16 abril 2015

Viaje por libre a Dordoña Périgord


Desplegar un mapa de Francia es como abrir un joyero lleno de departamentos. Cada una de esas curiosas secciones de nuestro “cofre viajero” guarda algunas de las joyas que hace que un viaje a este país, siempre sea un acierto. Francia es el quinto país en cantidad de sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO a nivel mundial, y cualquiera de las regiones que elijas para hacer una escapada, te asegura un mínimo de lugares emblemáticos.

Hoy quiero recorrer con vosotros una parte de Dordoña a la que se ha anexionado la antigua provincia del Périgord. Ambos territorios están situados en la región de Aquitania, al sudoeste de Francia, y para no entrar en conflicto de donde empieza una o donde acaba la otra, en este post viajero, trataré a Dordoña Périgord como un territorio único, porque si algo desconoce un buen viajero es ¡el límite de las fronteras territoriales!.

En Dordoña Périgord han permanecido intactas algunas de las 400 “Bastides” (ciudades fortificadas) construidas en la Edad Media. Estas ciudades-fortaleza medievales se construyeron en una época en que los reyes de Inglaterra y los reyes de Francia luchaban para imponer su supremacía, así que (para disfrute de los viajeros de hoy en día que podemos admirar estos lugares) le pusieron muchas ganas y dedicaron muchos esfuerzos para superarse y construir bien. La conservación de estas ciudades, así como los castillos y casas señoriales es excepcional.

Viajar a Dordoña Périgord es viajar en una estupenda máquina del tiempo para transportarse a la Edad Media. Aquí no hace falta usar la imaginación para reconstruir la historia del medievo o para imaginarte una cruenta batalla. La vida y supervivencia del campesinado o el esplendor de la burguesía de antaño están presentes en cada uno de los rincones que hemos visitado. En Dordoña Périgord todo parece bañado de una patina que ha conservado el furor de la guerra, las mieles del paisaje sin construcciones actuales y la imponencia y belleza de sus castillos que siguen habitados por la magia de otro tiempo.

Si quieres ver máquinas defensivas -o de ataque- como en las películas, descubrir las fórmulas y herramientas de tortura medieval o cómo vivían las clases sociales en las ciudades de la Edad Media, la ruta que viene a continuación os va a encantar, os lo puedo asegurar.

¿Qué ver en Dordoña Périgord?
Es fácil encontrar atractivos en la segunda región con mayor número de poblaciones declaradas “Les Plus Beaux Villages de France” (Villas más bellas de Francia). Durante el trayecto realizado en coche, la banda sonora del interior del vehículo era un estribillo repetitivo de: “mirad, qué bonito”, “¿has visto que pedazo de castillo?” y un millón de “¡Uaaalaaaa, qué pasada!”, así que sin entretenerme mucho más, aquí va mi lista de sugerencias para descubrir el “Pays des Bastides”. En próximas publicaciones os iré descubriendo cada una de estas joyas de mi “cofre viajero” y de qué piedra preciosa está realizada.

Ruta de 4 días por Dordoña Périgord
  • Bergerac. Ligado a la figura de Cyrano de Bergerac, la población esconde lugares llenos de anécdotas e historias que mezclan realidad y ficción en un escenario bien conservado que invita a perderse por sus calles y por su mercado semanal.
  • Castillo de Monbazillac. El olvido de unos monjes del siglo X convirtió el vino de Monbazillac en néctar, y en la actualidad se sigue produciendo vino en sus propios viñedos en un excepcional paisaje donde destaca su castillo de cuento.
  • Castillo de Bridoire. Si quieres jugar como un niño o enseñar a los más pequeños divertidos juegos medievales este es el lugar indicado. Los mayores disfrutarán con las Fraises d'amour o el olor del chocolate fundido de su cocina medieval que sigue funcionando.
  • Issigeac. Esta pequeña población sirve de estudio para conocer más sobre las particularidades de la edad media. Bellos ejemplos de casas con saledizo, distintos tejados medievales, el pago del diezmo o para qué servían los espacios pequeños que hay entre las casas.
  • Monpazier. En la Edad Media los habitantes de Monpazier eran considerados “libres” y no es de extrañar que en aquella época, todas las puertas cobraran una tasa para entrar, menos en la Puerta del Paraíso que permitía la entrada a los más desfavorecidos, pero esta historia os la contaré otro día.
  • Beaumont-du-Périgord. Su impresionante Iglesia-fortaleza o la animada Plaza con sus pórticos soleados son el punto de salida perfecto para continuar paseando por su muralla y descubrir tiendas con mucho encanto.
  • Sarlat. La denominada “Ville d’Art et d’Histoire” es una de las visitas imprescindibles de Dordoña Périgord. Aquí os espera una hermosa ciudad medieval con palacios, mansiones y rincones que os trasladarán al universo del siglo XVII y que os dejarán maravillados.
  • Maison Forte de Reignac. Un excepcional lugar donde vivir la experiencia de un viaje en el tiempo. Las habitaciones están acondicionadas y decoradas de tal manera que parece realmente que aquí vivan los señores de Reignac. Mesas con comida, chimeneas encendidas y una interesante exposición sobre el lado oscuro de la Edad Media: la Inquisición y la tortura.
  • Beynac et Cazenac. Es el lugar ideal para subirse en una gabarra tradicional de la zona y recorrer en un crucero fluvial, los pueblos que se abren al paso a orillas del río Dordogne. Castillos construidos sobre pequeños acantilados, calles empedradas y vistas excepcionales os aguardan.
  • La Roque Gageac. Nunca una calle tuvo mejores vistas, una visita corta con apenas unos cientos de metros de recorrido pero que invita a ascender hasta su iglesia flanqueada por palmeras. Si disponéis de tiempo subiros en una gabarra o buscar un lugar en la otra orilla para disfrutar de las vistas y del paisaje.
  • Jardín de Marqueyssac. Si Alicia hubiera existido de verdad, hubiera perseguido al Conejo Blanco con chaleco y a la Reina de Corazones en este jardín; uno de los más visitados de Aquitania. Tres caminos recorren un total de 6 Km. de paseos arbolados, miradores y rincones donde el boj se torna el protagonista indiscutible. 150.000 setos son cortados a mano dos veces al año para asegurarse el color y la forma.
  • Castelnaud la Chapelle. Es el mejor museo de guerra de la Edad Media de la región. Un bastión con máquinas de guerra medievales a tamaño natural, torres de artillería y un campo de tiro son el escenario ideal para las numerosas actividades que se realizan en el castillo. Cuentos medievales, demostración de tiro en trabuquete (pequeña catapulta) o uso de armas, así como espectáculos nocturnos con vestimenta y personajes medievales sirven para que grandes y pequeños disfruten de este monumento histórico.
  • Domme. Una ciudad para descubrir paseando. La gruta natural más grande de la comarca del Périgord Negro, la Casa del Gobernador, el Molino del rey, el paseo por las fortificaciones y puertas de acceso o el descubrimiento de los “graffiti” que cincelaron los templarios en las paredes, consiguen por un momento, que nos olvidemos de volver a casa.
  • Villefranche du Périgord. Es la bastida francesa más antigua de la región, fundada en 1261 por el hermano de Luis IX de Francia. La Plaza del Mercado conserva el encanto del corazón medieval de los pueblos fortificados, con arcadas que protegían a los comerciantes en la Edad Media y que ahora sirven para disfrutar de las fiestas gastronómicas en el País del Castaño.

