03 marzo 2014

Castelsardo (Cerdeña)


Castelsardo está situada en la provincia sarda de Sassari. Domina la panorámica un precioso y coqueto castillo medieval que no le quita protagonismo, al encanto que de por sí tiene, este pueblo pesquero del norte de Cerdeña.

Una linea de autobús para tres veces al día para que, los amantes del buen comer o de la cestería, disfruten de los productos que tanto los marineros locales como las artesanas, consiguen aflorar gracias a sus manos.

El Casco Antiguo de este pintoresco pueblo es de visita obligada, localizado en un promontorio rocoso dominando el mar y unas hermosas vistas. Además de la fortaleza, se puede admirar la Cattedrale di Sant'Antonio Abate y su campanario, decorado con tejas de mayólica esmaltada de factura española. Porque una vez Castelsardo fue “Castel Aragonese”; una plaza conquistada por la Corona de Aragón en el año 1448.

Los poco más 5.600 habitantes de este bello rincón de Cerdeña se multiplican sobretodo en Semana Santa cuando las procesiones con antorchas, trajes regionales, cantos tradicionales de origen catalán y aragonés, y una mezcla de antiguos ritos, acaparan la atención de sus visitantes. Adicionalmente el Lunes Santo o Lunissanti un Cristo Negro del siglo XIV, es paseado por las calles en una de las procesiones más impactantes de la isla.

Castelsardo forma parte de la asociación de “Los más bellos pueblos de Italia” y ¡no es para menos! con un magnífico conjunto medieval fortificado bien conservado, impresionantes vistas al mar, caminos para recorrer rodeado de flores y plantas, o pequeños negocios de artesanía que sobreviven trenzando canastas y cestas con algas o cañas de palmera enana, son suficientes motivos para hacer una escapada y disfrutar del encanto del Mar Mediterráneo.

2 comentarios:

Lonifasiko dijo...

Precioso sitio del que guardamos un grato recuerdo, tanto del pueblo como de las bellas playas que tiene cerca, por ejemplo Lu Bagnu.

Hicimos un par de noches en Agosto, hacía mucho calor, y todavía nos acordamos de la excelente pizza que degustamos en la terraza de un restaurante ubicado en una callejuela del casco antiguo. También nos solemos reir recordando el sofocón que nos entró tras probar un vino blanco de la zona, Vermentino di Gallura para más señas, yo no dormí en toda la noche :).

SaludoX!

Planeta Dunia dijo...

Gracias por tus palabras, compartir momentos especiales de un mismo lugar embellece cualquier post.

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total