizás como se deja entrever en El Código da Vinci,  María Magdalena fue algo más que una discípula.

Plaça de les Voltes
Plaça de les Voltes
Por último, no olvides llegar hasta la plaza más animada de Peratallada, donde además de encontrar numerosos bares y restaurantes, puedes encontrar instalado un pequeño mercado de productos locales y artesanales. La famosa Plaça de les Voltes es de planta rectangular y destaca porque se ha conservado uno de sus lados porticados. Los arcos de medio punto con sillares bien cortados y las bóvedas de cañón de piedra sostienen varios edificios del siglo XV.

Església de Sant Esteve
En abril los campos de Peratallada se tiñen con el color rojo de las amapolas
El encanto de Peratallada ha suscitado el interés del público y son cada día más, los visitantes que se acercan hasta aquí. Yo la he visitado en 3 ocasiones y en el mes de abril cuando sus campos se tiñen de rojo con el color de las amapolas es el mejor momento. Si consigues llegar en un día de poca afluencia de turistas, experimentarás un viaje a la Edad Media con tan solo perderte por sus calles empedradas.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total