viernes, abril 20

De ruta balnearia por los Pirineos

Francia
Aquensis, la catedral del bienestar 
Los Pirineos están bien provistos de zonas de bienestar donde descansar, cuidarse y cargar pilas, por ello Hautes-Pyrénées (Altos Pirineos) se han convertido en el primer destino francés de balneoterapia. Los centros termo lúdicos franceses de la zona de los Pirineos pueden presumir de bellos paisajes montañosos, valles de dulce calma y cielos plagados de estrellas. Los efectos beneficiosos de las aguas termales se conocen desde época romana, lo saben bien los ejércitos de Julio César que eran enviados a las fuentes termales de Barèges para que sanaran de sus heridas.

A continuación, os recomiendo tres de los ocho balnearios que encontrarás en Altos Pirineos, donde además de las ventajas del agua termal y sus indicaciones terapéuticas, encontrarás unas instalaciones elegantes, un entorno paisajístico de excepción y algunos extraordinarios métodos curativos, dignos de la Reina de Saba.

Si lo tuyo son los baños de fragancias, las burbujas de los jacuzzis, el vapor de los hammam, el erotismo de las saunas y las duchas tropicales… tu sitio está aquí. Preparado porque vas a experimentar un intenso placer practicando el turismo de salud.

Balnéa (Génos-Loudenvielle)
Aire Libre
Baños Japoneses de Balnéa. Fotografía: Balnéa
Empezamos nuestra selección por el increíble Balneario de Balnéa donde dicen que se encuentran todos los baños del mundo y está considerado el centro de balneoterapia de montaña más grande de Francia. Lo cierto es que es un lugar espectacular, situado junto al Lago de Génos-Loudenvielle, la luz, el espacio y el lugar te dejará atónito. Si además planificas tu visita en época de nieves, la sensación de estar sumergido en la piscina de agua caliente mientras todo a tu alrededor permanece nevado debe ser inolvidable. Si como yo, te encuentras que no hay ni un copo de nieve, no decaigas, el paisaje montañoso que lo rodea con picos que se elevan a 3.000 metros de altitud es también maravilloso en cualquier época del año. De todas formas no me he resistido a robarles una foto para que veas qué bonito es Balnéa nevado.


Piscina termal familiar
Baños Amerindios de Balnéa
Los espacios de Balnéa son como un viaje iniciático al termalismo del mundo, en primer lugar, encontrarás los Baños Amerindios; ideal para disfrutar de un poco de acción rodeado de grandes columnas de madera de pino y tótems de madera maciza que te trasladan a Norteamérica. Es el espacio indicado para las familias, aquí podrás hacer bastante el indio (nunca mejor dicho). En este espacio hay una gran piscina con agua a 33 grados, camas de burbujas, géiseres, duchas de hidromasaje, jacuzzis, cascadas y también podrás nadar contracorriente (cuidado con los niños que están por todas partes).


Balneario
Baños Romanos de Balnéa
Otro de los espacios en Balnéa son los Baños Romanos donde impera la calma, la serenidad y la curación, para ello se impide la entrada a niños menores de 12 años (yo lo elevaría a los 25). Una cúpula de cristal con luz natural, azulejos árabes y un recinto de inspiración grecorromana donde impera la piedra, cobijan una piscina con agua a 33°C. Chorros de hidromasaje, bancos calientes, cuellos de cisne… Bajo el agua del baño musical suena una melodía y el ambiente huele a jazmín, si consigues vencer el sopor embriagador, vete de cabeza a otros placeres secretos: el caldarium a 36°C que debes alternar con el frigidarium a 14°C (no hay huevos) y el tepidarium donde te esperan miles de burbujas.


Balneario
Espacio Onsen de Balnéa
En Balnéa también te espera un Baño Japonés, para entrar al Espacio Onsen tendrás que cruzar un pasillo con chorros de agua a 33°C y una cama de guijarros que te masajearán la planta del pie (más o menos como si fueras un faquir y según tu grado de tolerancia). Los jets de agua te masajearán desde los tobillos hasta los muslos, no sufras, tu periplo te llevará hasta las tres piscinas exteriores con vistas panorámicas que componen el Baño Japonés de Balnéa (a 33°C, 37°C y 40°C). No te pierdas las dos saunas de vidrio con vistas panorámicas al valle y las montañas y la sala de crioterapia (he tenido que mirarlo en Internet porque me ha dado miedo, pero básicamente es un shock térmico de 3 minutos con instantes a -160°C). El jardín japonés de Balnéa nevado es una mariconada al lado de esto.

Más información: Balnéa. Dirección: Génos, 65510 Loudenvielle. Teléfono: 05 62 491 919. Entrada: 19 €. Web: Balneario de Balnéa.

