lunes, abril 23

Escapada a Arles-sur-Tech: la "Ciudad de los Santos Cuerpos"

Arles-sur-Tech
Claustro de la Abadía de Santa María de Arles

Cerca de la mítica montaña del Canigó, se encuentra la Abbaye Sainte Marie d’Arles Sur Tech (Abadía Santa María de Arles); la abadía carolingia más antigua de Catalunya. El Imperio carolingio del que fue Emperador Carlomagno, se extendía desde la Marca Hispánica hasta Sajonia (Alemania), Croacia y el Reino Lombardo (Italia). En el año 820, Sunifredo II de Urgell, hermano de Guifré el Pilós (Wifredo el Velloso), funda la abadía benedictina de Santa María de Arles sobre los restos de unos antiguos baños romanos

Abadía de Santa María de Arles
Detalle de la puerta de forja de entrada al claustro
En el siglo X las incursiones sarracenas y normandas sobre el cenobio y sus tierras en el Vizcondado de Vallespir (Condado del Rosellón), obliga a los Condados de Besalú y de Cerdaña tomar la abadía bajo su protección en un intento por salvarla de la destrucción. No será la única vez que se reúnan fuerzas para salvar el monasterio. La Abadía acabó anexionándose al Monasterio de Moissac que dependía de la Abadía de Cluny y fue ganando notoriedad y prestigio (ya se sabe, júntate con uno más grande y serás grande). 

Arles-sur-Tech
Claustro de la Abadía de Santa María de Arles
Hasta aquí llegan las reliquias de San Senén y de San Abdón que se convierten en los patronos de la ciudad (son también los protectores de los agricultores catalanes ya que evitan el granizo y la tempestad y en las Iglesias de Sant Pere de Terrassa se conserva un retablo de los santos) y que le valdrían a Arles-sur-Tech el apodo de "Ciudad de los Santos Cuerpos". En el siglo XIII el Abad Ramon Desbac (Abad de Ripoll) construye una enfermería, el Palacio Abacial y el claustro de la Abadía de Santa María de Arles con mármol de Céret y piedra de Girona. La Abadía de Santa María de Arles se convierte en parada de los peregrinos que realizan el Camino a Santiago de Compostela.

Detalles que no debes perderte en la Abadía Santa María de Arles

Arles-sur-Tech
Entrada a la Iglesia de Santa María de Arles
El pantocrátor de la puerta de entrada a la iglesia está situado bajo un arco de granito decorado con hojas. Dos fantásticos monstruos en los extremos devoran unos cuerpos humanos y vigilan la figura del Cristo en Gloria, del siglo XI, esculpida en relieve en el centro del tímpano sobre una cruz griega. En cada una de las puntas de la cruz hay unos medallones donde están representados los símbolos de los cuatro evangelistas (el hombre o ángel corresponde a San Mateo, el león es San Marcos, el águila es San Juan y el buey es San Lucas). Debajo del pantocrátor se conservan los símbolos de Alpha y Omega que hacen referencia al nombre de Dios.

La Sainte Tombe
Estatua de Guillem Gaucelm y La Santa Tumba
Al fondo del patio que sirve de atrio de entrada a la Iglesia de Santa María, se encuentra un sarcófago paleocristiano de mármol azul de Céret donde hay tallada una X rodeada por un círculo que significa Iesous Chrestos (Jesucristo). El sarcófago, de alrededor del siglo V que probablemente perteneció a una iglesia anterior, es conocido con el nombre de la “La Sainte Tombe” (Santa Tumba o Santo Sepulcro). Según una leyenda, el sarcófago guardó durante algún tiempo los cuerpos de San Senén y de San Abdón (Ahora las reliquias se encuentran en el retablo barroco de Llàtzer Tramulles construido en 1647 y ubicado en el altar de la iglesia). Un buen día comenzó a brotar agua clara y cristalina de debajo de la tumba y los feligreses le atribuyeron propiedades milagrosas, aunque este poder curativo sólo se manifiesta después de nueve días de uso. Los más escépticos conceden a esta agua procedencia celestial, sí, pero no divina, la lluvia se filtra por el mármol de la tapa que es poroso y brota gota a gota, pero nadie ha podido explicar porque la Santa Tumba cesó de emanar agua durante las dos Guerras Mundiales (chan, chan chaaaan).

Junto al sarcófago y empotrada en el muro, se encuentra la estatua yacente del caballero Guillem Gaucelm de Tellet fallecido en 1211 y que dio un donativo a la abadía de Santa María para ser enterrado aquí. La escultura fue esculpida en mármol blanco por Ramón de Bianya con los brazos cruzados sobre el pecho y cubierto por un tejido con pliegues muy característico de la época.

