25 noviembre 2013

Fuerte de Mehrangarh (Jodhpur)


La ruta preparada para el viaje a Rajastán ocupa 151 páginas de Microsoft Word, digamos que como guía básica para no perderse nada es más que suficiente. Siempre que realizo un viaje, por pequeño que sea, me gusta reunir en un documento los lugares que serían interesantes visitar.

Jodhpur, conocida como la Ciudad Azul, ocupa uno de esos lugares en mi guía marcados en negrita y subrayados, que quise visitar en mi ruta por el noroeste de la India. Situada a 470 Km. al suroeste de Nueva Delhi, es la segunda ciudad importante del Rajastán. La arena del gran Desierto de Thar lame el límite impuesto por la muralla de su magnífica fortaleza.

En el trayecto entre Jaisalmer y Jaipur, se encuentra el Fuerte de Mehrangarh “el fuerte majestuoso”; la residencia-fortaleza rajput más impresionante de la India. Colgada sobre una colina a 120 metros de altura, domina una amplia extensión de llanura que nuestra vista puede contemplar hasta ver el Fuerte de Kumbhalgarh situado a 130 Km.

La muralla de Mehrangarh fue construida en 1459, en piedra caliza de color ocre, por su primer maharajá; Rao Jodha. Mide 10 kilómetros de perímetro, 21 metros de ancho y 36 metros de altura, que quedan protegidos por 8 puertas y 101 torreones que impedían la entrada de invasores y del mismísimo viento del desierto. No es de extrañar que la visita a esta descomunal e inmensa fortificación dure entre 2 ó 3 horas. Su preciosa vista panorámica es inmejorable y ¡altamente recomendable!

El acceso al fuerte se realiza a través de siete puertas, algunas fortificadas, otras protegidas con grandes clavos que impedían el paso de los elefantes enemigos, nunca nadie ha sido capaz de derribar sus puertas. Tras recorrer algunas calles en codo, para despistar a los asaltantes, se llega a la altísima Jai Pol o Puerta de la Victoria.

Tras esta puerta se extiende uno de los símbolos de poder de la región, una maravillosa mezcla de elementos mogoles, persas e hindúes, cuyas partes más antiguas datan del siglo XV, aunque la mayor parte conservada es del siglo XVII. En el interior nos esperan al menos 33 puntos de interés entre los que se encuentran: dos puertas más (Dedh Kangra Pol y Loha Pol o Puerta de Hierro). Junto a esta puerta se pueden ver las huellas de las manos de 15 maharaníes reales; mujeres del maharajá Man Singh, que se arrojaron vivas en 1843 a su pira funeraria.

Tres templos (Chamunda Devi, Nagnechiji, Murli Manghargh), siete conjuntos palaciegos (Zenana o Palacio de las reinas, Takhat Mahal, Phul Mahal o Palacio de las Flores, Moti Mahal o Palacio de la Perla, Khab ka Mahal, Jhanki Mahal o Palacio de las Miradas, Sukh Mahal o Palacio del Placer). Todos ellos construidos en fina arenisca maleable en su origen y que ha sido tallada como si fuera el trabajo de un maravilloso encaje. El tiempo ha endurecido la piedra y le ha dado belleza infinita.

Por último os recomiendo una visita por el Museo del fuerte; trajes de seda, armas (en la Edad Media el trabajo de los artesanos las elevaron a obras de arte), pinturas en miniatura, carrozas, monturas de elefantes, palanquines o cunas mecedoras, forman parte de este peculiar lugar que combina celosías de arenisca con una magnífica fortaleza inexpugnable.


Más información: Jodhpur, India. Horario: diariamente de 9 a 17 h. Entrada (incluye audio-guía): 400 rupias. Permiso para fotografías: 100 rupias. Web: http://mehrangarh.org/

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total