Si dispones de una semana puedes completar tu ruta por Aquitania con las poblaciones de Eymet, Cadouin, Puyguilhem y Saint Avit Senieur. Además de incluir algunos de los lugares más interesantes de la “cuna prehistórica” como las Cuevas de Lascaux, la villa troglodita de la Madeleine o el Sitio del Hombre de Cromañón.

Si eres tan afortunado como para disponer de varias semanas para realizar un viaje a esta región de Francia, cercana a Cataluña y al País Vasco, puedes incluir también: Beauregard-et-Barsac, Belvès, Château de Biron, Château de Bourdeilles, Château de Fénelon, Château de Hautefort, Château de Mareuil, Château de Puymartin, Fonroque, Labastide-Monestier, Lalinde, Limeuil, Molières, Saint-Amand-de-Coly, Saint-Jean-de-Côle, Saint-Léon-sur-Vézère y Villefranche-de-Lonchat. No importa qué joya arquitectónica o rincón paisajístico elijas, estás en una región con centenares de lugares clasificados “Monumento histórico”, algunos conservados y decorados tal cual existieron en su época. La mayoría respetan con sumo detalle y potencian esa imagen de destino medieval, incluso en el mobiliario urbano actual que incluyen un guiño a la Edad Media y que no desentonan.

En próximos posts iré descubriendo los lugares que más me impactaron y os daré mi recomendación de alojamientos y restaurantes. Si te ha gustado el post o tienes alguna pregunta, no seas tímido y deja en el blog de Planeta Dunia tu comentario.

Si estáis pensando en hacer una escapada a Dordoña Périgord quizás os interese leer el post: Los castillos más interesantes de Dordogne Périgord


Más información sobre Dordoña Périgord: Cómo llegar, cuánto cuesta
Transporte: En coche os esperan entre 500 y 600 Km. desde Zaragoza, Barcelona o Bilbao (Autopista A63 hasta Burdeos y la A89 hasta Périgueux o Bergerac. Acceso desde la frontera catalana por La Jonquera. Autopista A9 y A61 dirección Toulouse. Autopista A62 dirección Limoges-Montauban y A20 dirección París hasta la salida Souillac o Brive la Gaillarde o autopista A62 dirección Bordeaux; salida Marmande y carretera D933 dirección Bergerac.
En avión: Los aeropuertos de Burdeos o Toulouse pueden ser una buena puerta de acceso a Dordoña Périgord, aunque después lo más recomendable es alquilar un coche.
Autopista: Los gastos de autopista en el trayecto catalán supone unos 30 € aproximadamente (ida y vuelta) y en Francia ascienden a 60 € aprox. (i/v).
En tren: La linea 26 une Burdeos con Bergerac y Sarlat. En la web del Ter Aquitaine encontraréis tarifas, horarios e información.
Web turismo: Comite Departemental du Tourisme de la Dordogne. Información Departamento Dordoña Périgord (en español).

Toda la información generada en Redes Sociales sobre mi escapada a Dordoña Périgord, se puede consultar con el hashtag #PDDordoñaPerigord.

1 comentario:

Dani A.F. dijo...

holaaa,

Fa temps que tinc ganes de visitar Dordonya i el Perigord. Molt útil la informació que has penjat. Salutacions

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total