Arles-sur-Tech
Pinturas murales de época románica
El interior de la iglesia es de planta basilical con tres naves y tres ábsides, curiosamente no posee transepto y la cabecera está orientada al oeste (cuando debería hacerlo mirando hacia Jerusalén), se conservan varias pinturas murales de época románica. Las últimas aparecieron por casualidad cuando restauraron el órgano Schmidt del siglo XVIII de la iglesia. La población de Arles ha sido bautizada y casada en este templo desde tiempos inmemoriales, gracias a los habitantes de Arles-sur-Tech la abadía se salvó de la destrucción durante la Revolución Francesa.

Claustro gótico
Claustro de la Abadía de Santa María de Arles
Pasear por el claustro gótico del siglo XIII es leer sobre la piedra lo que canteros y artistas quisieron legar a golpe de martillo a las generaciones futuras. Es el primer claustro gótico que se construyó en el Rosellón y un ejemplo único del arte gótico del Languedoc. En el siglo XIV la Abadía de Santa María de Arles es ampliada con dos naves más. La abadía fue fortificándose y llegó a contar con un total de cuatro torres de defensa (una torre cayó sobre el dormitorio de los monjes y lo destruyó) aunque aún se conservan dos torres.

Francia
Place del Convent, Arles-sur-Tech
En la Place del Convent de Arles-sur-Tech vivían los monjes después de quedarse sin dormitorio, un rincón con encanto que te invito a descubrir mientras callejeas por esta pequeña población francesa. En la plaza verás un busto de Josep Anselm Clavé fundador de las corales musicales, no es el único vínculo que Arles tiene con Catalunya en Rue de la Place, por ejemplo, durante la celebración de su Fiesta Mayor se bailan sardanas y muchas de sus calles tienen nombres catalanes.

Le Moulin: creaciones catalanas

tejidos
Le Moulin des Arts, Arles-sur-Tech
Le Moulin des Arts et de l’Artisanat de Arles-sur-Tech es un espacio recuperado del pasado industrial de la ciudad convertido en taller de artesanos y venta de artesanías. En Le Moulin es posible escuchar los telares tejiendo tejidos a rallas, encontrar artesanos del vidrio (entra en el Atelier Bulle de Verre de Jérôme Poussier y Karine Saint-Maur tienen unos trabajos fantásticos), manos trabajando la forja, la cerámica o incluso verás cómo se hacen cuchillos. 

Arles-sur-Tech
Atelier Bulle de Verre en Le Moulin des Arts
Una quincena de creadores, 100% del Sur del Canigó, exponen sus creaciones en el espacio de 250 m2 de la tienda donde es posible comprar desde joyas, lámparas y los cuchillos de Morian Theuns y Aurélie Marquès hasta cerámicas, prendas de punto de mohair del Vallespir tejidas por Marianne Voiry o espardenyas catalanas elaboradas por Céline. Dirección: Rue du 14 Juillet, 66150 Arles-sur-Tech. Teléfono: +33 (0) 783 075 598. Horario: de abril a mayo de 14 a 18 h. De junio a octubre de 10 a 19 h.

Dónde dormir en Arles-sur-Tech

Les Glycines
Hôtel Les Glycines, Arles-sur-Tech
Hôtel Bar Restaurant Les Glycines. En este hotel tienen habitaciones dobles, sencillas (desde 58 €/noche) y dormitorios para grupos de excursionistas con literas y baño compartido (24 €/noche). En el bar podrás degustar desde tapas hasta helados artesanales y el restaurante tiene una muy recomendable terraza donde puedes comer de menú o a la carta. Dirección: Rue du Jeu de Paume 7, 66150 Arles-sur-Tech. Teléfono: +33 (0) 468 391 009. Web: Hôtel Les Glycines.

Dónde comer en Arles-sur-Tech

Cuina Catalana
Restaurante Els Simiots, Arles-sur-Tech
Restaurante Els Simiots. Restaurante de cocina catalana y productos locales ubicado en el centro de Arles, a los pies de la iglesia. Podrás degustar desde una escalibada o una paella hasta hamburguesas y platos gourmands del chef Joseph Busquets. Ambiente familiar y precios para todos los bolsillos con menú diario desde 10 € y vinos blancos bio. Dirección: Rue de la Place 2, 66150 Arles-sur-Tech. Teléfono: +33 (0) 468 364 524.

A 3 Km. de la Abadía de Santa María de Arles se encuentran Les Gorges de la Fou no dejes de visitarlas. Las montañas del Haut Vallespir son ideales para practicar senderismo.

Más información: Web: Oficinade turismo de Arles-sur-Tech.

Toda la información generada en redes sociales sobre mi viaje a los Pirineos Orientales puede consultarse a través de los hashtags #PirineusOrientals #CatalunyaNord #PyrénéesOrientales #enmodevisitpo

Publicar un comentario

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total