viernes, marzo 8

Girona medieval: Ciutat Tres Cops Immortal

Onyar
Catedral y Casas del Onyar

Girona es la capital de provincia con menos población de Catalunya, quizás por ello, aún es posible encontrar rincones solitarios y silenciosos anclados en la Edad Media. Conocida con el nombre de Ciutat Tres Cops Immortal (Ciudad tres veces inmortal) gracias a que sobrevivió a 3 asedios napoleónicos entre 1808 y 1809, su fundación, no obstante, es mucho más antigua. Es alrededor del año 77 a.C. cuando Pompeyo el Grande construye un oppidum sobre la Vía Augusta conocido como Gerunda.


Girona conserva un centro histórico con numeroso patrimonio
Pont de Ferro
Casas del Onyar y Pont de Ferro
Os propongo iniciar la ruta por el Pont de Pedra, el puente de piedra que cruza el río Onyar y desde el que divisaréis 4 puentes más: el Pont de Ferro o Pont de les Peixateries Velles fue construido por el taller de Gustave Eiffel en el siglo XIX, el Pont de Sant Agustí, el Pont d’en Gómez y el Pont de Sant Feliu (que se encuentra a los pies de la iglesia del mismo nombre). En esta vía fluvial se encuentra la imagen más emblemática de Girona: las Casas del Onyar pintadas en vivos colores. Las primeras viviendas se construyeron al final de la Edad Media adosadas a la muralla. En el lado oriental del río Onyar se localiza el centro histórico y los restos de la muralla carolingias del siglo IX y del bajo medioevo de los siglos XIV y XV.

Ajuntament
Plaça del Vi
Siguiendo hasta la Plaça del Vi, una plaza porticada con arcos de medio punto y plagada de edificios nobles, encontraréis el edificio del Ajuntament de Girona, reconstruido durante varios siglos y que hoy luce una fachada del siglo XX con un balcón labrado. Bajo los porches encontraréis cafeterías, bares y comercios, algunos de época modernista. En la imagen de la izquierda sobre la arcada central encontraréis un relieve de "Els quatre Sants Màrtirs" del siglo XV.

medieval
Tramo de muralla que se puede recorrer por el Camí de Ronda
Si os acercáis hasta el Passeig fora Muralla encontraréis el acceso que os permite subir y recorrer un tramo de la muralla medieval de Girona. Al final del camino de ronda, tras los jardines del Passeig Arqueòlogic, a la derecha, se encuentra la Església de Sant Feliu; la más querida por los habitantes de Girona. Construida en tiempos del románico y transformada en el siglo XIV en estilo gótico, luce una fachada barroca con escalinata neoclásica y campanario gótico con 8 pináculos. En el interior de la nave románica acoge el sepulcro gótico de Sant Narcís (patrón de Girona) del siglo XIV del Maestro Joan de Tournai y 8 sarcófagos de época romana y paleocristiana (siglos III y IV).

románico
Monestir de Sant Pere de Galligants y Església de Sant Nicolau
Los Baños Árabes están ubicados en un edificio románico construido en 1194 al estilo de los baños árabes, sin serlo. Estuvieron en funcionamiento como baños públicos hasta el siglo XV. Constaban de vestidor (apodyterium), sala fría (frigidarium), sala templada (tepidarium) y sala caliente (caldarium), al final de la cual se encuentra el horno y la caldera. También destaca el Monestir de Sant Pere de Galligants; un monasterio benedictino románico de estilo lombardo del siglo XII y frente a éste la Església de Sant Nicolau; un templo románico también del siglo XII con interesante campanario octogonal.