Aquensis Spa Thermal (Bagnères-de-Bigorre)
Bagnères-de-Bigorre
Aquensis
A los pies del Pic du Midi se encuentra este balneario que parece una catedral del bienestar (y nunca mejor dicho). Llegar hasta Aquensis es hacerlo a un palacete señorial de fachada de color azul con un interior sorprendente. El edificio que alberga este espacio termal es una joya arquitectónica de 3.000 m2 que os seguirá sorprendiendo una vez dentro. Aquí os espera un espacio de grandes dimensiones con una impresionante estructura de madera de alerce a la que sólo le falta follaje para parecer un inmenso bosque o un recubrimiento de mosaico para parecer la Sagrada Familia.

Hammam de Aquensis. Fotografía: Aquensis, Spa thermal®
Hay que descubrir los salones del siglo XIX del primer piso, así como el enorme hammam lleno de estancias de mármol y salas abovedadas que te transporta a Oriente Medio de un solo plumazo (He tenido que robar otra foto para que lo vieras, ya que el vapor me impidió hacer mis propias fotografías). En el hammam de Aquensis disponen de té gratuito y zonas de descanso donde disfrutar de la bebida y de la decoración.

Bagnères-de-Bigorre
Terraza de Aquensis. Fotografía: Aquensis, Spa thermal®
El agua caliente natural es beneficiosa, pero si además es agua sulfurada, se convierte en alivio y bienestar para el cuerpo y la mente. Las aguas brotan en Bagnères-de-Bigorre desde antiguas fuentes naturales situadas a unos 200 metros de profundidad a una temperatura de 50°C. Son aguas naturalmente ricas en oligoelementos, calcio, sulfato y magnesio que poseen propiedades calmantes y antiespasmódicas. En la piscina principal de Aquensis podrás nadar contracorriente, zambullirte en un hidromasaje o disfrutar de las cascadas y chorros de agua termal. Mientras que en la piscina lateral disfrutarás de hidromasajes y música bajo el agua. En la azotea de Aquensis encontrarás jacuzzis al aire libre y saunas finlandesas. En el Espacio Bienestar se realizan tratamientos de belleza como baños con leche de burra o tratamientos con aceites esenciales bio.

Más información: Aquensis, Spa thermal®. Dirección: Rue du Pont d’Arras, 65200 Bagnères-de-Bigorre. Teléfono: 05 62 958 690. Entrada: 17’5 €. Web: Aquensis Spa Thermal.

Luzéa (Luz Saint Sauveur)
Balneario
Luzéa
Cerca del magnífico Cirque de Gavarnie se encuentra el Balneario de Luzéa. Dicen que en uno de sus salones se relajaba la esposa de Napoleón III; la Emperatriz Eugenia de Montijo, quien puso de moda las estancias en los balnearios y las curas termales. Acudía con tanta frecuencia a Luzéa, su balneario favorito, que Napoleón construyó específicamente una “carretera termal” que permitía hacer una parada por etapa en cada uno de los balnearios de los Pirineos. Las aguas termales de Luzéa son ricas en azufre y sales minerales que afloran a 33°C. El sulfato, el sodio y la riqueza en gases raros favorecen la curación de afecciones ginecológicas, insuficiencias venosas, linfáticas e infecciones de las vías respiratorias.


Balneario
Luzéa 
El Balneario de Luzéa se compone de varios espacios de estilo neoclásico donde predomina el mármol y el cristal. En Luzéa encontrarás piscinas con chorros de masaje, jacuzzis suspendidos, un hammam oriental, saunas, baños y sala de mármol climatizada con bancos calientes. Además, en Luzéa se realizan masajes y tratamientos personalizados. Si puedes pídete un masaje de piedras calientes; una técnica masajista de origen amerindio que calienta las piedras de basalto o de mármol a 50°C. Sus beneficios son múltiples desde acción desintoxicante, activador de la circulación sanguínea, hasta para combatir las tensiones musculares. También hacen masajes gourmets de chocolate o masaje de caramelo con mantequilla, así como distintos tratamientos de varias semanas de duración.

Más información: Luzéa Les Thermes de Luz Saint Sauveur. Dirección: Avenue Impératrice Eugénie 31, 65120 Luz Saint Sauveur. Teléfono: 05 62 928 158. Entrada: 18 €. Web: Balneario de Luzéa.

La Boutique de los Altos Pirineos ofrece una Ruta de los Spas de 7 noches de duración, con media pensión y entrada a 7 Spas (Aquensis, Balnéa, Cieléo, Le Jardin des Bains, Les Bains du Rocher, Luzéa y Sensoria) a partir de 568 €.

Publicar un comentario

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total