Medieval
Pia Almoina
Al otro extremo de la muralla, tras cruzar el Portal de Sobreportes de época romana por donde pasaba la Vía Augusta, encontraréis la televisiva Plaça de la Catedral que formó parte del escenario de los episodios de Juego de Tronos. Aquí se encuentra la Casa Pastors del siglo XVIII, la Pia Almoina un impresionante edificio gótico del siglo XIV, el Museo de Historia y la Catedral de Girona con su escalera monumental barroca del siglo XVII, constituida con 3 tramos de escalera con 30 escalones cada uno y 3 rellanos con balaustrada de granito, convirtiéndola en la escalera barroca más grande de Europa.

Catedral
Catedral de Girona y claustro
La Catedral de Santa María fue construida como iglesia en el siglo XIV sobre un edificio románico de 1038 del que se ha conservado la Torre de Carlemany de estilo normando y el claustro. Con 23 metros, su nave gótica es la más ancha de Europa y acoge un total de 30 capillas decoradas con imágenes y retablos. En su interior destaca una silla episcopal románica conocida con el nombre de Carlomagno y un bello claustro románico del siglo XII de planta trapezoidal. El claustro de la Catedral de Girona presenta 4 galerías de arcos de medio punto sostenidos por dobles columnas y pilares bellamente decorados con capiteles y frisos esculpidos. En el Museo catedralicio merece la atención un Beatus un manuscrito del año 975 pintado por Ende una de las primeras mujeres artistas europeas y el Tapís de la Creació; una tela románica bordada en el siglo XI y que está considerada la pieza textil románica mejor conservada del mundo.

Tapiz de la Creación
Tapís de la Creació
La Bruja de la Catedral de Girona
Si buscas entre las gárgolas de la catedral, en uno de los lados podrás ver la imagen de una mujer con un largo vestido. Cuenta una leyenda que la única figura humana que se encuentra entre las gárgolas de la catedral pertenece a una bruja que tenía la costumbre de lanzar piedras contra los símbolos religiosos. Desde entonces una canción popular, dice: “Piedras tiras, piedras tirarás y en piedra te convertirás”.

El Call de Girona

Call
Carrer de Manuel Cúndaro y Carrer de Sant Llorenç
El Barrio judío de Girona es conocido con el nombre de Call (judería en catalán) y está considerado el tercer arrabal más importante detrás del de Toledo y Córdoba y el mejor conservado. En el año 890 se instalan 25 familias judías del Condado de Besalú, en el siglo XII el callis judaicus se extiende por la Calle Mayor del Call Judío: actual Carrer de la Força, Carrer de les Ballesteries, Carrer de la Claveria y Carrer Dr. Oliva i Prat. En el siglo XIII el Call de Girona disfruta de su época de mayor esplendor. Se contabilizan hasta 300 habitantes judíos y 2 sinagogas. La comunidad judía en Girona se desarrolla hasta su expulsión por parte de los Reyes Católicos en 1492, abandonando lo que es hoy el Carrer de Manuel Cúndaro y Carrer de Sant Llorenç. El Centre Bonastruc ça Porta, autor del primer poema cabalístico de la Península Ibérica, es el Museo de Historia de los Judíos donde se encuentra todo el legado sefardí de Girona.

Pujada de Sant Doménec
Torrre Vescomtal, Palau dels Agullana y Església Sant Martí Sacosta
Siguiendo por el Carrer Escola Pia nos encontraremos con un lienzo de la muralla romana y una torre románica conocida como la Torrre Vescomtal y que formará parte del Castell de Recasens en el siglo XIII. Al final de la calle llegaremos a la Pujada de Sant Doménec, donde en uno de sus extremos se encuentra la Església Sant Martí Sacosta construida sobre un templo anterior románico del siglo XI y que luce en su fachada el escudo de los Austrias. Bajando la escalera de piedra de la Escalinata de Sant Martí se alzan varios palacios góticos entre los que destaca el arco de 1631 que une los dos edificios del Palau dels Agullana y al final de la Pujada de Sant Doménec, cerca de la Plaça de l’Oli, veremos el Palau Caramany de los siglos XVI-XVIII y reformado en el siglo XX.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total